Islam
کتیبه مسجد.png

La oración (en árabe: صلاة, salat) es la práctica más importante de los musulmanes, en la cual se ha hecho mucho hincapié en las aleyas del Sagrado Corán y en las narraciones de los infalibles (P). Las aleyas coránicas y las narraciones han mencionado este acto como el pilar de la religión, la ascensión del espíritu, la purificación del alma, el alejamiento de los pecados, la distancia entre la fe y la incredulidad, la primera práctica sobre la cual se interrogará a cada ser humano en el Día de la Resurrección y el requisito para la aceptación de las obras ante Dios.
La oración es obligatoria para los musulmanes desde antes de la emigración del Profeta (PBD) (Hégira). Al inicio del Islam, los musulmanes realizaban la oración en dirección a la Mezquita al-Aqsa (Quds), pero a partir del segundo año después de la Hégira, se cambió la Qibla por mandato de Dios, y los musulmanes realizaron la oración hacia la dirección de la Kaaba.

Además de sus aspectos espirituales, la oración se conoce como el lema más importante del Islam. La oración del viernes y la oración colectiva muestran el aspecto social de esta obra.

Además de las oraciones obligatorias, hay muchas oraciones preferibles que se han recomendado en lanarraciones, cuyas recompensas y beneficios son tanto para este mundo como para la vida del Más Allá. Entre ellas, las más importantes son las oraciones recomendables de la medianoche y las oraciones preferibles diarias (Nafila) que se realizan junto a las oraciones obligatorias.


Contenido

Terminología

La palabra árabe "صلاة" (Salat) viene de la raíz "ص ل و" que literalmente significa orar[1] y en la terminología islámica se refiere a la obra de la oración. En español, se utilizan varias palabras tales como “oración”, “rezo” y “plegaria” que dan este sentido.

Importancia

La palabra Salat (oración) y sus derivados se han mencionado 98 veces en el Sagrado Corán. Esta obra tiene tanta importancia que se ha mencionado como la primera práctica individual y social de la fe. Se ha dicho en el Sagrado Corán que en el Más Allá, aquellos que están en el fuego infernal declaran que la primera causa de su ingreso al Infierno es que ellos no habían realizado la oración en la vida mundana. [2] Además, las personas que eran negligentes en su oración se han mencionado en el Sagrado Corán como aquellos que niegan la religión. [3]En el Sagrado Corán ninguna práctica obligatoria se ha destacado tanto como la oración.
La oración es la vía para alcanzar la prosperidad, el medio de los musulmanes cuando se enfrentan a problemas y una de las recomendaciones de los mensajeros de Dios (P) a su pueblo y a su familia para lograr la felicidad en esta vida y en la otra.[4]
La oración tiene una posición notable en los discursos y la conducta del Profeta Muhammad (PBD) y de los Imames Infalibles (P). Se han mencionado miles de narraciones acerca de la importancia de la oración en las fuentes shiítas como los libros de Wasa'il al-Shi’ah y Mustadrak al-Wasa'il. La oración que realizó el Imam Husain (P) y sus compañeros al mediodía de Ashûra es una muestra de la importancia de la oración.

En las narraciones islámicas, la oración se ha presentado por medio de diferentes expresiones:

  • El pilar de la religión, [5]
  • La ascensión del creyente, [6]
  • La luz del creyente, [7]
  • El signo de la fe, [8]
  • El mejor medio para acercarse a Dios, [9]
  • La bandera y la señal del Islam,
  • La llave del Paraíso, [10]
  • La luz (alegría) de los ojos del Profeta (PBD), [11]
  • Una de las mejores prácticas en el Día de Resurrección,[12]
  • La primera práctica sobre la cual se interrogará en el Día de Resurrección, [13]
  • Un criterio para reconocer a los shiítas verdaderos,[14]
  • Un compañero para el hombre en la oscuridad de la tumba,[15]
  • La provisión para la vida del Más Allá,[16]
  • Un medio para que las súplicas sean escuchadas, [17]
  • Un medio para purificar el espíritu, [18]
  • Una fortaleza contra el diablo (Satanás),[19]
  • El precursor de otras prácticas y acciones,[20]
  • Un medio para alejarse de la arrogancia,[21]
  • La expiación de los pecados,[22]
  • Un medio para alejar al Diablo,[23]
  • La luz de la casa, [24]
  • Un medio para alejar las calamidades,[25]
  • Un medio para superar la tristeza,[26]
  • El permiso para pasar el puente de Sirat en el Día de Resurrección,[27]
  • La primera práctica obligatoria divina. [28]


Por otra parte, según las narraciones islámicas, abandonar y menospreciar la oración tendrá severos castigos y malas consecuencias como:

  • Ser ingresado al Infierno,[29]
  • Ser incrédulo o hipócrita,[30]
  • Sentir remordimiento en el mundo de Barzaj (limbo)[31]
  • Ser privado de la intercesión de los infalibles (P),[32]
  • Tener una vida sin bendiciones,
  • Perder la bendición de la propiedad,
  • La oscuridad del rostro,
  • No tener recompensas por las buenas obras,
  • Una muerte con desprecio,
  • No alcanzarlos deseos y súplicas,
  • Perder las recompensas de otras prácticas,
  • La muerte con humillación,
  • Las súplicas no serán respondidas,
  • La oscuridad y la presión en la tumba,
  • Castigos severos y rigurosos juicios en el Día de Resurrección,
  • Perder la bendición de Dios. [33]

Historia de la oración en las religiones anteriores

La oración es una adoración practicada en todas las religiones celestiales. Las oraciones de algunos profetas (P) como Abraham (P),[34] Ismael (P),[35] Isaac (P), Moisés (P),[36] Zacarías (P),[37] (Jesús (P)[38] y Shu'aib (P)[39] se han mencionado en el Sagrado Corán. Igualmente las narraciones islámicas han hablado de la oración de muchos otros profetas como Adán (P).[40]
Según las enseñanzas coránicas, la oración no pertenece exclusivamente a los seres humanos, sino que cada criatura que está en la tierra o en los cielos tiene su propia forma de oración y de dirigirse a Dios, el Altísimo:
"¿Acaso no has visto que quienes están en los cielos y en la Tierra y las aves con sus alas desplegadas glorifican a Dios? Cada cual sabe como rezar y glorificar y Dios sabe bien lo que ellos hacen”.(Corán: 24: 41)
En el Judaísmo, la oración judía (en hebreo: תְּפִלָּה; tefilá) es una práctica que se realiza cada tres días y además de ellas, los judíos ortodoxos tienen otra oración que se realiza los días sábados.
En el Cristianismo, la oración se realiza para comunicarse con Dios, Jesús (P), el Espíritu Santo y la Santa María. La oración cristiana se practica en diferentes formas en las sectas del cristianismo. Al inicio de la llegada del Islam, durante los años de la invitación secreta del Profeta (PBD), el Profeta Muhammad (PBD) realizaba la oración junto al Imam Alí (P) y la Señora Jadiya (P). Pero la obligación en sí de las oraciones diarias fue anunciada dieciocho meses antes de la Hégira, en la noche de la ascensión del Profeta (PBD) (Mi'ray). Al inicio, estas oraciones se componían de dos ciclos (Rak'a). Sin embargo, el primer año después de la Emigración, otros siete ciclos fueron añadidos a ellas y es entonces cuando fue presentada la forma completa de las oraciones diarias.[41]

Tipos de oración

La oración es una adoración prescrita por Dios y nadie tiene la autoridad de innovar acerca de una nueva forma de oración que no ha existido antes en la religión.
Los tipos de oración en el Islam son los que se mencionan a continuación:

Oraciones obligatorias

Las oraciones obligatorias se clasifican en dos tipos principales:

Oraciones obligatorias diarias

Oraciones Obligatorias Diarias Horario Ciclos
Oración del alba después del alba y antes de la salida del sol 2
Oración del mediodía después del mediodía hasta la puesta del sol 4
Oración de la tarde después de la oración del mediodía hasta antes del ocaso 4
Oración del ocaso después del ocaso hasta la medianoche 3
Oración de la noche después de la oración del ocaso hasta la medianoche 4


Las Oraciones obligatorias diarias: son cinco oraciones en total y se componen de 17 ciclos (Rak'a).
La manera y el horario de las oraciones diarias:

1- La oración del alba: Está compuesta por 2 ciclos, y se realiza después del alba (amanecer) y antes de la salida del sol. Los hombres tienen como obligación recitar las Suras de esta oración en voz alta.
2- La oración del mediodía: Está compuesta por 4 ciclos, y se realiza después del mediodía hasta la puesta del sol. Las Suras de esta oración se deben recitar en voz baja (despacio).
3- La oración de la tarde: Está compuesta por 4 ciclos, y se realiza después de la oración del mediodía hasta antes del ocaso (anochecer). Las Suras de esta oración se deben recitar en voz baja (despacio).
4- La oración del ocaso: Está compuesta por 3 ciclos, y se realiza después del ocaso (anochecer) hasta la medianoche. Los hombres tienen que recitar las Suras de esta oración en voz alta.
5- La oración de la noche: Está compuesta por 4 ciclos, y se realiza después de la oración del ocaso hasta la medianoche. Los varones tienen que recitar las Suras de esta oración en voz alta.

Es de hacer notar, que al viajar, las oraciones que son de 4 ciclos se reducen a2 ciclos y se denominan “oración del viajero”.

Otras oraciones obligatorias

  • La oración de compensación (Qada): Si una persona no realiza la oración en su horario determinado, ha cometido un pecado y debe repetir esta oración más tarde con la intención de compensación.
  • La oración de Aiat (signos): Cada vez que ocurren los siguientes fenómenos naturales en la zona donde está la persona, esta oración se hace obligatoria:

Después de eclipse lunar o eclipse de sol (sea parcial o completo) y también después de un temblor, se obliga absolutamente a realizar la oración de Aiat.
Además, después de que ocurra un relámpág.o, trueno, tormentas y otros sucesos naturales, se obliga a realizar la oración de Aiat siempre y cuando estos fenómenos hayan causado pánico y gran temor entre la mayoría de la gente.

  • La oración fúnebre: Esta oración se realiza para el difunto musulmán, antes de su entierro.

Oraciones preferibles

La oración es la práctica más hermosa y perfecta de adoración a Dios, y por lo tanto, además de las oraciones obligatorias, hay una gran cantidad de oraciones recomendables en el Islam. Se puede afirmar que para casi todas las ocasiones o eventos religiososhay una oración especial. La mayoría de estas oraciones se han explicado en el libro de Mafatih al-Yinan (Llaves del Paraíso).

Las oraciones preferibles diarias (Nafila)

Oraciones Preferibles Diarias(Nafila) Horario Ciclos
del alba antes de la oración obligatoria 2
del mediodía antes de la oración obligatoria 4 oraciones de 2 ciclos
de la tarde antes de la oración obligatoria 4 oraciones de 2 ciclos
del ocaso después de la oración obligatoria 2 oraciones de 2 ciclos
de la noche después de la oración obligatoria 2 ciclos en la posición de sentado

Las oraciones de Nafila son de las oraciones preferibles más importantes y recomendadas. Estas oraciones se realizan antes de las oraciones obligatorias diarias. Se ha narrado que la oración de Nafila compensa la falta de atención en las oraciones obligatorias.

La oración de la medianoche

La oración de la medianoche es una de las más importantes oraciones recomendables. Esta oración es de tanta importancia que era obligatoria para el Profeta Muhammad (PBD). Las narraciones islámicas han recomendado esta oración explicando sus efectos mundanos y espirituales:

  • Realizar esta oración otorga la amistad de los ángeles y la complacencia de Dios.
  • Es vista como luz divina por los habitantes de los cielos.
  • Es la luz del corazón.
  • Es la vía para alcanzar los deseos y súplicas,
  • Es la aceptación del arrepentimiento,
  • Es la compensación de los pecados,
  • Es la belleza del rostro.
  • Permite superar la tristeza,
  • Hace que uno sea amado entre la gente,
  • Aumenta la longevidad,
  • Aumenta la ganancia y las provisiones,
  • Facilita cubrirlas deudas,
  • Es la llave del Paraíso,
  • Esun permiso para pasar el puente de Sirat,
  • Es una luz para el creyente en la tumba y el Día de la Resurrección,
  • Elimina el miedo a la oscuridad de la tumba.

Otras oraciones recomendables

Algunas otras oraciones recomendables son:

Oración del viernes

La oración del viernes es uno de los símbolos políticos y religiosos más importantes del Islam. Esta oración tiene un gran valor e importancia y Dios ha invitado directamente a los hombres y mujeres creyentes a realizarla:
“¡Oh, creyentes! Cuando se convoque a la oración del viernes, apresuraos a acudir al recuerdo de Dios y dejad el comercio. Eso es mejor para vosotros; si supierais” (Corán: 62: 9)
Según las narraciones islámicas, la oración del viernes permite en el Día de la Resurrección que la persona esté protegida del fuego infernal, que se disminuya su temor y también que se perdonen sus pecados. La recompensa de participar en la oración del viernes es igual a la recompensa de realizar el Hayy (peregrinación a La Meca), para quien no puede realizarlo.
Es de hacer notar, que durante la presencia del Profeta (PBD) o los Imames infalibles (P), ésta oración es obligatoria definitivamente para cualquiera; pero durante la época de la ausencia del Imam (como nuestra época que el Imam Mahdi (P) está oculto), ésta oración es una obligación opcional, significa que el orante puede elegir entre realizar la oración del mediodía o la oración del viernes.

Reglas sobre la oración

Los requisitos de la oración

Antes de comenzar la oración, deben existir las condiciones preliminares para realizar la misma. En primer lugar, hay que realizar la ablución, y en algunas circunstancias el orante debe realizar el baño completo o el Tayammum. Luego, hay que orientarse hacia la Qibla (la Kaaba en La Meca) con la ropa y el cuerpo limpios y adecuados.

Las etapas obligatorias de la oración

Qunut (Imploración)
Tashahhud (Testimonio)

Los actos obligatorios de la oración son once:

  • 1- La intención,
  • 2-La posición de pie (Qiam),
  • 3- Takbiratul Ihram (decir: Allâhu akbar al comienzo de la oración),
  • 4- La prosternación,
  • 5- La inclinación,
  • 6- La recitación (de la sura AI-Fatiha y de otras suras),
  • 7- Glorificar y recordar a Allah durante la inclinación y la prosternación (al-Dikr),
  • 8- El testimonio de la fe (Tashah’hud)
  • 9- La salutación final de la oración,
  • 10- Observar el orden de los actos de la oración,
  • 11- Observar la continuidad de los actos de la oración.

Los actos obligatorios de la oración son de dos tipos: los esenciales (en árabe: رکن; Rukn: pilar) y los no esenciales.
Las primeras cinco etapas son los actos esenciales (Rukn) de la oración.
Los actos esenciales (pilares) de la oración son los actos que si no se realizan en la oración o se repiten añadiéndose en ella, ya sea por intención, por olvido o por descuido, la oración queda inválida.
Los actos no esenciales (los no pilares) de la oración son los actos que si se eliminan o se incrementan intencionalmente en la oración, la oración queda inválida; pero si ello ocurre involuntariamente, por olvido o por descuido, la oración se considera correcta. [42]

Cómo realizar la oración

El orante, estando parado, se orienta hacia la Qibla con tranquilidad y coloca la intención de la oración en su mente. Por ejemplo, dice “Voy a realizar 2 ciclos de la oración del alba para obedecer a Dios”.
Entonces, realiza el Takbiratul Ihram, pronunciando: “Al-lâhu akbar” (significa: Dios es el más grande) levantando las dos manos hasta alcanzar la altura de sus orejas.
A continuación, el orante recita la Sura Al-Fatiha, y después de ello, recita cualquier otra Sura completa que desea, como la Sura Al-Ijlas.
Luego de terminar la recitación coránica, dice“Al-lâhu akbar” y realiza la inclinación, significa que el orante se inclina de forma tal que sus manos puedan llegar a sus rodillas y dice tres veces “subhána-l-lâh” (Glorificado sea Dios) o una vez: “subhána rabbi al-'azimi wa bihamdih” (Glorificado y Alabado sea mi Altísimo Señor).
Después de realizar la inclinación, se levanta de nuevo y dice“Al-lâhu akbar”.
A continuación, el orante realiza la prosternación, es decir que se prosterna y pone su frente sobre el suelo (sobre algo que provenga de la tierra) y dice tres veces “subhána-l-lâh” (Glorificado sea Dios), o una vez “subhánarabbial 'a-la wabihamdih” (Glorificado y Alabado sea mi Altísimo Señor). Entonces, se sienta en sus rodillas por un rato y dice “Al-lâhu akbar”, e inmediatamente realiza la prosternación por segunda vez.

El segundo ciclo:
Después de la segunda prosternación, el orante se levanta y se pone de pie, y otra vez recita la Sura al-Fatiha con otra Sura del Sagrado Corán. A continuación, dice “Al-lâhu akbar” y en esta etapa es recomendable realizar la imploración (Qunut) es decir; que el orante levanta las dos manos enfrente del rostro, de modo que las palmas de la mano estén hacia arriba y recita cualquier súplica que desea e incluso se puede pedir a Dios con temor. Por ejemplo: "Rabbana atina fid-dunia hasana wa fil-ajirati hasana wa qina 'adhaban-naar” (¡Señor nuestro! Danos lo bueno en esta vida y lo bueno en la otra y protégenos del castigo del Fuego).
Después del Qunut, el orante realiza la inclinación y las dos prosternaciones luego de ella. A continuación, se sienta sobre las rodillas y realiza el testimonio (Tashah-hud).
En caso de que la oración se componga de 2 ciclos, después del testimonio del segundo ciclo, debe pronunciar la salutación final (Salam) y terminar la oración.

Si la oración se compone de 3 o 4 ciclos, después del Tashah-hud del segundo ciclo el orante debe ponerse de pie, y en el tercer ciclo en lugar de recitar la Sura al-Fatiha y la otra Sura, recita 3 veces: Subhanal-lahi walhamdu li-lahi wa la ilaha il-lal-lahu wal-lahu akbar (Glorificado sea Dios, y alabado sea, y no hay dios sino Dios y Dios es Grande). A continuación, realiza la inclinación y las dos prosternaciones, y si es una oración de 3 ciclos, termina la oración después de realizar el testimonio y la salutación final.
Si la oración se compone de 4 ciclos, el orante repite todo los que hizo en el tercer ciclo, y después de las dos prosternaciones del cuarto ciclo, se sienta y realiza el testimonio (Tshah-hud) y termina la oración pronunciando la salutación final.

Cómo realizar las oraciones recomendables

Todas las oraciones preferibles son de 2 ciclos, a excepción de la última oración de las oraciones preferibles de la medianoche (Oración de Watr) que se compone de un solo ciclo; y también otra oración recomendable llamada Salat al-A'rabi.
El resto de las oraciones preferibles se realizan de dos ciclos de la misma manera que la oración del alba.

Los protocolos y actos recomendables de la oración

Se han mencionado algunas prácticas recomendables para la oración. Entre ellas, las más importantes son:

  • Realizar la oración al inicio de su horario,
  • Pronunciar el Adhan y el Iqama,
  • Realizar la oración en la mezquita y en forma colectival,
  • Lograr una alta atención y profunda concentración durante la oración,
  • Ser humilde durante la oración.

Además, después de la oración es recomendable recitar algunas súplicas y pronunciar otros recuerdos preferibles tales como el Tasbih de la Señora Fátima Zahra (P). Todas estas súplicas y recuerdos elevan el valor y aceptación de la oración. La mayoría de estos actos y súplicas han sido explicados en el primer capítulo del libro de Mafatih al-Yinan (Llaves del Paraíso).

Filosofía de la oración

Las fuentes islámicas han considerado algunas filosofías para la oración, tales como:

  • Recordar a Dios es el fundamento, la base, el propósito, el espíritu, el fin y la filosofía detrás de la oración. [43] [44]
  • La oración fortalece el espíritu de adoración.
  • Por la oración, los pecados podrían ser perdonados y el orante recibe la Misericordia de Dios. Puesto que es necesario para el ser humano limpiar su cuerpo, también le es esencial quitarse la suciedad de los pecados que ha cubierto su corazón. [45]
  • La oración es una barrera que evita los pecados próximos, [46]ya que fortalece la fe y aumenta la piedad en el corazón del ser humano. Se ha mencionado en algunas narraciones de los Imames Infalibles (P) que algunas personas acostumbradas a cometer pecados, al realizar la oración, alcanzan un medio para que se arrepientan y reformen sus vidas.[47]
  • La oración elimina la negligencia. El peor obstáculo para los buscadores de Dios es olvidar el propósito de su creación. Sin embargo, la oración advierte al ser humano cinco veces al día que recuerde su estado real en este universo.
  • La oración destruye y elimina la arrogancia y el egoísmo del ser humano. [48]
  • La oración invita al hombre a purificar su vida de cualquier suciedad y maldad. Por ejemplo, el lugar de la oración, la ropa con la cual la persona reza, la alfombra sobre la cual se reza, y el agua que se utiliza para realizar la ablución, deben ser lícitos y estar libres de cualquier violación a los derechos ajenos.
  • La oración se debe realizar en unos horarios determinados; y contiene algunas etapas que deben observar un orden específico. Esto simplifica la aceptación de la disciplina y el orden en los programas en la vida del ser humano.
  • La oración reduce la impaciencia y la codicia. Dios Todopoderoso dice en el Sagrado Corán: “En verdad, el ser humano ha sido creado impaciente. Cuando le alcanza un mal se desespera. Y si le alcanza el bien es mezquino. Exceptuando a quienes rezan.” (Corán: 70: 19-22)
  • La oración fortalece al hombre para enfrentarse a las dificultades de la vida. Dios ha recomendado en dos partes del Sagrado Corán a buscar ayuda en la oración y en la paciencia. [49]

Notas

  1. Raqib Isfahani, al-Mufradat
  2. Corán: 74: 42
  3. Corán:107: 5
  4. “Solía invitar a su familia a la oración” (Corán: 19: 55)
  5. Mizan al-Hikma, tomo 5, pág. 370
  6. Kashf al-Asrar, tomo 2, pág. 676
  7. Shahab al-Ajbar, pág. 50, Nahy al-Fasaha, pág. 396
  8. Sha-hab al-Ajbar, pág. 59
  9. Tuhaf al-‘Uqul, pág. 455
  10. Nahy al-Fasaha, Hadiz: 1588
  11. Nahy al-Fasaha, Hadiz: 1343; Biharul Anwar, tomo 82, pág. 193
  12. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 3, pág. 7
  13. Kanz al-‘Ummal, tomo 7, Hadiz: 18859
  14. al-Jisal, tomo 1, pág. 102
  15. Biharul Amwar, tomo 82, pág. 232
  16. Ibíd.
  17. Biharul Amwar, tomo 82, pág. 1
  18. Kanz al-‘Ummal, tomo 7, Hadiz: 18931
  19. Qurar al-Hikam, pág. 56; Mizan al-Hikma, tomo 5, pág. 367
  20. Nahyul Balaga, carta: 27
  21. A’ian Shi’ah, tomo 1, pág. 316
  22. Abul Futuh Razi, Tafsir, Tomo 1, pág. 248
  23. Qurar al-Hikam, tomo 2, pág. 166
  24. Kanz al-‘Ummal, tomo 15, Hadiz: 41518
  25. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 1, pág. 184
  26. Wasa’il Shiah, tomo 5, pág. 263
  27. Biharul Anwar, tomo 98, pág. 168
  28. Kanz al-‘Ummal, tomo 7, Hadiz: 18851
  29. Nahyul Balaga, sermón: 190; Biharul Anwar, tomo 82, pág. 224
  30. Nahy al-Fasaha, pág. 279
  31. Biharul Anwar, tomo 77, pág. 89; Usul Kafi, tomo 2, pág. 65
  32. ,Man la Yahzuruhul Faqih, tomo 1, pág. 206
  33. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 3, pág. 23, Hadiz: 1
  34. ” ¡Señor mío! ¡Haz que yo y mis descendientes seamos de los que hacen la oración!” (Corán: 14: 40)
  35. (Corán: 19: 55)
  36. (Corán: 20: 14)
  37. ” Entonces, los ángeles le llamaron mientras él permanecía en pie rezando en su oratorio” (Corán: 3: 39)
  38. ” me ha encomendado la oración y el azaque mientras viva” (Corán: 19: 31)
  39. (Corán: 11: 87)
  40. Wasa’il Shi’ah, tomos 3, 9 y 10
  41. Biharul Anwar, tomo 19, pág. 130
  42. Emam Jomeini, Las leyes prácticas del Islam, cuestión: 942
  43. Corán: 20: 14
  44. Wasa’il Shi’ah, tomo 3, pág. 4
  45. Wasa’il Shi’ah, tomo 3, pág. 7
  46. Corán: 29: 45
  47. Mizan al-Hikma, tomo 5, pág. 371, Hadiz: 10254
  48. Nahyul Balaga, dicho: 252
  49. Corán: 2: 45 y 153

Bibliografía

  • Sagrado Coran
  • Nahyul Balaga
  • Al-Muttaqi, Alí, Kanz al-‘Ummal, Haidar Abad , 1364 hégira lunar.
  • Amidi, Abdul Wahed, Qurar al-Hikam, Teherán.
  • Amin, Mohsen, A’ian al-Shi’ah, 1403 hégira lunar.
  • Emam Jomeini, Las leyes prácticas del Islam.
  • Farhang Dehjoda.
  • Hurr ‘Ameli, Muhammad Ibn Hasan, Wasa’il al-Shi’ah, Qom, 1409 hégira lunar.
  • Ibn Shu’ba, Hasan, Tuhaf al-‘Uqul, 1363 hégira solar.
  • Kuleini, Muhammad, al-Kafi, 1407 hégira lunar.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, Teherán, 1362 hégira solar.
  • Nuri, Mirza Husain, Mustadrak al-Wasa’il, Qom, 1407 hégira lunar.
  • Paiande, Abul Qasim, Nahy al-Fasaha, 1387 hégira solar.
  • Qutb Rawandi, Sa’id, Shahab al-Ajbarm 1388 hégira solar.
  • Raqib Isfahani, al-Mufradat fi Qarib al-Qur’an.
  • Rei Shahri, Muhammad, Mizan al-Hikma.
  • Saduq, Muhammad Ibn Alí, al-Jisal, 1362 hégira solar.
  • Saduq, Muhammad Ibn Alí, Man la Yahzuruhul Faqih, 1367 hégira solar.
  • Tabataba’í, Muhammad Husain, Al-Mizan fi Tafsir al-Qur’an.