Batalla de Hunayn

Batalla de Hunayn
Hunayn.jpg
Fecha El mes de Shawwal del octavo año de la hégira (630 D.C.)
Lugar Región de Hunayn, cerca de La Meca
Resultado Triunfo del ejército de los musulmanes
Beligerantes
Musulmanes Politeístas de las Tribus de Hawazin y Saqif
Comandantes
el Profeta Muhammad (PBD) Malik Ibn Awf
Bajas
70 asesinados de los politeístas

La batalla de Hunayn (árabe: غزوة حنین) fue una de las batallas que se dio en los tiempos del Profeta Muhammad (PBD), después de la Conquista de La Meca en (630 D.C.) en una región llamada Hunayn. Esta batalla se perpetró entre los musulmanes bajo el mando del Profeta (PBD) y las Tribus de Hawazin y Saqif que residían en Ta’if. Al comienzo de la batalla, el ejército islámico era inestable, debido a la encamisada de los politeístas y la presencia de algunos soldados nuevo-musulmanes de La Meca en el ejército del Profeta (PBD), pero, al final de la batalla los musulmanes pudieron triunfar en esta guerra y ganar un montón de botines.

Contenido

Fecha del acontecimiento

Según los registros históricos, el Profeta (PBD) y su ejército conquistaron La Meca el 20 del mes de Ramadán del octavo año de la hégira habían permanecido en La Meca, y luego, el sábado 6 de Shawwal, se dirigieron a la zona de Hunayn en el noreste de La Meca, sumando en total 15 noches. [1]

La causa de la batalla

Según un relato, después de la conquista de La Meca, las Tribus de Hawazin y Saqif se unieron y congregando una gran fuerza, marcharon hacia los musulmanes. Según un relato, estas Tribus se habían preparado para luchar contra los musulmanes desde el momento en que el Profeta (PBD) y su ejército partieron de Medina a La Meca para conquistar La Meca.[2]

Eventos antes de la batalla

Actividades de los politeístas

La mayoría de los clanes de la Tribu Hawazin, la Tribu de Saqif y algunos grupos de la Tribu de Banu Hilal se unieron bajo el liderazgo de Malik Ibn 'Awf y se movilizaron para combatir a los musulmanes. [3]
Tras ello, Malik Ibn 'Awf decidió traer a los niños y mujeres de su Tribu al ejército con el fin de animar a sus hombres a defenderlos. [4]

Actividades del Profeta (PBD) antes de la batalla

Ibn Ishaq ha narrado un hadiz del Imam Baqir (P), según el cual cuando el Profeta (PBD) decidió ir a la batalla de Hawazin (batalla de Hunayn), envió a alguien ante Safwan Ibn Umayya (un jefe de Quraysh que era todavía un politeísta en ese momento), pidiéndole que le prestara unas armaduras para él y los musulmanes, con la garantía de que se las devolverían después de la guerra. Por lo cual, Safwan aceptó y les prestó 100 armaduras.[5]
El Profeta Muhammad (PBD) junto con 10.000 de sus seguidores; quienes lo habían ayudado en la conquista de La Meca y 2.000 nuevos conversos al Islam desde La Meca, partieron de La Meca para luchar contra los guerreros de Hawazin.[6] Algunos de estos nuevos conversos, sólo querían ver quién ganaría para apoderarse de los botines, y también querían poder ver si el Profeta (PBD) y los musulmanes serían derrotados en esta batalla. [7]
Vale destacar, que el Profeta (PBD) y su ejército llegaron a la región de Hunayn en la tarde, del martes 10 de Shawwal, del octavo año de la hégira.[8]

Despliegue militar de las tropas

Malik Ibn 'Awf, el comandante del ejército de los politeístas envió a tres personas para espiar a los musulmanes. Los espías se abrumaron al ver el ejército islámico, por lo que Malik Ibn 'Awf decidió organizar un ataque sorpresa para los musulmanes.
Simultáneamente, el Profeta (PBD) organizó a sus soldados y les dio las banderas del ejército a los líderes de los Tribus y clanes musulmanes.
La bandera de los musulmanes emigrantes fue dada a Alí Ibn Abi Talib (P), la de la Tribu de Jazray fue dada a Hubab Ibn Munzar (o Sa'd Ibn 'Ubada) y la de la Tribu de Aws fue dada a Usayd Ibn Huzayr.


Los acontecimientos de la batalla

El comienzo de la batalla

El Profeta (PBD), con su ropa de guerra, visitó las líneas de su ejército y los animó a ser combatientes pacientes, dándoles la buena noticia de su victoria. Luego, se adelantaron hacia el Valle de Hunayn junto con algunos musulmanes.[9]
Los politeístas de Hawazin y Saqif, que fueron emboscados en el Valle, lanzaron un ataque sorpresa contra los musulmanes. Tras este ataque, los jefes de la Tribu de Banu Sulaym y los nuevos musulmanes de La Meca se separaron del ejército de los musulmanes y escaparon del campo de batalla.[10]
El Profeta (PBD) llamó a su ejército para que se quedara con él, recordándoles que él era el Mensajero de Dios, Muhammad Ibn 'Abd Allah (PBD), pero sólo unas pocas personas se quedaron con él.[11]

Aquellos que se quedaron con el Profeta (PBD) y los que huyeron

Hay diferentes informes acerca de quiénes se quedaron con el Profeta (PBD) y lo apoyaron. Algunos hadices han mencionado a cuatro personas: Alí Ibn Abi Talib (P), 'Abbas Ibn 'Abd al-Muttalib, Abu Sufyan Ibn Haris y también Abdul-lah Ibn Mas'ud. Según algunos otros hadices, sólo 9 ó 10 personas de Banu Hashim, incluyendo las tres personas antes mencionadas, se quedaron con él.[12]
Se dice que el número de los que huyeron estuvo aproximadamente entre 100 y 300 personas. La mayoría de ellos eran de La Meca, entre ellos, Abu Sufyan Ibn Harb. [13]

La estrategia del Profeta (PBD) para hacer que los fugitivos regresen

El Profeta (PBD) le dijo a su tío, ‘Abbas Ibn 'Abd al-Muttalib, que llamase a los musulmanes con una voz muy fuerte. Entonces, Abbas gritó: "¡Oh auxiliadores del Profeta (PBD)! ¡Oh pueblo de Sura al-Baqara!” Después de esto, unas 100 personas regresaron ante el Profeta (PBD), ayudándolo a luchar contra los politeístas, y otros compañeros regresaron más tarde.[14]

La valentía de 'Alí Ibn Abi Talib (P)

Al igual que en todas las otras batallas a principios del Islam, el Imam Alí (P) mostró más valentía que otros. El Imam Alí (P) atacó al portador de la bandera del enemigo y lo mató, y luego los politeístas comenzaron a huir.[15] Se ha narrado que en esta batalla, el Imam Alí (P) mató a 40 guerreros del enemigo.[16]

Ayuda divina en esta batalla

Según algunos hadices, el Profeta (PBD) tomó un puñado de tierra y la arrojó hacia el enemigo, diciendo: "¡Que ni logréis el triunfo!", y esto los llevó a ser derrotados y huir.[17] Además, según el Corán[18] y los hadices, en el día de Hunayn, algunos ángeles descendieron para ayudar a los guerreros musulmanes.[19]

Las víctimas y cautivos del enemigo

Cuando los politeístas comenzaron a huir, 70 guerreros del enemigo fueron asesinados.[20] Sin embargo, según Mas'udi, unas 150 personas de la Tribu de Hawazin fueron asesinadas en esta batalla.
Los musulmanes cautivaron a 6.000 personas, y ganaron 24.000 camellos, más de 4.000 ovejas y 4.000 platos de plata como botín de la guerra.[21]

Eventos posteriores a la batalla

El destino de los politeístas después de la batalla

Los politeístas acompañaron a Malik Ibn 'Awf y huyeron a Ta'if. El Profeta (PBD) envió a algunas personas a perseguir a los politeístas, y le ordenó a Abu 'Amir al-Ash'ari que persiguiera a los politeístas que fueron a Awtas. Abu 'Amir fue asesinado en su lucha contra ellos, y su primo, Abu Musa al-Ash'ari, tomó su lugar y derrotó a los politeístas.[22]
En este combate, Shayma Bint Haris, la hermana de leche del Profeta (PBD), fue capturada por los musulmanes. Cuando la llevaron ante el Profeta (PBD), él la trató con respeto y luego la envió, según su demanda, a su clan. Según algunos relatos, tras la conversación de Shayma con el Profeta (PBD) y su intercesión por los cautivos de Hawazin, el Profeta (PBD) dejó a los cautivos de esta Tribu en libertad.[23]

Las acciones de los musulmanes después de la batalla

Cuando la batalla terminó, los cautivos y botines fueron llevados al Profeta (PBD). El Profeta (PBD) le ordenó a los musulmanes llevar a los cautivos y sus propiedades a Ya’rana en el noroeste del Valle de Hunayn. Después de la batalla, el Profeta (PBD) fue a Ya’rana el jueves por la noche. Entonces, fue allí cuando el Profeta (PBD) declaró su voluntad para poner en libertad a los cautivos.[24]

Dividir los botines

Cuando el Profeta (PBD) estaba dividiendo los botines de la batalla, primero repartió la porción de los líderes nuevo musulmanes de La Meca con el fin de atraerlos al Islam. Luego, dividió el resto de los botines, dándole a cada persona una parte determinada. [25]

Regreso a Medina

Después de 13 noches de estancia en Ya’rana, el Profeta (PBD) realizó los ritos de la 'Umra en La Meca y luego se fue a Medina el miércoles por la noche, 18 de Dhul-Qa'da del octavo año de la hégira.[26]

Notas

  1. Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitāb al-Maqāzi, tomo. 3, pág. 889; Ibn Sa’ad, al-Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 137, 150; Belazari, Ahmad bin Yahya, Ansāb al-Ashraf, tomo. 1, pág. 438.
  2. Tabari, Tārij Tabari, tomo. 3, pág. 70.
  3. Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitāb al-Maqāzi, tomo. 3, pág. 885; Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 80; Mas’udi, al-Tanbih wa al-Ishrāf, pág. 270.
  4. Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 80-82.
  5. Tabari, Tārij Tabari, tomo. 3, pág. 73; al-Salihi al-Shami, Muhammad bin Yusuf, Subul al-Huda wa al-Rashād fi Sirah Jair al-Ibād, tomo. 5, pág. 312.
  6. Ibn Sa’ad, Tabaqat al-Kubra, tomo. 2, pág. 150; Ya’qubi, Tarij Ya’qubi, tomo. 2, pág. 62.
  7. Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitab al-Maqazi, tomo. 3, pág. 894-895.
  8. Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitāb al-Maqāzi, tomo. 3, pág. 892; Ibn Sa’ad, al-Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 150.
  9. Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitab al-Maqazi, tomo. 3, pág. 895-897; Ibn Sa’ad, al-Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 150-151.
  10. Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 83.
  11. Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 85.
  12. Ya’qubi, Tārij Ya’qubi, tomo. 2, pág. 62; Tabarsi, Fadhl bin Hasan, A’lam al-Warā bi A’lam al-Hudā, tomo. 1, pág. 386.
  13. An-Nuwairi, Ahmad bin Abdul Wahab, Nihāyah al-Arab fi Funun al-Adab, tomo. 17, pág. 328; Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 86-87.
  14. Waqidi, Muhammad bin Umar, kitāb al-Maqāzi, tomo. 3, pág. 898-899.
  15. Ya’qubi, Tarij Ya’qubi, tomo. 2, pág. 63; Ibn Asir, al-Kamil fi al-Tarij, tomo. 2, pág. 263.
  16. Kulaini, Usul al-Kafi, tomo. 8, pág. 376; Tabarsi, Fadhl bin Hasan, A’lam al-Warā bi A’lam al-Hudā, tomo. 1, pág. 387.
  17. Tabari, Tārij Tabari, tomo. 3, pág. 78
  18. Taubah: 26
  19. An-Nuwairi, Ahmad bin Abdul Wahab, Nihāyah al-Arab fi Funun al-Adab, tomo. 17, pág. 334
  20. Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, tomo. 4, pág. 92.
  21. Ibn Sa’ad, al-Tabaqāt al-Kubrā, tomo, 2, pág. 155
  22. Belazari, Ahmad bin Yahya, Ansāb al-Ashraf, tomo. 1, pág. 439-440
  23. Ya’qubi, Tārij Ya’qubi, tomo. 2, pág. 63
  24. Ibn Sa’ad, Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 154
  25. Ibn Sa’ad, Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 152-156
  26. Ibn Sa’ad, Tabaqāt al-Kubrā, tomo. 2, pág. 154

Bibliografía

  • Al-Salihi al-Shami, Muhammad bin Yusuf, Subul al-Huda wa al- Rashad, Beirut, 1993.
  • An-Nuwairi, Ahmad bin Abdul Wahab, Nihayah al-Arab fi Funun al-Adab, Cairo, 1923.
  • Belazari, Ahmad bin Yahya, Ansab al-Ashraf, Damasco, 1996 – 2000.
  • Ibn Hazm, Yawami’ al-Sirah wa Jamsu Rasail Ujra, Cairo, 1950.
  • Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiyyah, Beirut, Dar Ihya al-Turas al-Arabi, Bi Ta.
  • Ibn Sa’ad, al-Tabaqat al-Kubra, Beirut, Dar Sadir, 1968.
  • Ibnu Abi Shaibah, al-Musannaf fi al-Ahadis wa al-Asar, Beirut, 1409 H/ 1989.
  • Mas’udi, Ali bin Husein, al-Tanbih wa al-Ishraf, 1365 S.
  • Tabari, Muhammad bin Yarir, Tarij Tabari, Beirut.
  • Waqidi, Muhammad bin Umar, Kitab al-Maqazi, Londres, 1996.
  • Ya’qubi, Ahmad bin Is-haq, Tarij Ya’qubi, Téhéran, 1382 S.