Ahlul-Bait (La paz sea con ellos)

(Redirigido desde «Ahlul-Bait (P)»)

El término Ahlul-Bait (en árabe: اهل البیت) hace referencia a la familia del Profeta Muhammad (PBD), la cual ha sido mencionada en la aleya 33 de la Sura al-Ahzab (aleya de Tathir) y también en la 23 de la Sura al-Shoura (aleya de Mawaddat). Este término se refiere a las siguientes personas: el Imam Alí (P), la honorable señora Fátima (P), el Imam Hasan (P), el Imam Husain (P) y los nueve Imames infalibles de la descendencia del Imam Husain (P).
Según la doctrina del Islam Shia, los mienbros de Ahlul-Bait (P) poseen la característica de infalibilidad y son superiores a todos los compañeros del Profeta (PBD). El amor por Ahlul-Bait (P) es obligatorio para todos los musulmanes. Ellos se encargan del Wilayah (la jefatura) y el liderazgo de la comunidad islámica, y en todos los asuntos religiosos son como una referencia auténtica para los musulmanes.

Ahlul-Bait en la terminología

En árabe, el término “Ahl” (اهل) se usa literalmente para definir algún tipo de relaciones o vínculos entre el hombre y otras cosas. Es decir, el término “Ahl” incluye a aquellos que están relacionados con una persona, ya sea por vínculo sanguíneo o vínculos conyugales, a aquellos que son los más cercanos con una persona, al pueblo de un Profeta, a los residentes de una ciudad, a los seguidores de una religión e incluso a los expertos de un trabajo. [1]
Ahlul-Bait literalmente significa la gente de la casa y se refiere a la familia y los hijos de una persona; pero en la terminología Islámica tiene un significado especial que se explica a continuación. [2]

Ahlul-Bait en el Sagrado Corán

En el Sagrado Corán, el término Ahlul-Bait se menciona en tres aleyas:

  1. En la aleya 73 de la Sura Hūd [11] donde se habla del Profeta Abraham (P) y su esposa: “Ellos dijeron: ¿Te sorprende la orden de Dios con la misericordia de Dios y Sus bendiciones para vosotros, Gente de la Casa? En verdad, Él es digno de alabanza, generoso”[3].
  2. En la aleya 12 de la Sura Al-Qişāş [28] que se refiere a la familia del Profeta Moisés (P): “dijo: ¿Queréis que os muestre una familia que se haga cargo de él para vosotros y lo cuide?”.[4]
  3. En la aleya 33 de la Sura Al-Aĥzāb [33] que es conocida como la aleya de Tathir: “Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros Ahlul-Bait la impureza y purificaros absolutamente”. [5]

Es de hacer notar que en las interpretaciones del Sagrado Corán, hay varias aclaraciones acerca del significado de Ahlul-Bait (P), donde de acuerdo a ello y a las diferentes explicaciones que se presentan en el Sagrado Corán, ningún musulmán ya sea shiíta o sunnita cuestiona la inclusión del Profeta Muhammad (PBD), Fátima, Alí, Hasan, y Husain (P) como Ahlul-Bait (P), con su distinguida posición y el rol que asumieron dentro de la comunidad islámica. De lo antes mencionado, podemos concluir que según la opinión de los sabios de la la Shia y la mayoría de los sunnitas, el término Ahlul-Bait en la aleya de Tathir se refiere a los Ashab al-Kisa, que son el Profeta Muhammad (PBD), Fátima, Alí, Hasan, y Husain (P).

Ahlul-Bait (P) en las narraciones

En las narraciones proféticas

El término “Ahlul-Bait” puede ser aplicado en las narraciones proféticas no obstante en los siguientes casos:
1- El uso del término Ahlul-Bait en un sentido vasto, que incluye también a aquellos que no están relacionados directamente con el Profeta Muhammad (PBD) ni por vínculo sanguíneo ni por vínculo conyugal. El Profeta Muhammad (PBD) ha considerado a Salman Al-Farsi[6] y Abuzar Al-Qifari[7] como miembros de Ahlul-Bait (P). Así mismo, hay otras narraciones que han utilizado el término Ahlul-Bait para otros compañeros del Profeta como Usama ibn Zaid[8].
2- El uso del término Ahlul-Bait en su sentido general, que incluye a todos los parientes del Profeta (PBD) que tienen relaciones sanguíneas con él; aquellos a quienes se les ha prohibido usar la limosna obligatoria como el azaque[9]. Por ejemplo, Abbas, tío del Profeta Muhammad (PBD) y sus hijos, a pesar de no ser de los infalibles, forman parte de la familia del Profeta Muhammad (PBD) [10].
3- El uso literal del término Ahlul-Bait que se refiere a las esposas del Profeta Muhammad (PBD); donde este término se relaciona directamente con las personas que viven en la casa del Profeta Muhammad (PBD), incluyendo a sus esposas. En este caso, se acerca el término “Bait” (بیت) en otras palabras, para dar a entender el domicilio del Profeta (PBD), y no la tribu de la profecía divina.
4- El uso del término Ahlul-Bait en su sentido específico que se refiere exclusivamente a personas directas de entre los parientes del Profeta Muhammad (PBD) que poseen la característica de infalibilidad. Y esto lo vemos, en las narraciones que hablan sobre la aleya de Tathir y la aleya de Mubahilah y también en las narraciones que hablan de los Ashab al-Kisa (Alí, Fátima, Hasan y Husain), donde el término Ahlul-Bait (P) se ha aplicado en el mismo sentido[11]. Según algunas narraciones como la narración de Zaqalain y la narración del Arca, en todas las épocas debe existir un miembro de Ahlul-Bait (P). De lo antes mencionado, se puede concluir que el término Ahlul-Bait en su sentido específico incluye también a todos los Imames infalibles (P) de la descendencia del Imam Husain (P).

En las narraciones de los Imames (P)

En las narraciones de los Imames (P) el término Ahlul-Bait (P) se ha utilizado en tres sentidos:
1- El uso general del término Ahlul-Bait que incluye a todos los creyentes verdaderos. Por ello, dijo el Imam Sadiq (P): “Todo aquel que es piadoso y fiel es uno de nosotros Ahlul-Bait”[12]. El Imam (P) trae dos evidencias coránicas para probar este dicho, la primera es la aleya 51 de la Sura Al-Mā’ida que dice “Y, quien de vosotros les tome por amigos, será uno de ellos”[13]; y la segunda es la aleya 36 de la Sura al-Ibrāhīm que dice: “Quién me siga será de los míos”[14].
2- El uso del término Ahlul-Bait para referirse a los parientes del Profeta Muhammad (PBD). Así pues, el comandante de los creyentes, Alí (P) dijo: “Cuando la situación de la guerra contra los enemigos del Islam iba a ser difícil y los compañeros del Profeta (PBD) dejaban de luchar, el Profeta (PBD) enviaba a su Ahlul-Bait al campo de batalla. Ubaidah Ibn Hariz se martirizó en la batalla de Badr, Hamzah fue martirizado en la batalla de Uhud y Ya'far Ibn Abi-Talib fue martirizado en la batalla de Mutah [15].
3- El uso del término Ahlul-Bait en su sentido específico destaca que pertenece exclusivamente a aquellos parientes del Profeta Muhammad (PBD) que poseen posiciones divinas y características especiales, quienes tratan y hablan de acuerdo con la verdad y pueden guiar a la gente hacia ella. En este mismo orden de ideas, hay muchas narraciones que han utilizado el término Ahlul-Bait con el mismo sentido específico. Por ejemplo, el Imam Hasan (P) dijo a la gente de Iraq: “Nosotros somos Ahlul-Bait sobre quienes Dios ha revelado la aleya de Tathir [16].
En definitiva, se deja claro que de entre los significados mencionados, el uso del término Ahlul-Bait en su sentido específico es más popular en los textos y las fuentes de la Shia.

La infalibilidad de Ahlul-Bait

La característica más distintiva de Ahlul-Bait (P) es la infalibilidad. Esta característica se establece claramente según la aleya de Tathir, puesto que en esta aleya Dios ha mencionado a Ahlul-Bait (P) como seres purificados de toda maldad por Su voluntad divina. La aleya de Tathir empieza con la palabra “انما” (sólo) que es el artículo de exclusión en árabe. El uso de este artículo al inicio de la aleya deja en claro que esta característica pertenece exclusivamente a Ahlul-Bait (P). Esto también se evidencia en las narraciones que explican el evento por lo cual se reveló la aleya.
Una de las narraciones que se puede usar para probar la infalibilidad de Ahlul-Bait (P) es la narración de Zaqalain, que es una narración auténtica y Mutawatir (narrada con frecuencia por varios narradores)[17]. En esta narración, Ahlul-Bait (P) se ha mencionado junto al Sagrado Corán como una de las dos herencias preciosas del Profeta (PBD) para la gente. Dos asuntos preciosos que nunca serán separados, y si los musulmanes se aferran a ellos no serán extraviados. Sin ninguna duda, el Sagrado Corán es la palabra de Dios y no contiene ningún error ni desvíos “no le alcanzará jamás la falsedad de ninguna manera”[18]; entonces, Ahlul-Bait (P) que tiene la misma posición que el Sagrado Corán es completamente inaccesible a lo falso.
Desde el punto de vista de los sabios shiíta y algunos sabios sunnitas, no hay ninguna duda acerca de la infalibilidad moral de Ahlul-Bait (P). El desacuerdo surge en la infalibilidad intelectual de Ahlul-Bait (P)[19]. Sin embargo, se concluye de la narración de Zaqalain donde se invita a los musulmanes a aferrarse a Ahlul-Bait (P) para que su religión esté salvo de los extravíos, que los miembros de Ahlul-Bait (P) deben ser infalibles.

La Superioridad de Ahlul-Bait (P)

Según la narración de Zaqalain

Según la narración de Zaqalain se evidencia la superioridad de Ahlul-Bait (P); puesto que el Profeta Muhammad (PBD) ha mencionado a Ahlul-Bait (P) junto al Sagrado Corán como dos asuntos preciosos y no ha equiparado a ninguna otra persona con el Sagrado Corán. El Sagrado Corán tiene superioridad a los musulmanes y de la misma manera, Ahlul-Bait (P) es superior a los demás.
Al respecto, escribió Saad al-Din Taftazani: “El contenido de la aleya de Tathir y la narración de Zaqalain es la superioridad de Ahlul-Bait (P) sobre los demás. El criterio y la causa de esta superioridad no es su relación con el Profeta Muhammad (PBD), porque según el Sagrado Corán, la tradición profética y el Iyma' (el consenso de los sabios islámicos, el criterio de superioridad es el conocimiento y la piedad. Los Ahlul-Bait (P) poseen este criterio; ya que ellos tienen la misma posición que el Sagrado Corán y es necesario para la gente aferrarse a ellos”[20].

Según la aleya de Mubahilah

La aleya de Mubahilah alude a la superioridad de Ahlul-Bait (P) sobre los otros compañeros del Profeta (PBD). Según esta aleya, el Profeta (PBD) se encargó por orden divina de elegir a unas personas de entre los niños, los hombres y las mujeres de su comunidad para la Mubahilah con los cristianos de Nayran. Entonces, el Profeta (PBD) eligió a Alí (P) de entre los hombres, a Fátima (P) de entre las mujeres, y a Hasan y Husain (P) de entre los niños.
Sin duda, para la Mubahilah se debe elegir a las personas más creyentes y cercanas a Dios. Aquellos que tienen el derecho de acompañar al Profeta (PBD) en la Mubahilah deben estar en la misma posición que el Profeta (PBD) o por lo menos en la posición más cercana a él. Si hubiera estado cualquier otra persona en esta posición, el Profeta la habría elegido para la Mubahilah, ya que él no hacía nada contrario a la justicia y a la sabiduría[21].
Abu Riah, el sirviente de Umm Salamah ha citado una narración del Profeta Muhammad (PBD) que dijo: “Si hubieran existido en la tierra unas personas más superiores que Alí, Fátima, Hasan y Husain (P), Dios me habría ordenado realizar la Mubahilah con la ayuda de ellos”[22].

Según otras aleyas y narraciones

La superioridad de Ahlul-Bait (P) puede ser establecida según otras aleyas y narraciones como la aleya de Mawaddat, la narración del Arca, la narración de Babul-Hitta y la narración de Nuyum.

Autoridad Científica de Ahlul-Bait (P)

Según la narración de Zaqalain

La narración de Zaqalain introduce a Ahlul-Bait (P) como referencia al hablar del conocimiento islámico. En esta narración, el Profeta Muhammad (PBD) ha invitado a los musulmanes a aferrarse al Sagrado Corán y a Ahlul-Bait (P) para que no se extravíen del Islam.
A este respecto; el Sagrado Corán es la principal fuente del conocimiento islámico y luego de ello, la tradición profética es la segunda fuente. El papel que juega Ahlul-Bait (P) en este caso está orientado a explicar e interpretar el Sagrado Corán y también a proteger y transmitir las tradiciones del Profeta (PBD). En tal sentido, el Profeta (PBD) explicó la aplicación de los conocimientos coránicos durante su vida al nivel de conocimiento de la época, y para su futura interpretación y aplicación dejó encargada a su infalible familia, quienes tienen la potestad y autoridad por orden divina[23]. En conclusión, se puede afirmar que Ahlul-Bait (P) se encarga de proteger y explicar todo lo que trajo el profeta (PBD) por orden de Dios para la gente; pues son un modelo honorable.
En este mismo orden de ideas, Mul-la Ali Qari, uno de los sabios sunnitas dijo “La gente de la casa (Ahlul-Bait) conoce al dueño de la casa mejor que cualquier persona. Ahlul-Bait (P), la familia del Profeta (PBD) son los que conocen mejor la tradición de él (PBD), su forma de vida y sus decretos; por eso, ellos son dignos de estar alineados en la misma posición que el Sagrado Corán” [24].
A este respecto, Ibn Hayar dice: “En la narración de Zaqalain, el Sagrado Corán y Ahlul-Bait (P) fueron denominados por el Profeta (PBD) como dos asuntos preciosos, porque ambos son la fuente de la sabiduría, ciencias divinas y las leyes del Islam. Por tal razón y por ese grado de importancia, se ha hecho hincapié en que la gente se aferre a ellos y aprenda sus conocimientos islámicos y los ponga en práctica; ya que Ahlul-Bait (P) conoce bien el Libro de Allah y la tradición del Profeta (PBD) y no será separado de ellos hasta el día del juicio final” [25].
Quien se aferre a Ahlul-Bait (P) estará a salvo; porque el Corán representa “la palabra de Dios sosegada” y Ahlul Bait (P) es “la palabra de Dios viva”.

Según la aleya de Tathir

Artículo principal: La aleya de Tathir
El sagrado Corán en la aleya de Tathir (Sura Al-Aĥzāb: 33) introduce a Ahlul-Bait (P) como seres purificados de todo mal por la voluntad divina; y en otra parte apunta que sólo los seres puros pueden concebir los altos conceptos del Sagrado Corán[26]. Así, como la purificación corporal es necesaria para tocar la superficie del Sagrado Corán, la purificación espiritual es necesaria para concebir los conceptos profundos de este libro celestial; de manera que mientras el concepto sea más profundo, más purificación espiritual es necesaria. Es por ello, que la infalibilidad es el nivel más alto de purificación espiritual[27]; y en consecuencia, nadie es capaz de concebir perfectamente los conceptos profundos del Sagrado Corán a excepción del Profeta Muhammad (PBD) y su familia infalible. Por lo tanto, si alguien quiere concebir los conceptos verdaderos del Corán, tiene que dirigirse hacia ellos.
Sobre el asunto, dijo el Imam Sadiq (P): “Todos los conocimientos sobre el pasado y el futuro, y las leyes que separan la verdad de la falsedad, existen en el Sagrado Corán, y nosotros los sabemos”[28]. Y en otra narración dijo: “Nosotros (Ahlul-Bait) somos los más arraigados en el conocimiento y sabemos el simbolismo del Sagrado Corán” [29]. A este respecto; se han mencionado muchas narraciones de los Imames Infalibles.

La obligación de obedecer a Ahlul-Bait (P)

Según la narración de Zaqalain

En la narración de Zaqalain se establece claramente la obligación de obedecer a Ahlul-Bait (P). Según esta narración, la salvación de la comunidad musulmana está en aferrarse al Sagrado Corán y a Ahlul-Bait (P). En otras palabras, el término aferrarse significa conocer las leyes del Corán y los mandatos de Ahlul-Bait (P) y obedecerlos.

Según la aleya de Ulul-Amr

En la aleya de Ulul-Amr, Dios (Glorificado y Enaltecido sea) ha obligado su obediencia y la obediencia al Profeta y a los Ulul-Amr para la gente: “¡Oh, los que creéis! ¡Obedeced a Dios y obedeced al Mensajero y a vuestros Ulul-Amr (los que de vosotros tienen autoridad)!”[30]. (Corán 4:59). Puesto que en esta honorable aleya, Ulul-Amr se ha mencionado como vinculados en la obediencia al Mensajero de Dios (PBD), sin repetir el verbo “obedeced”, se clarifica que se debe obedecer a los Ulul-Amr por la misma causa por la cual se debe obedecer al Mensajero (PBD). De lo antes expresado se deduce que es obligatorio obedecer al Mensajero de Dios porque él es el guía divino que posee la característica de infalibilidad; y si no fuera infalible, no sería obligatorio obedecerlo absolutamente. De la misma manera, Ahlul-Bait (P) por ser infalibles deben ser obedecidos íntegramente.
De la misma manera, mientras la aleya de Ulul-Amr alude a la infalibilidad de los sucesores del Profeta Muhammad (PBD), prueba también la obligación de obedecer a ellos.
Además, la aleya de Tathir y las narraciones relacionadas han verificado que la familia del Profeta (PBD) son los seres infalibles y sumisos a la voluntad de Dios; por esta misma razón, es obligatorio para los musulmanes obedecerlos como los guías divinos de la comunidad Islámica después del Profeta Muhammad (PBD).

Según la narración del Arca

la narración del Arca de Noé establece la obligación de la obediencia a Ahlul-Bait (P). En esta narración, el Profeta Muhammad (PBD) asemejó a Ahlul-Bait (P) al Arca de Noé en la cual quién se embarca, ciertamente será salvado, y quién se opone a embarcarse en ella será aniquilado.
En este mismo orden de ideas, Ibn Hayar Makki ha escrito: “Los miembros de Ahlul-Bait (P) se han asemejado al Arca de Noé porque quien los ama y sigue sus conductas se salvará de la oscuridad; y quien se oponga a ellos será ahogado en el mar de las faltas”[31]. Al respecto de la fuente de esta narración, Ibn Hayar dice: “Esta narración se ha trasmitido por varias cadenas de transmisión que la confirman”[32].

El Amor por Ahlul-Bait (P)

Artículo principal: Amor por Ahlul-Bait (P)
El amor por Ahlul-Bait (P) del Profeta Muhammad (PBD) es un deber indiscutible. En la aleya de Mawaddat se menciona: “Di: No os pido recompensa por ello, excepto el amor a los familiares”[33] (Aš-Šurā: 23); y el amor por los familiares del Profeta (PBD) se ha considerado como la recompensa de su profecía divina. En esta aleya, el término “قربی” (los familiares) se refiere a las mismas personas sobre las cuales se reveló la aleya de Tathir.
Al comparar estas evidencias, Ibn Hayar Makki después de enumerar las narraciones relacionadas con la obligación de amar a Ahlul-Bait (P) apunta: “según las narraciones antes mencionadas se dejan en claro la obligación de amar a Ahlul-Bait (P) y la prohibición de odiarlos”. Incluso, hay un poema atribuido a Shafe'i, el líder de una escuela sunnita que dice: el amor por ustedes (P) la familia del Profeta (PBD) es una obligación revelada en las aleyas del Sagrado Corán por Dios Glorificado y Enaltecido sea; y le dio tal grado de importancia que dijo: “Quien no saluda a ustedes en el rezo, no tiene rezo”[34].
Así mismo, Fajr al-Din Razi trae este argumento para probar la obligación del amor por Ahlul-Bait (P): “No hay duda de que el Profeta (PBD) amaba a Alí, Fátima, Hasan y Husain (P). De acuerdo con este hecho del Profeta (PBD), es obligatorio para toda su comunidad seguirlos y amarlos; ya que Dios dice: “Seguidle para que así seáis bien guiados” (Al-‘Arāf: 158) y en otra aleya dice “Di: Si amáis a Dios seguidme” (Āle ‘Imrān: 31) y también dice “Ciertamente, en el Mensajero de Dios tenéis un buen modelo”[35] (Al-Aĥzāb: 21)”[36].
En conclusión, se deduce de las aleyas relacionadas con el asunto de la recompensa de la profecía divina que el Profeta (PBD) no pidió ninguna recompensa para sí mismo. Aunque ha mencionado el amor por Ahlul-Bait (P) como la recompensa de su profecía, los beneficios de esta recompensa vuelven a la gente. Dice el Sagrado Corán: “Di: Toda la recompensa que os pedí es para vosotros. En verdad, mi recompensa solo concierne a Dios”[37] (Sabā: 47)

El Wilayah y el liderazgo de Ahlul-Bait (P)

El Wilayah y el liderazgo de Ahlul-Bait (P) se establecen por muchas evidencias textuales y lógicas.
Lógicamente, según la filosofía del Imamato, la infalibilidad es uno de los requisitos más importantes del Imam. Esto también se confirma en varias aleyas coránicas como la aleya de Ulul-Amr y la aleya de los Sinceros. Donde en definitiva, Ahlul-Bait (P) son las únicas personas que después del Profeta (PBD) poseen la característica de infalibilidad y por eso, el liderazgo de la comunidad islámica después del Profeta (PBD) es exclusivamente de ellos.
De ello, se entiende sobre las discusiones por el amor a Ahlul-Bait (P), que este amor es una condición preliminar para conocer el camino correcto, el cual debe ser seguido por la gente para alcanzar la prosperidad. Donde este camino incluye todos los aspectos personales, sociales, religiosos y políticos de la vida.
También, es de hacer notar que algunas versiones de la narración de Zaqalain se han mencionado dentro del suceso de Gadir donde se hace hincapié en el Wilayah del Imam Alí (P). Es decir, en el suceso de Gadir el Profeta (PBD) habló de Ahlul-Bait (P) e invitó a los musulmanes a seguirlos, y también presentó al Imam Alí (P) como el poseedor del Wilayah y el guía de la comunidad islámica[38]. Aquel día el Profeta (PBD) demostró que el liderazgo y el Wilayah del Imam Alí (P) es el primer paso para cumplir con el contenido de la narración de Zaqalain.
Cabe mencionar que en algunas versiones de la narración de Zaqalain, el Sagrado Corán y Ahlul-Bait (P) han sido mencionados como dos sucesores del Profeta (PBD): “Yo dejo entre vosotros dos sucesores, el Libro de Allah y mi Ahlul-Bait (P)”[39]. Según esta narración los miembros de Ahlul-Bait (P) son los sucesores del Profeta (PBD) con toda autoridad.
En otra narración, se ha narrado que el Profeta (PBD) después de introducir al Sagrado Corán y Ahlul-Bait (P) como dos herencias preciosas para la comunidad islámica, añadió: “La tierra nunca estará sin un miembro de Ahlul-Bait (P), de ser así, tragaría a sus habitantes”. Luego dijo: “Oh Dios! Tú nunca dejarás la tierra sin tus pruebas. Aunque ellas son poco numerosas, poseen la posición más alta ante ti”[40]. Ahlul-Bait (P) son las pruebas de Dios en la tierra a quienes pertenecen el Imamato y el Liderazgo.
Es de hacer notar que otra evidencia de la importancia de la narración de Zaqalain es el "Día de la Junta, cuando el Imam Alí (P) citó la narración de Zaqalain para probar su Imamato[41]. Este no fue el único caso donde se menciona; ya que el Imam Alí (P) utilizó la narración de Zaqalain como un argumento para probar su Imamato en varios debates con otras personalidades como Talha, Abdurrahman Ibn Uwf, Sa’ad Ibn Abi Waqqas[42] y también en un sermón que dio en la mezquita del Profeta durante el califato de Uzman para un grupo de los compañeros del Profeta[43].
Ahmad Ibn Hanbal narra de Abu Huraira que un día el Profeta (PBD) miró a Alí, Fátima, Hasan y Husain (P) y dijo: “Yo soy enemigo de vuestros enemigos y amigo de vuestros amigos”[44]. De esta narración también se puede concluir que es obligatorio obedecer a estas personalidades.

Notas

  1. Mu’jamul Maqaiis Fil-Lugah, tomo 1, pág. 93; Al-Misbahul Munir, tomo 1, pág. 27; Lisanul Arab, tomo 1, pág. 186; Aqrabul-Mawarid , tomo 1, pág. 23; Al-Mufradat Fi Garibil Qur’an, pág. 29; Al-Muyamul Wasit, tomo 1, pág. 31
  2. Al-Mufradat Fi Garibil Qur’an, pág. 29
  3. قالُوا أَ تَعْجَبینَ مِنْ أَمْرِ اللَّهِ رَحْمَتُ اللَّهِ وَ بَرَكاتُهُ عَلَیكُمْ أَهْلَ الْبَیتِ إِنَّهُ حَمیدٌ مَجیدٌ
  4. ‌فَقالَتْ هَلْ أَدُلُّكُمْ عَلی‏ أَهْلِ بَیتٍ یكْفُلُونَهُ لَكُمْ وَ هُمْ لَهُ ناصِحُونَ
  5. إِنَّما یریدُ اللَّهُ لِیذْهِبَ عَنْكُمُ الرِّجْسَ أَهْلَ الْبَیتِ وَ یطَهِّرَكُمْ تَطْهیرا
  6. Manaqib (por Ibn Shahr Ashub), tomo 1, pág. 85; Assawa’iqul Muhriqa, pág. 281
  7. Makarimul-Ajlaq, pág. 459
  8. Assawa’iqul Muhriqa, pág. 281
  9. Sahih Muslim, tomo 4, pág. 1873, Hadiz 7
  10. Assawa’iqul Muhriqa, pág. 281
  11. Mushkilul-A’thar, tomo 1, págs. 332-339; Assawa’iqul Muhriqa, pág. 281
  12. Da’a’imul Islam, tomo 1, pág. 62
  13. ومن یتولّهم منکم فإنّه منهم
  14. فمن تبعنی فإنّه منّی
  15. Nahyul-Balagah, carta: 9
  16. Tafsir Ibn Kathir, tomo 5, pág. 458
  17. Nafahatul Azhar, tomo 1
  18. لا یأْتیهِ الْباطِلُ مِنْ بَینِ یدَیهِ وَ لا مِنْ خَلْفِهِ
  19. Al-Nibras (la edición comentada por Bahrul-Ulum), pág. 522
  20. Sharhul Naqasid, tomo 5, págs. 301-303
  21. Nahyul-Haq wa Kashful-Sidq, págs. 179 y 215-126; Al-Lawami’ul Ilahiiah, pág. 515; Dala’ilus-Didq, tomo 2, págs. 132-133
  22. Yanabi’ul Mawaddat, pág. 287
  23. Aslul-Shi’ah wa Usuluha, pág. 162
  24. Al-Mirqat, tomo 5, pág. 600
  25. As-Sawai’qul Muhriqah, pág. 189
  26. La Sura Al-Wāqi‘a, Aleyas 77-79
  27. Al-Mizan Fi Tafsiril Qur’an, tomo 19, pág. 137
  28. Usul Kafi, Capítulo (Radd ilal Kitab va Sunnah), Hadiz 9
  29. Usul Kafi, Capítulo (Al-Rasijoon fil Ilm), Hadiz 1
  30. أَطیعُوا اللَّهَ وَ أَطیعُوا الرَّسُولَ وَ أُولِی الْأَمْرِ مِنْكُمْ
  31. As-Sawai’qul Muhriqah, pág. 191
  32. As-Sawai’qul Muhriqah, pág. 191
  33. قُلْ لا أَسْئَلُكُمْ عَلَیهِ أَجْراً إِلاَّ الْمَوَدَّةَ فِی الْقُرْبی
  34. As-Sawai’qul Muhriqah, pág. 217
  35. لَقَدْ كانَ لَكُمْ فی‏ رَسُولِ اللَّهِ أُسْوَةٌ حَسَنَةٌ
  36. Al-Tafsirul Kabir, tomo 27, pág. 166
  37. قُلْ ما سَأَلْتُكُمْ مِنْ أَجْرٍ فَهُوَ لَكُمْ إِنْ أَجْرِی إِلاَّ عَلَی اللَّهِ
  38. Yanabi’ul Mawaddat, págs. 36-40
  39. Al-Musnad, tomo 5, pág. 181; Mayma’ul Zawa’id, tomo 9, pág. 163; Feizul-Gadir, tomo 3, pág. 14; Kanzul-Ummal, tomo 1, pág. 166; Nafahatul Azhar, tomo 2, págs. 284-285
  40. Yanabi’ul Mawaddat, pág. 27
  41. Manaqib (por Ibn Maqazili), pág. 112
  42. Yanabi’ul Mawaddat, pág. 43
  43. Yanabi’ul Mawaddat, pág. 137
  44. Ahmad Ibn Hanbal, Fazai’lu Sahabah, tomo 2, pág. 767

Bibliografía

  • Nahyul Balaga, Beirut, Subhi Salih, 1387 hégira solar.
  • Al-Lawami’ul Ilahiah, Fazil Miqdad, Yamaluddin, Maktabah Al-Mar’ashi, Qom, 1405 hégira lunar.
  • Al-Musnad, Ibn Hanbal, Ahmad, Darul Hadiz, Cairo, 1416 hégira lunar.
  • Al-Misbahul Munir, Faiuli, Ahmad, Cairo.
  • Al-Muyamul Wasit, Ibrahim Mustafa y otros, Al-Maktabah Al-Islamiah, Estambul.
  • Al-Mufradat Fi Garibil Qur’an, Raqib, Husain, Al-Maktabah Al Murtazawiah, Teheran.
  • Al-Nibras, Hafiz Muhammad, Abdul Aziz, Maktabah Haqaniah.
  • Aqrabul Mawarid, Shartuni, Saiid, Maktabatul Mae’ashi, Qom, 1403 hégira lunar.
  • Aslul Shi’ah wa Usuluha, Kashiful Qita, Muhamad Husain, Al-Matba’at Al-Arabia, Cairo, 1377 hégira solar.
  • As-Sawai’qul Muhriqah, Heithami, Ibn Hayar, Almaktaba Al-Asria, Beirut, 1425 hégira lunar.
  • Da’aimul Islam, Abi Hanifah Maqribi, Un’man Ibn Muhammad, Darul-Ma’arif, Cairo.
  • Dala’ilu Sidq, Al-Muzaffar, Muhammad Hasan, Maktabatu Zayay, Teherán.
  • Kanzul Ummal, Muttaqi Hindi, Institución Al-Risalah, Beirut, 1406 hégira lunar.
  • Sahih Muslim, Neishaburi, Muslim Ibn Hayyay, Comentado por Muhammad Fu’ad Abdul-Baaqi, Darul Ihia’i Turathil Islami, Beirut.
  • Sharhul Maqasid, Taftazani, Sa’duddin, Mas’ud, Darul-Ma’arif Al-Uzmaniah, Pakistán.
  • Shawahidu-Tanzil, Hakim Haskani, Abdullah, Comentado por Muhammad Baqir Mahmudi, Institución Al-A’lami, Beirut, 1393 hégira lunar.
  • Lisanul-Arab, Ibn Manzur, Muhammad, Daru Sadir, Beirut, 2000
  • Makarimul-Ajlaq, Tabarsi, Hasan, Institución Al-A’lami, Beirut, 1392 hégira lunar.
  • Manaqib, Ibn Maqazili, Ali, Darul Kutub Al-Ilmi-iah, Beirut.
  • Marafihul Qaib (Tafsir Kabir), Fajrud-Din Razi, Muhammad, Darul Ihia’i Turathil Alabi, Beirut.
  • Mayma’ul Zawaid, Heithami, Ali, Darul Kitab Al-Arabi, Beirut.
  • Mu’jamul Maqaiis Fil-Lugah, Ibn Faris, Abu Husain Ahmad, Darul Fikr, Beirut, 1418 hégira lunar.
  • Mushkilul Athar, Tahavi, Abu Yafar, Daru Sadir, Beirut.
  • Nafahatul Azhar, Milani, Saied Ali, Fundacion Ara, Qom, 1423 hégira lunar.
  • Nahyul-Haq wa Kashful-Sidq, Hil-li, Abu Mansur, Darul Hiyrah, Qom, 1414 hégira lunar.
  • Tafsir Ibn Kathir, Ibn Kathir, Isma’il, Darul-Andaluz, Beirut, 1416 hégira lunar.
  • Tafsir Tabari, Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Comentado por Mahmud Shakir, Darul Ihia’i Turathil Arabi, Beirut, 1421 hégira lunar.
  • Usul Kafi, Kuleini Razi, Abu Yafar Muhammad Ibn Yaqub, Al-Maktabatul Islamiah, Teherán, 1388 hégira lunar.
  • Yanabi’ul Mawaddat, Qanduzi, Suleiman, Institución Al-A’lami, Beirut, 1318 hégira lunar.

Véase también

Aleya de Tathir
Aleya de Mawaddat




Leer en otro idioma