Batalla de Jaybar

Batalla de Jaybar
قلعه‌های خیبر.jpg
Área de Jaybar
Fecha Muharram del año 7 de la hégira
Lugar A 165 kilómetros del norte de Medina, región de Jaybar
Resultado Triunfo de los musulmanes
Causa las fortalezas de Jaybar se convirtieron en un centro de conspiración contra la comunidad islámica
Beligerantes
Musulmanes Judíos de Jaybar
Comandantes
Profeta (PBD)
Fuerzas en combate
1400 soldados Judíos de Jaybar
Bajas
15 o 18 mártires 93 hombres asesinados

La Batalla de Jaybar (en árabe: غزوة خیبر) fue una de las batallas del Profeta Muhammad (PBD) contra los judíos de la región de Jaybar que comenzó en el mes de Muharram del año 7 de la hégira y terminó en el mes de Safar del mismo año con el triunfo de los musulmanes. La batalla comenzó porque los judíos de Jaybar les habían dado refugio a los judíos que fueron expulsados de Medina e incitaron a algunas tribus árabes a luchar contra los musulmanes. Después de que los musulmanes ganaron la batalla, de acuerdo con un tratado entre los judíos y el Profeta (PBD), ellos debían abandonar la región con sus familias; pero ellos solicitaron reconsiderar el tratado, y así, el Profeta (PBD) aceptó que se quedaran en la región y continuaran su agricultura, pero en cambio pagasen la mitad de sus ingresos a los musulmanes.

Una característica notable de la batalla de Jaybar fue la valentía que tuvo el Imam Alí (P) en la conquista de algunas fortalezas de Jaybar.

Contenido

Ubicación de Jaybar

Actualmente el área de Jaybar se encuentra a 165 kilómetros del norte de Medina, en la carretera que conduce a Siria (Tabuk). El área incluye una serie de aldeas y fincas, en un área de piedra de una altura de unos 854 metros sobre el nivel del mar. Jaybar incluye grandes valles, fuentes de agua, agricultura y una gran población. Su principal producto agrícola es el dátil, por lo que se conoce desde hace mucho tiempo.[1]

Motivos de la batalla

En el año 4 de la hégira, después de que el Profeta (PBD) expulsó a los judíos de Banu Nazir de Medina debido a sus traiciones, algunos de ellos se refugiaron en Jaybar. Un año más tarde, ellos fueron a La Meca e incitaron a los Quraysh a que se pusieran en contra del Profeta (PBD). [2] Así, las fortalezas de Jaybar se convirtieron en un centro de conspiración contra la recién nacida comunidad islámica.[3]

En Sha'ban del año 6 de la hégira, cuando el Profeta (PBD) se informó de que la tribu de Banu Sa'd Ibn Bakr, se unió a los judíos de Jaybar para ayudarlos, envió a Alí Ibn Abi Talib (P) junto con un grupo de musulmanes hacia ellos. El enemigo escapó después del ataque del Imam Alí (P) y los musulmanes ganaron algunos botines. Al mismo tiempo, 'Abd Allah Ibn Rawaha fue encargado por el Profeta (PBD) para investigar la condición de los judíos en Jaybar.[4] Los judíos de Jaybar eligieron a Usayr Ibn Zarim (o Yusayr Ibn Rizam) como su líder, y él intentó incitar a las tribus árabes, como Qatafan, a luchar contra el Profeta (PBD). Él tenía la intención de atacar a Medina con la ayuda de estas tribus. Así, en Shawwal del 6 de la hégira, una vez más, el Profeta (PBD) envió a 'Abd Allah Ibn Rawaha a Jaybar y en este enfrentamiento Usayr y algunos judíos que lo acompañaban fueron asesinados.[5]

Además, cuando los judíos de Banu Qurayza fueron expulsados de Medina, los judíos de Jaybar buscaron vengarse del Profeta (PBD). Gastaron su dinero para incitar a los árabes que vivían cerca de Medina, para que luchasen contra los musulmanes. Esta fue una razón suficiente para que el Profeta (PBD) atacara a Jaybar poco después del Tratado de Paz de Hudaybiyya.[6]

Fecha de la batalla

El Profeta (PBD) partió para la batalla de Jaybar a principios del mes de Muharram del séptimo año de la hégira y conquistó la zona en el mes de Safar, y regresó a Medina el 1 de Rabi al-Sani.[7]

Portador de la bandera del ejército del Islam

El Profeta (PBD) nombró a Siba’ Ibn ‘Urfuta al-Qifari o Abu zar al-Qifari como su sucesor en Medina,[8] y le dio la bandera del ejército a Alí Ibn Abi Talib (P),[9] nombrándolo como el comandante del ejército de frente.[10]

Cantidad de soldados musulmanes

El número de los soldados musulmanes en la Batalla de Jaybar fue de 1400,[11] 1500[12] o 1540[13] personas, igual al número de soldados musulmanes en la Batalla de Hudaybiyya. En la Batalla de Jaybar, 20 mujeres acompañaron el ejército del Profeta (PBD), entre ellas, Umm Salama, la esposa del Profeta (PBD). Algunas mujeres de Banu Qifar asistieron a la batalla con el permiso del Profeta (PBD) para cuidar a los soldados heridos y ayudar a los musulmanes.[14] Decenas de judíos en Medina, así como algunos esclavos también asistieron a la batalla.[15]

Cantidad de los judíos en Jaybar

Los judíos de Jaybar, cuyo número era de 10,000[16] o 20,000[17] personas, nunca pensaban que el Profeta (PBD) iría a la guerra contra ellos. Confiando en sus firmes fortalezas que estaban ubicadas en la cima de las montañas, su armamento, su gran población y sus fuentes permanentes de agua, pensaban que podrían resistir durante años.

También, algunos judíos en Medina habían advertido a los musulmanes de que no podían derrotar a la gente de Jaybar y sus fortalezas. Ellos enviaron a alguien a Jaybar para informales a los judíos de que el número de los musulmanes era pequeño y que no tenían mucho armamento a su disposición. Igualmente, los politeístas de Quraysh esperaban que la gente de Jaybar derrotara al Profeta (PBD) y su ejército, e incluso apostaron para eso.[18]

La estrategia de guerra de los judíos en Jaybar

Cuando los judíos en Jaybar se enteraron de que el Profeta (PBD) se dirigía hacia ellos, Hariz Abu Zaynab, uno de los judíos, le sugirió a su ejército que acampase fuera de las fortaleza y que se preparasen para la guerra, pero confiando en la fortificación de sus fortalezas, ellos prefirieron permanecer dentro de las mismas.[19]

Llegada del ejército del Islam en Jaybar

El Profeta (PBD) llegó cerca de Jaybar por la noche y al día siguiente continuaron hasta llegar a Manzila. En Manzila, el Profeta (PBD) escogió un lugar como mezquita y realizó algunas oraciones allí. Este lugar más tarde se convirtió en la Mezquita de Jaybar. Por la mañana, los judíos de Jaybar fueron sorprendidos por la llegada del Profeta (PBD) y escaparon a sus fortalezas. [20]

El Profeta (PBD) prohibió a su pueblo matar a mujeres y niños.[21] Ese día, lucharon contra los residentes de la fortaleza de Natat hasta la noche.

La batalla

El comienzo de la batalla

El primer día de la batalla, 50 musulmanes resultaron heridos. El Profeta (P) y sus compañeros acamparon en Raji’ durante 7 días y noches. En la sexta noche, un judío de la fortaleza de Natat, llamado Sammak, fue ante el Profeta (PBD) y pidió un salvoconducto para que a cambio les guiara a la fortaleza. Este judío informó a los musulmanes que la fortaleza de Natat, en la que se almacenaba el suministro de alimentos y diversas armas de los judíos, estaba en crisis y que sus residentes la iban a abandonar. Al día siguiente, los musulmanes conquistaron aquella fortaleza. Ese hombre judío más tarde se convirtió en musulmán.[22]


Conquista de la fortaleza de Na'im

Se dice que la primera fortaleza de Jaybar conquistada por el Profeta (PBD) fue Na'im. La fortaleza consistía en varias bases. Ese día, según el informe de Ibn Ishaq, el Profeta (PBD) primero envió a Abu Bakr con un ejército para conquistar la fortaleza de Jaybar, pero no tuvo éxito. Cuando regresó, el Profeta (PBD) envió a Umar Ibn Jattab, pero él tampoco pudo lograr. Al ver el regreso de Umar sin ningún éxito, el Mensajero de Allah (PBD) dijo:

"Mañana daré la bandera de mi ejército a alguien que ame a Dios y a Su Enviado y que es amado por Dios y Su Enviado".

A la mañana siguiente, le dio la bandera al Imam Alí (P) y el Imam (P), en un ataque, conquistó la Fortaleza de Jaybar y venció a los judíos.
Se ha narrado que al Imam Alí (P) le dolían los ojos antes de que el Profeta (PBD) le diera la bandera, entonces el Profeta (PBD) sanó milagrosamente los ojos del Imam Alí (P), y luego le dio la bandera.[23]

Conquista de la fortaleza Qumus

La fortaleza más grande, fuerte y firme de Jaybar fue la fortaleza de Qumus. El jefe de esta fortaleza fue Marhab, uno de los conocidos guerreros judíos.[24] El Profeta (PBD) le dio la bandera de la conquista al Imam Alí (P). Primero Hariz, hermano de Marhab salió de la fortaleza con un grupo de guerreros. El Imam Alí (P) logró vencerlo, así que el resto de los judíos escaparon dentro de la fortaleza.[25] Luego, en un combate cara a cara, el Imam (P) mató a Marhab y conquistó la fortaleza.[26]

En la fortaleza de Abu Rafi, cerca de la puerta de esta fortaleza, un hombre golpeó al Imam Alí (P) y el escudo cayó de su mano, por lo que tuvo que usar una puerta cerca de la fortaleza como su escudo. Él Imam Alí (P) siguió luchando usando esa puerta en su mano hasta que conquistó la fortaleza y le dio las buenas nuevas al Profeta (PBD). [27]

Según algunos informes, ese judío que golpeó al Imam (P) era el mismo Marhab.[28] Se dice que la puerta era tan pesada que solo 40 o 70 personas podían levantarla.[29] La conquista crucial de Jaybar por el Imam Alí (P) es una de sus virtudes aceptadas por todos los narradores e historiadores.[30] Cuando estos valientes guerreros judíos de la fortaleza de Na'im fueron asesinados, se allanó el camino a la conquista completa de Jaybar.[31]

Asedio y conquista de la fortaleza de Natat

En Natat, se almacenaban alimentos, ganado y productos básicos y vivían 500 guerreros. Los musulmanes rodearon la fortaleza de Natat durante 10 días y lucharon contra el enemigo. Después de dos días de intensos combates, La fortaleza de Sa'b Ibn Mu'az fue conquistada en la mañana del tercer día. Los judíos que residían en las fortalezas de Na'im, Natat y Sa'b Ibn Mu'az dejaron sus fortalezas y huyeron a la fortaleza de al-Zubayr, que era alto y firme. [32]Esta fortaleza también fue asediado durante tres días hasta que un hombre judío fue ante el Profeta (PBD) y pidió un salvoconducto y les dio a los musulmanes la información requerida para conquistar esta última fortaleza.[33]

Alivio de los musulmanes

Los residentes de la fortaleza de Natat eran los judíos más valientes de Jaybar. Cuando se conquistó esta fortaleza, al Profeta (PBD) se aseguró que los judíos no podían lanzar un ataque en su contra y ordenó que el campamento de los musulmanes fuera trasladado desde la fortaleza de Natat a su ubicación anterior, Manzila. Luego se mudaron a las fortalezas de Shiqq y Nazar, y después de un combate, los musulmanes las conquistaron.[34]

Solicitud de paz por parte de los judíos

Nazar fue la última fortaleza de los judíos de Jaybar. Después de su conquista, todos los fugitivos de las fortalezas de Natat y Shiqq huyeron a las firmes fortalezas de Qumus, Watih y Sulalim y cerraron las puertas. Por lo tanto, el Profeta (PBD) decidió usar catapultas. Después de 14 días de asedio, los judíos se sintieron frustrados y pidieron la paz. Hicieron un tratado de paz con el Profeta (PBD) bajo ciertas condiciones. El Profeta (PBD) les otorgó amnistía general y ellos, en cambio entregaron sus armaduras, su oro y su plata al Profeta (PBD).

Bajo este tratado de paz, se acordó proteger las vidas de los guerreros dentro de la fortaleza a condición de que ellos abandonaran Jaybar con sus esposas e hijos.[35]

Duración de la batalla de Jaybar

Al contrario de lo que inicialmente se esperaba, los judíos de Jaybar finalmente fueron derrotados por el Profeta (PBD) y su ejército. Fue la segunda derrota de los judíos después de aproximadamente un mes de guerra y asedio.[36] Así, el séptimo año después de hégira se llamó "Sanat al-Istiqlab" (el año de la victoria).[37]

Envenenamiento del Profeta (PBD)

Se dice que después de la conquista de Jaybar por el Profeta (PBD), una mujer judía llamada Zaynab bint Hariz, le ofreció una comida envenenada al Profeta (PBD) como un regalo, esto fue para vengarse por la muerte de su padre, su tío y su esposo. El Profeta (PBD) y algunos de sus compañeros, incluido Bishr Ibn Bara', comieron un poco de la comida, y luego dejaron de comerla por orden del Profeta (PBD). Bishr murió por el efecto del veneno inmediatamente (o después de padecer por un período). Algunas personas consideran que la muerte del Profeta (PBD) fue causada por esta comida envenenada.[38]

Número de Caídos

En la Batalla de Jaybar, 15 o 18 musulmanes fueron martirizados. De los judíos, 93 hombres fueron asesinados.

La victoria del Profeta (PBD) y los musulmanes en Jaybar socavó el poder militar de los politeístas y sus tribus aliadas, y fortaleció el poder militar y económico de los musulmanes.[39]

Botines

El Profeta Muhammad (PBD) encargó a Farwa Ibn 'Amr al-Bayazi proteger los botines de la Batalla de Jaybar, y les dijo a todos que devolvieran cada cosa que tomaron de los botines de la guerra, aunque fuera tan pequeña como un hilo. Los botines se dividieron en 5 partes: una parte, que era el Jums, fue tomada por el Profeta (PBD), y fue entregada a sus esposas, Ahlul-Bait (P) (Alí Ibn Abi Talib (P) y Fátima al-Zahra (P)), los hijos de 'Abd al-Muttalib, algunos Sahabas, huérfanos y personas necesitadas.

Las otras cuatro partes fueron vendidas. Los botines de otras partes de Jaybar que fueron conquistadas sin guerra pertenecieron al Profeta (PBD) como Fay'.[40]

El Profeta (PBD) también donó parte de los botines a los judíos, esclavos y mujeres que acompañaron al ejército musulmán en la batalla.

Solicitud de los judíos para trabajar en las fincas y huertas de Jaybar

Después de la conquista de Jaybar, el Profeta (PBD) permitió a los judíos, a petición de ellos, continuar cultivando dátiles en las tierras de Jaybar (que era su ocupación principal), a condición de que pagaran la mitad de los resultados de las cosechas de Jaybar a los musulmanes. Según este acuerdo, el Profeta (PBD) les dio un salvoconducto con respecto a su vida, propiedades y tierras.[41]

Fadak

Después de la conquista de Jaybar, muchos judíos que residían en aquella zona se rindieron ante los musulmanes sin ninguna guerra. Cuando los judíos de Fadak fueron informados acerca de la derrota de los judíos ante las fuerzas musulmanas, enviaron a su representante ante el Profeta Muhammad (PBD) para negociar y hacer las paces con los musulmanes.

Según su tratado de paz, los judíos debían entregar la mitad de sus jardines y tierras en la región de Fadak al Profeta (PBD) a cambio del permiso para continuar su vida en Fadak. También el Profeta (PBD) garantizó la seguridad para el resto de sus propiedades y tierras.

Dado que los musulmanes no asistieron a la conquista de Fadak, y que esta tierra fue conquistada sin ninguna batalla; de acuerdo con la orden del Sagrado Corán, Fadak era específicamente propiedad del Profeta Muhammad (PBD). Según lo dictado en el Corán, los botines que ganan los musulmanes sin ninguna guerra pertenecen exclusivamente al Profeta (PBD). [42]<

Él dedicó el ingreso obtenido de Fadak a los pobres, necesitados y a los miembros de Bani Hashim. Según las narraciones, poco después de esta conquista, el Profeta Muhammad (PBD) otorgó las tierras de Fadak a la Señora Fátima al-Zahra (P).[43]

El matrimonio del Profeta (PBD) con Safiyya

En Jaybar o en su camino de regreso a Medina en un área llamada Sahba', el Profeta (PBD) invitó a Safiyya Bint Huyayy Ibn Ajtab (que estuvo entre los cautivos) a que aceptase el Islam, y ella lo aceptó. Después de que ella se convirtió en musulmana, el Profeta (PBD) se casó con ella.[44]

Algunos versículos coránicos que hablan de la batalla de Jaybar

Se dice que el versículo 18 de la Sura al-Fath en el que Dios dio las buenas nuevas de una "conquista inminente" (en árabe: فتحا قریبا ) o victoria para los musulmanes, se refiere a la conquista de Jaybar:

“Ciertamente, Dios quedó satisfecho de los creyentes cuando te juraron lealtad bajo el árbol, pues sabía lo que había en sus corazones. Por ello, hizo descender la tranquilidad sobre ellos y les favoreció con una conquista inminente. Y con la captura de abundantes botines. Y Dios es todopoderoso, sabio.”(Corán, 48:18-29)

Algunos exegetas del Corán sostienen que los versículos 1 y 15 de Sura al-Fath se refieren a la Batalla de Jaybar.

También la aleya 27 de la Sura al-Ahzab es tomada por exegetas para referirse a la tierra de Jaybar:

“Y os dio en herencias sus tierras, sus casas y sus bienes y un territorio que todavía no habéis pisado. Dios tiene poder sobre todas las cosas.”

Notas

  1. Baladi, p. 170-171. Hafiz Wahbah, p. 21. Harbi, p. 413
  2. Waqidi, tomo. 2, p. 441-442. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 201, 225. Balazuri, tomo. 1, p. 409. Salah Tijani, 56-57, 92.
  3. Salah Tijani, p. 93-94
  4. Waqidi, tomo. 2, p. 526-563. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 286-288
  5. Waqidi, tomo. 2, p. 566-568. Ibn Hisham, tomo. 4, p. 266-267. Ibn Sa’ad, tomo. 2, p. 92. Watt, p. 212, 213
  6. Watt, p. 216-218
  7. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 243, 553. Ibn Habib, p. 115
  8. Waqidi, tomo. 2, p. 636-637. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 342: Namilah Ibn Abdullah Laisi; Ibn Habib, p. 127: Abu Rahm Qafari Kulsum Ibn Hasin
  9. Ibn Hisham, Ibid. Waqidi, tomo. 2, p. 649. Ibn Sa’ad, tomo. 2, p. 106. Ameli, tomo. 17, p. 153-154
  10. Ibn Asir, tomo. 3, p. 45
  11. Waqidi, tomo. 2, p. 689.
  12. Ibn Zanjawiah, tomo. 1, p. 190
  13. Balazuri, p. 28
  14. Waqidi, tomo. 2, p. 685-687. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 357
  15. Waqidi, tomo. 2, p. 684-685
  16. Waqidi, tomo. 2, p. 634, 640
  17. Ya’qubi, tomo. 2, p. 56
  18. Waqidi, tomo. 2, p. 634, 637, 640-641, 701-703
  19. Waqidi, tomo. 2, p. 637-638.
  20. Waqidi, p. 637. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 343-344. Bakri, tomo. 2, p. 522
  21. Ibn Abi Shaibah, tomo. 8, p. 526
  22. Waqidi, tomo. 2, p. 644-648
  23. Waqidi, p. 648-649, 652-654. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 349. Biladhuri, tomo. 2, hm. 86, 92-93. Ibn Hazm, p. 213
  24. Ya’qubi, tomo. 2, p. 56. Bakri, tomo. 2, p. 522
  25. Waqidi, tomo. 2, p. 654.
  26. Ahmad Ibn Hanbal, tomo. 4, p. 52. Muslim Ibn Hajjaj, tomo. 5, p. 194-195. Thabari, Tarij, tomo. 3, p. 12-13. Mufid, tomo. 2, p. 12-13. Mufid, tomo. 2, p. 126-127. Salihi Shami, tomo. 5, p. 126-127.
  27. Waqidi, tomo. 2, p. 655. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 349-350. Muqaddasi, p. 83.
  28. Meqrizi, tomo. 1, p. 310
  29. Mufid, tomo. 2, p. 128-129. Baihaqi, tomo. 4, p. 212. Ibn Shahr Ashub, tomo. 2, p. 78, 125-128. Ameli, tomo. 18, p. 7-27
  30. Ibn Babawaih, tomo. 2, p. 369. Mufid, tomo. 1, p. 124. Ameli, tomo. 18, p. 29-34.
  31. Waqidi, tomo. 2, p. 564, 657-658
  32. Waqidi, p. 662. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 345-346
  33. Waqidi, tomo. 2, p. 2, p. 666-667
  34. Waqidi, p. 648, 668
  35. Waqidi, p. 669-671. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 347, 351-352. Balazuri, tomo. 1, p. 421.
  36. Balazuri, p. 23. Mufid, tomo. 1, p. 125
  37. Mas’udi, p. 256
  38. Waqidi, tomo. 2, p. 2, p. 677-678. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 352-353. Balazuri, tomo. 1, p. 639. Ya’qubi, tomo. 2, p. 56-57.
  39. Waqidi, tomo. 2, p. 700. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 357-358. Ibn Sa’ad, tomo. 2, p. 107.
  40. Waqidi, tomo. 2, p. 670-671. Ibn Farra’, p. 200-201. Sahmudi, tomo. 4, p. 1209-1210. Salihi Shami, tomo. 5, p. 143
  41. Abu Yusuf, p. 50-51. San’ani, tomo. 8, p. 99. Ibn Hisham, tomo. 3, p. 352, 371. Abu Ubaid, p. 97-98. Ibn Zanjawiah, tomo. 3, p. 1066-1068
  42. Corán, 59: 6
  43. Kulaini, tomo 1, pág. 543; Mufid, págs. 289-290
  44. Waqidi, tomo. 2, p. 684. San’ani, tomo. 5, p. 372. Balazuri, tomo. 1, p. 254

Bibliografía


  • Abdullah Ibn Abdul Aziz Bakri, Mu'jam Ma Ustu'jima min Asma al-Bilad wa al-Mawadhi', Musthafa Saqa, Beirut, 1403 H/1983.
  • Ahmad Ibn Ali Meqrizi, Amta', Beirut, 1420 H/1999.
  • Ahmad Ibn Hanbal, Musnad al-Imam Ahmad Ibn Hanbal, Beirut, Daru Sadir.
  • Ahmad Ibn Husain Baihaqi, Dalail al-Nubuwwah, Abdul Mu'thi, Beirut, 1405 H/1985.
  • Ahmad Ibn Yahya Balazuri, Ansab al-Ashraf, Muhammad Firdaus ‘Adhmu Dimashq.
  • Ahmad Ibn Yahya Balazuri, Kitab Futuh al-Buldan, Dujawiah, Leiden 1866, Frankfurt, 1413 H/1992.
  • Ali Ibn Abdullah Sahmudi, Wafa al-Wafa bi-Ajbar Dar al-Musthafa, Muhammad Muhyiddin Abdul Hamid, Beirut, 1404 H/1984.
  • Ali Ibn Ibrahim Nuruddin Halabi, al-Sirah al-Halabiah, Abdullah Muhammad Jalili, Beirut, 1422 H/2002.
  • Atiq Baladi, Mu'jam al-Ma'alim al-Hijaz, Meca, 1398-1402 H/1978-1982.
  • Atiq Baladi, Mu'jam al-Ma'alim al-Juqrafiah fi al-Sirah al-Nabawiah, Meca, 1402 H/1982.
  • Hafiz Wahbah, Jazirah al-Arab fi al-Qurn al-'Ishrin, Cairo, 1375 H/1956.
  • Ibn Abi Shaibah, al-Musannif fi al-Ahadis wa al-Asar, Said Liham, Beirut, 1409 H/1989.
  • Ibn Adam, Kitab al-Jaraj, Ahmad Muhammad Shakir, Cairo.
  • Ibn Babawaih, Kitab al-Jisal, Ali Akbar Qifari, Qom, 1362 HS.
  • Ibn Farra’, al-Ahkam al-Sulthaniah, Muhammad Hamid Faqi, Beirut, 1408 H/1988.
  • Ibn Habib, Kitab al-Muhabbar, Haidar Abad, 1361 H/1942 M, Bairyt.
  • Ibn Hazm, Jamharah Ansab al-Arab, Beirut, 1403 H/1983.
  • Ibn Hisham, al-Sirah al-Nabawiah, Musthafa Saqa, Ibrahim Abyari y Abdul Hafidh Shalabi, Cairo, 1355 H/1936.
  • Ibn Shahr Ashub, Manaqib Aali Abi Thalib, Najaf, 1956.
  • Ibn Zanjawiah, Kitab al-Amwal, Shakir Zaib Fayyadh, Riad, 1406 H/1986.
  • Ja’far Murtadha Ameli, al-Sahih min Sirah al-Nabi al-A'dham Saw, Qom, 1385 HS.
  • Mufid, Muhammad Ibn Muhammad, al-Irshad fi Ma'rifah Hujaj Allah 'ala al-'Ibad, traducción: Amir Jan, Tadhib, Qom, 1388 HS.
  • Mufid, Muhammad Ibn Muhammad, al-Irshad fi Ma'rifah Hujaj Allah 'ala al-'Ibad, traducción: Rasuli Mahalati, Kedua, Teherán, Islamiah.
  • Muhammad Ibn Yusuf Salihi Shami, Subul al-Huda wa al-Rushshad fi Sirah Jair al-'Ibad, Adil Ahmad Abdul Maujud y Ali Muahmmad Muawadh, Beirut, 1414 H/1993.
  • Muslim Ibn Hajjaj, al-Jami' al-Sahih, Beirut, darul Fikr.
  • Salah Tijani, al-Tartibat al-Maliah fi Tarij Qazwah Jaibar: Bawa'isuha wa Nataijuha, revista: al-Muwarrij al-Arabi, tomo. 1, 1997.
  • Thabari, Tarij Umam wa Muluk, Beirut.
  • Waqidi, Muhammad Ibn Umar, Kitab al-Maqazi, Marsden Jones, London, 1966 M, Cairo.
  • Watt, William Montgomery, Muhammad at Madina, Karachi 1981.
  • Ya’qub Ibn Ibrahim Abu Yusuf, Kitab al-Jaraj, Beirut, 1399 H/1979.