Imam 'Alí (P)

(Redirigido desde «Imam Alí (P)»)
'Ali ibn Abi Talib
Primer Imam Infalible
Amir al-Mu'minin
Alalam-634934512545294820.jpg

Apodo Abul-Hasan • Abu Turab, Amir al-Mu'minin (el Príncipe de los creyentes), Haydar, Murtaza, Wasi (Albacea del Profeta), Wali
Nacimiento 13 de Rayab de 23 antes de la hégira/11 de Octubre de 599 D.C
Lugar de nacimiento La Meca
Imamato Desde 28 de Safar de 11 de la hégira/ 28 de Mayo de 632 D.C(29 años)
Califato 35-40 H / 656–661 D.C
Martirio 21 de Ramadán de 40 H / 31 de Enero de 661 en Mezquita de Kufa, Kufa, Iraq
Lugar de entierro Kufa
Sucesor Imam Hassan al-Muytaba (P)
Padre Abu Talib
Madre Fatima bint Asad
Hermanos Ya'far, 'Aqil, Talib
Cónyuges Fátima, Umm al-Banin, Asma', Amama, Layla, Umm Habib, Jawla,
Hijos Hasan, Husain,Muhsin, 'Abbas, Uzman, Abu Bakr'Abd Allah, Yafar, Muhammad, 'Umar ...
Hijas Zainab, Umm Kulzum, Ruqayya
Descendientes Sayyed,
Imames Infalibles (P)
'AlíHasanHusainSayyadBaqirSadiqKazimRidaYawadHadiHasan al-'AskariMahdi

Alí Ibn Abi Talib (en árabe:علي بن أبي طالب ) es el primer Imam Infalible, el sucesor del Profeta Muhammad (PBD), su compañero, su primo y su yerno. En la escuela sunita es considerado el cuarto califa de los califas bien guiados. El Imam Alí (P) fue el esposo de Fátima al-Zahra (P) y el padre del resto de los Imames Infalibles (P). También, fue el primero en creer en la profecía del Profeta (PBD) y en aceptar el Islam siete años antes de que nadie lo hiciera. Según los historiadores shiítas y muchos eruditos sunitas, él nació dentro de la Ka'ba y fue uno de los escribas del Corán.

Con base en la evidencia del Corán, el hadiz y la historia, los shiítas creen que Alí (P) fue el divinamente decretado sucesor del Profeta (PBD).[1] Según las fuentes shiítas y sunitas, se revelaron aproximadamente 300 versículos del Corán en relación con las virtudes del Imam Alí (P), [2] entre ellas, su infalibilidad.[3] Cuando los miembros de Quraysh conspiraron para asesinar al Profeta (PBD), fue Alí (P) quien durmió en la cama del Profeta (PBD), y así ayudó al Profeta (PBD) a irse secretamente a Medina. En el pacto de hermandad en Medina, el Profeta (PBD) eligió a Alí (P) como su hermano. [4]

A excepción de la batalla de Tabuk, Alí (P) estuvo presente en todas las batallas del Profeta (PBD). Cuando ocurrió la batalla de Tabuk, el Imam Alí (P) permaneció en Medina tal como el Profeta (PBD) le había ordenado. Al contrario de lo que el Profeta (PBD) había estipulado explícitamente, un grupo de personas le juraron lealtad a Abu Bakr en Saqifa inmediatamente después de la muerte del Profeta (PBD). Aunque Abu Bakr asumió el califato usurpando el derecho de Alí (P), el Imam (P) se mantuvo en silencio durante 25 años. Después del asesinato del tercer califa sunita, 'Uzman Ibn Affan, Alí (P) aceptó el califato debido a la abrumadora insistencia de los musulmanes. Durante su gobierno, se enfrentó a tres rebeliones y finalmente fue asesinado por uno de los Jariyitas mientras rezaba en el Mihrab (nicho de oración) de la Mezquita de Kufa, y luego fue enterrado en secreto en Nayaf.[5]

El Imam Alí (P) es considerado como el padre de muchas ciencias islámicas, incluida la literatura árabe, la teología islámica, el Fiqh y la exégesis coránica. El libro de Nahyul Balaga es una selección de sus discursos, cartas y consejos.

Contenido

Biografía

Árbol genealógico de Ahlul-Bait (P)
 
 
 
 
 
 
Jadiya (P)
 
 
 
Profeta Muhammad (PBD)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Señora Fátima al-Zahra (P)
 
 
 
Imam 'Alí (P)
 
 
 
 
Umm al-Banin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Husain (P)
 
Imam Hassan al-Muytaba (P)
 
Zaynab (P)
 
Umm Kulzum (P)
 
Muhsin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Abbas
 
Abd Allah
 
Uzman
 
Ya’far
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hasan al-Musanna
 
Qasim
 
'Abd Allah
 
Fátima
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muhammad
 
'Awn
 
Ali
 
'Abbas
 
Umm Kulzum
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
'Abd Allah
 
Zaynab
 
Ibrahim
 
 
Al-Hasan
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muhammad
 
Ibrahim
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Sayyad (P)
 
Alí al-Akbar
 
 
Alí al-Asqar
 
 
Fátima
 
Sukaina
 
Ruqayya
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Baqir (P)
 
 
 
Zayd
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Sadiq (P)
 
 
 
Yahya
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Kazim (P)
 
Muhammad
 
Ali
 
Is-haq
 
Umm Farwa
 
Abd Allah
 
Ismael
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Rida (P)
 
Ma'suama
 
Hamza
 
Is-haq
 
Ahmad
 
Ibrahim
 
Muhammad
 
 
 
 
 
Imam Yawad (P)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Hadi (P)
 
 
Musa
 
 
 
 
Fatima
 
 
 
Amama
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Hasan al-'Askari (P)
 
 
Husain
 
 
 
 
Muhammad
 
 
 
Ya’far
 
 
 
 
 
Imam Mahdi (P)
 
 

ʿAli ibn abi Talib Ibn 'Abd al-Muttalib Ibn Hashim Ibn Qusay Ibn Kilab[6] es considerado como el primer Imam infalible, y el cuarto de los califas bien guiados en la escuela de pensamiento sunita.[7] El padre de Alí (P), Abu Talib era un hombre generoso y justo que era respetado por varias tribus árabes. Él fue el tío y un guardián para el Profeta (PBD) y fue uno de los personajes más nobles de Quraysh. Abu Talib falleció siendo un musulmán en el décimo año después de la aparición del Islam. [8]

La madre de Alí (P), fue Fátima Bint Asad Ibn Hashim Ibn Abd Manaf.[9]

Sus hermanos fueron Talib, ‘Aqil y Ya’far. Sus hermanas fueron Hind o Umm Hani, Yumana, Rayta o Umm Talib y Asma’.[10]

Su nacimiento e infancia

Nacido en la Ka’aba, Pintado por Mahmud Farshchian

El Imam Alí (P) nació dentro de la Ka’ba en La Meca el viernes, 13 de Rayab, en el año treinta después del año del elefante es decir, el año en que nació el Profeta (PBD).[11] Su nacimiento dentro de la Ka’ba es ampliamente aceptado por muchos eruditos shiítas (incluyendo Sayyed Razi, el Sheij Mufid, Qutb Rawandi e Ibn Shahrashub) y muchos eruditos sunitas (incluyendo Hakim Nishaburi, Hafiz Ganyi Shafe’i, Ibn Yuwzi Hanafi, Ibn Sabbaq Maliki, Halabi y Ma’sudi.) [12]
Durante su infancia, cuando tenía 6 años de edad, hubo una hambruna en La Meca. Abu Talib tenía una familia numerosa y le era difícil mantenerlos a todos, especialmente durante la hambruna. Por lo tanto, el Profeta (PBD) y sus dos tíos, ‘Abbas y Hamza ayudaron a Abu Talib y a su familia en el cuidado de sus hijos. Entonces, ‘Abbas tomó la custodia de Ya’far, y el Profeta (PBD) tomó la custodia de Alí (P).[13] El Imam Alí (P) solía hablar de aquellos días con cariño, por ejemplo, dijo en uno de sus sermones:

“Cuando yo era niño, él se ocupó de mí, él me tomaba entre sus brazos y me llevaba a dormir en su cama, tan cerca de él que incluso podía percibir su olor. Él masticaba la comida para mí y luego me la daba a comer. Él nunca encontró ninguna mentira en mis discursos y ninguna deficiencia en mis acciones”.[14]

Su linaje y sus apodos

Su linaje es Alí hijo de Abu Talib hijo de 'Abd al-Muttalib hijo de Hashim hijo de Qusayy Ibn Kilab. Era del clan de Banu Hashim de la tribu de Quraysh. Sus Apodos fueron

  • Abu al-Hasan,
  • Abu al-Husayn,
  • Abu al-Sibtayn,
  • Abu Turab
  • Abu al-A'imma (Padre de los Imames).

Sus títulos fueron:

  • Amir al-Mu'minin (el Príncipe de los creyentes),
  • Ya'sub al-Din wa al-Muslimin,
  • Mubir al-Shirk wa al-Mushrikin (Eliminador del politeísmo y los politeístas),
  • Mawla al-Mu'minin (Señor de los creyentes),
  • Haydar,
  • Murtaza,
  • Nafs al-Rasul,
  • Aj al-Rasul (Hermano del Profeta),
  • Zawj al-Batul (Esposo de Fátima al-Batul),
  • Saif Allah al-Maslul (Espada de Dios),
  • Amir al-Barara (Emir de los justos),
  • Qasim al-Yannat wa al-Nar (El criterio para recibir la recompensa del paraíso y el castigo del infierno),
  • Sahib al-Liwa' (Portador de la bandera del Profeta (PBD))
  • Sayyed al-Arab,
  • Kashshaf al-Kurab,
  • Siddiq al-Akbar (El gran honesto),
  • Hadi,
  • Faruq (el que divide entre la verdad y la falsedad),
  • Shahid (mártir),
  • Wali (Amigo de Dios),
  • Wasi (Albacea del Profeta),
  • Naba’ al-Azim,
  • Siraṭ al-Mustaqim (Camino recto).[15]

Amir al-Mu'minin

Amir al-Mu'minin, el Príncipe de los creyentes, es un título que, según la escuela Shia, pertenece exclusivamente al Imam Alí (P). Según los hadices, este título se usó para el Imam Alí (P) en el tiempo del Profeta (PBD). Según algunas narraciones, el uso de este título es inapropiado para otros califas sunitas, ni siquiera debe usarse para otros imames (P).[16]

Características físicas

Hay muchos informes sobre la apariencia física del Imam Alí (P). Se informa que tenía grandes ojos negros llenos de compasión y amabilidad. Sus cejas eran largas y unidas entre sí. Era sonriente, tenía un hermoso y agradable comportamiento y era considerado como una de las personas más atractivas. Su frente era grande y tenía un cuello bastante pálido y una barba llena. Sus hombros eran anchos, tenía dedos delgados, manos y antebrazos fuertes. Su pecho era ancho y peludo y sus huesos parecían fuertes en las articulaciones. Era tan fuerte que cuando tomaba la mano de alguien, se sentía su fuerza abrumadora. [17]

Ibn Abi al-Hadid dice: "La destreza física de Alí era muy conocida. Él fue quien quitó la puerta de Jaybar, incluso cuando un grupo de tropas no pudo llevarla a su lugar. Él fue el que derribó el ídolo de Hubal (que era un gran ídolo), desde la cima de la Kaaba hasta el suelo. " [18]

Cónyuges e hijos

La primera esposa del Imam Alí (P) fue Fátima al-Zahra (P), la hija del Profeta (PBD).[19] Antes de Alí (P), otros hombres como Abu Bakr, 'Umar Ibn Jattab y 'Abd al-Rahman Ibn 'Awf, habían pedido la mano de Fátima (P) para contraer matrimonio. Sin embargo, el Profeta (PBD) les había dicho que estaba esperando una orden divina con respecto al matrimonio de su hija. [20]
Algunos historiadores han mencionado que la fecha del matrimonio de Alí (P) y Fátima (P) fue el primero de Dul-Hiyya en el segundo año de la hégira (624 D.C.). [21]
Ali (P) y Fátima (P), tuvieron cinco hijos llamados Hasan, Husain, Muhsin, Zaynab y Umm Kulzum.[22]
Después del martirio de Fátima (P), el Imam Alí (P) contrajo matrimonio con otras mujeres, las cuales fueron:

  • Umama, la hija de Abu al-'As Ibn Rabi’. La madre de Umama, Zaynab, era hija del Profeta (PBD).
  • Umm al-Banin, la hija de Hazam Ibn Darim. Juntos tuvieron cuatro hijos: 'Abbas (P), 'Uzman, Ya'far y 'Abd Allah, todos ellos alcanzaron el martirio en el suceso de Karbalá.
  • Layla, la hija de Mas'ud Ibn Jalid.
  • Asma Bint 'Umays, con quien tuvo dos hijos: Yahya y 'Awn.
  • Umm Habib, la hija de Rabi'a al-Taqlabi.
  • Jawla, la hija de Ya'far Ibn Qays Ibn Maslama al-Hanafi. Juntos, tuvieron a Muhammad Ibn Hanafiyya.
  • Umm Sa'id, la hija de 'Urwat Ibn Mas'ud al-Zaqafi
  • Muhayyat, la hija de Imru 'al-Qays Ibn 'Adi al-Kalbi.[23]

El Sheij Mufid ha narrado que el Imam Alí (P) tuvo 27 hijos. También mencionó que algunos eruditos Shiítas han mencionado un hijo adicional a los hijos de Fátima (P) a quien el Profeta (PBD) había llamado Muhsin antes de que ella le diera a luz.[24] Sin embargo, él fue abortado poco después de que el Profeta (PBD) falleció. Los hijos del Imam Alí (P) fueron los siguientes:

(Estos fueron los cinco hijos de Fátima (P))

('Umar y Ruqayya eran gemelos y su madre era Umm Habib Bint Rabi'a)

(Estos cuatro fueron los hijos de Umm al-Banin, todos fueron martirizados en el suceso de Karbalá)

(Estos dos fueron los hijos de Layla Bint Mas'ud, y fueron martirizados en el suceso de Karbalá)

  • Yahya (cuya madre era Asma’ Bint Umays)
  • Umm al-Hasan
  • Ramla

(La madre de estos dos era Umm Sa'id Bint 'Urwa)

  • Nafisa
  • Zaynab al-Suqra
  • Ruqayya al-Suqra
  • Umm Hani
  • Umm al-Kiram
  • Jumana (cuyo apodo fue Umm Ya'far)
  • Amama
  • Umm Salama
  • Maymuna
  • Jadiya
  • Fátima

(El Sheij Mufid no ha mencionado a las madres de los últimos once hijos, y ha dicho que sus madres son diferentes).[25]

Su Martirio

El santuario del Imam Alí (P), en Nayaf

En la madrugada de 19 de Ramadán del año 40 de la hégira (661 D.C), durante los días en que el Imam Alí (P) estaba movilizando un ejército para Siffin, Abd al-Rahman Ibn Mulyam Muradi lo golpeó con una espada en la cabeza, en la mezquita de Kufa, mientras el Imam se encontraba rezando. El Imam (P) alcanzó el martirio dos días después de este golpe. El Imam Hasan (P), el Imam Husayn (P) y Muhammad Ibn Hanafiyya, acompañado por 'Abd Allah Ibn Ya'far sepultaron al Imam (P) en Nayaf y la ubicación de su tumba quedó en secreto durante muchos años. [26] Esto fue porque si los omeyas o los Jariyitas hubiesen sabido la ubicación de su tumba, habrían exhumado su cuerpo para deshonrarlo. [27] Solo sus hijos y algunos compañeros sabían de su lugar de sepulcro hasta la era de Mansur 'Abbasi en el año 135 de la hégira, cuando el Imam Sadiq (P) reveló la ubicación de su tumba.[28]

Su testamento

El testamento del Imam Alí (P) contiene sus consejos para sus hijos con respecto a sus ritos funerarios y la forma de su entierro. También dio una serie de consejos éticos y morales en su testamento para sus hijos y seguidores.

Cuando fue herido por Ibn Mulyam, el Imam Alí (P) aconsejó a sus hijos sobre los siguientes puntos:

  • Les aconsejo temer a Dios. No se dejen ganar por este mundo vicioso aunque a menudo puede que busque tentarlos excesivamente. No se aflijan ni desfallezcan debido a las cosas por las que este mundo les rechaza. Permitan que el Eterno Premio y las Bendiciones de Dios sean los factores impulsores de todo lo que ustedes dicen y hacen.
  • Sean enemigos de los tiranos y opresores y amigos y ayuda de quienes estén oprimidos y tiranizados.
  • Mantengan las relaciones de amistad entre la gente, porque he escuchado a su abuelo el Santo Profeta (PBD) decir que: “reconciliar a dos personas es mejor que un año de oración”.
  • Teman a Dios cuando se plantea la cuestión de los huérfanos y desheredados. Nunca deberían dejarlos morir de hambre.
  • Teman a Dios por respeto al Corán, no sea que otros les aventajen y superen en seguir sus pasos y actuar de acuerdo a sus órdenes.
  • Teman a Dios en lo relacionado con las oraciones, porque ellos son el pilar de su fe.
  • Teman a Dios en lo que se refiere a Su Santa Casa de Dios, no permitan que quede desamparada.
  • No olviden a Dios, luchen por Su Causa con vuestras palabras, riqueza y vidas.
  • Desarrollen mutuos lazos de amistad, familiaridad, amor y ayuda.
  • No dejen de aconsejar a la gente para que sea buena y se abstenga del mal. Porque si no, la gente viciosa y pecadora gobernará por ustedes.

En una parte de su testamento, el Imam (P) recomendó lo siguiente acerca de su asesino:

¡Oh descendientes del Abdul Muttalib! No permitan ninguna venganza o represalia por el atentado perpetrado en mi contra. No anden dando vueltas con la espada desenvainada y el lema “Amir-ul-Muminín ha sido asesinado” y no comiencen una masacre con mis oponentes y enemigos. Cuiden que solamente un hombre -quién atentó contra mí- sea ejecutado como castigo por el crimen cometido y que nadie más sea molestado, perjudicado o tratado injustamente. El castigo para el hombre que cometió el crimen deberá tener lugar solamente después que muera por la herida que él me produjo. Este castigo se deberá ejecutar solamente por medio de un golpe de espada. No deberá ser torturado. Sus manos y pies no deberán ser cortados, porque he escuchado decir al Santo profeta (PBD): “No cortes las manos y pies de nadie, aunque sea un perro muerto”[29]

Durante la vida del Profeta (PBD)

Su participación en las batallas del Islam

Alí (P) tuvo un papel influyente en las batallas y expediciones de los primeros años del Islam y luchó junto al Profeta (PBD) en todos ellos, a excepción de la Batalla de Tabuk, en la que permaneció en Medina como el diputado del Profeta (PBD) en la ciudad.[30]

Batalla de Badr

La Batalla de Badr fue la primera batalla entre los musulmanes y los idólatras de La Meca. Esta batalla tuvo lugar el 17 de Ramadán del segundo año de la hégira, (624 D.C.).[31] En esta batalla, los musulmanes mataron a setenta de los idólatras, incluidos algunos jefes influyentes como Abu Yahl, 'Utba, Shayba y Ummayya.

Era una costumbre árabe preceder la batalla general, con unos pocos combates uno a uno. Entonces, 'Utba Ibn Rabi'a, su hijo, Walid, y su hermano, Shayba se adelantaron y desafiaron al Profeta (PBD) a que enviara a unos oponentes dignos al campo de batalla para combatir con ellos. El Profeta (PBD) envió a Alí (P), Hamza y 'Ubayda Ibn Hariz. El Imam Alí (P) tumbó a Walid rápidamente, al igual que Hamza a 'Utba, matándolos rápidamente. A continuación, ellos pasaron a ayudar a Ubayda contra Shayba, matándolo también. Es de hacer notar que en esta batalla, Hanzala, 'As Ibn Sa'id, Ta’imah Ibn 'Adi, y aproximadamente 20 idólatras, murieron a manos de Alí Ibn Abi Talib (P).[32]

Batalla de Uhud

El Imam Alí (P), Hamza, Abu Duyana y algunos otros lideraron el ejército musulmán en la Batalla de Uhud, desalentando las filas del enemigo. Sin embargo, un grupo de politeístas logró rodear al ejército musulmán. Con cada grupo del ejército de Quraysh atacando al Profeta (PBD), Alí (P) llevaría un contragolpe en contra de ellos por orden del Profeta (PBD). En el transcurso de esta batalla, rindiendo homenaje a la abnegación que Imam Alí (P) mostró, el Arcángel Gabriel descendió y dijo: "Esta es la máxima devoción que Alí ha demostrado”. El Profeta (PBD) confirmó a Gabriel y dijo: "Yo soy de Alí y él es de mí". Entonces, una voz hizo eco en el cielo, diciendo:

“La fata illa ʿAli, la saif illa Zulfaqar”, que significa; “No hay joven como Alí (P), y no hay ninguna espada como Zulfaqar (La espada del Imam Alí (P))”[33]

Batalla de Jandaq

En la Batalla de Jandaq, como lo sugirió Salman Farsi, los musulmanes cavaron una zanja alrededor de Medina para mantener al enemigo alejado de la ciudad. Durante varios días, los dos ejércitos se enfrentaron en lados opuestos de la zanja. A veces se daban a la lucha, lanzando piedras y flechas. Finalmente, 'Amr Ibn 'Abd Wad (del ejército de los politeístas), junto con algunos otros, saltó por encima de la zanja en su parte más estrecha y se las arregló para llegar al otro lado. El Imam Alí (P) le pidió al Profeta (PBD) que le diera permiso para luchar contra ‘Amr, y el Profeta (PBD) aceptó. Después de combatir con ‘Amr, el Imam Alí (P) lo derribó y lo mató.[34]

Cuando el Imam Alí (P) venció a ‘Amr, el Profeta (PBD) dijo:

"Un golpe de Alí (al enemigo) durante la batalla de Jandaq es más valioso que la adoración de todos los genios y los seres humanos".[35]

Batalla de Jaybar

La Batalla de Jaybar ocurrió en el mes de Yumada al-Awwal del séptimo año de la hégira, cuando el Profeta (PBD) mandó a atacar las fortalezas judías debido a sus amenazas y conspiraciones contra los musulmanes.[36] En esta batalla, después de que algunos hombres, como Abu Bakr y 'Umar, no pudieron conquistar las fortalezas de los judíos, el Profeta (PBD) dijo:

"Mañana daré la bandera de mi ejército a alguien que ame a Dios y a Su Enviado y que es amado por Dios y Su Enviado".[37]

A la mañana siguiente, le dio la bandera al Imam Alí (P) y el Imam (P), en un solo ataque, conquistó la Fortaleza de Jaybar y venció a los judíos.

Se ha narrado que al Imam Alí (P) le dolían los ojos antes de que el Profeta (PBD) le diera la bandera, entonces el Profeta (PBD) sanó milagrosamente los ojos del Imam Alí (P), y luego le dio la bandera.

En el trascurso de esta batalla, el Imam Alí (P) perdió su escudo durante el combate, por lo tanto, quitó una de las puertas de la fortaleza y la usó como escudo hasta el final de la batalla. [38]

Conquista de la Meca

Al comienzo del mes de Ramadán del octavo año de la hégira, el Profeta (PBD) partió a La Meca desde Medina con la intención de conquistar La Meca. Después de que Sa'd Ibn 'Ubada, el portador de la bandera del ejército musulmán, entonó lemas sobre la venganza; el Profeta (PBD) envió a Alí (P) a tomar la bandera de Sa'd y corear un eslogan sobre misericordia.[39] Después de la conquista de la Meca, el Profeta (P) entró a la Ka'ba y rompió los ídolos que habían dentro de ella, luego Alí (P) subió a los hombros del Profeta (PBD) y arrojó el ídolo que estaba encima de la Ka’ba.[40]

Batalla de Hunayn

La batalla de Hunayn ocurrió en el octavo año de la hégira. La guerra se produjo porque los jefes de las tribus Hawazin y Saqif decidieron tomar medidas preventivas contra el Profeta (PBD) con el temor de que él iba a atacarlos después de la conquista de La Meca.

En esta batalla, Alí (P) lideraba las tropas de los Muhayirin y mató a unos 40 guerreros del ejército del enemigo. [41]

Batalla de Tabuk

La batalla de Tabuk fue la única batalla liderada por el Profeta (PBD) en la que Alí (P) no participó. Él permaneció en Medina por la orden del Profeta a fin de proteger la ciudad en la ausencia del Profeta (P) contra las conspiraciones de los hipócritas.

Poco después de que el Profeta (PBD) se marchara a la guerra, los hipócritas comenzaron a difundir rumores acerca de que el Profeta (PBD) no estaba satisfecho de Alí, y que no quería que participara en la batalla. Para poner fin rápidamente a los rumores maliciosos, Alí (P) inmediatamente se unió al Profeta (PBD) que estaba fuera de la ciudad y le informó sobre el asunto. Fue aquí donde el hadiz de Manzilat fue narrado por el Profeta (PBD). En este hadiz, el Profeta dijo:

"¡Oh Alí, mi hermano! regresa a Medina, ya que nadie, a excepción de tu y yo, tiene la capacidad para manejar estos asuntos. Por lo tanto, usted es mi vicegerente y sucesor entre mi Ahlul-Bait y mi pueblo. ¿No estás contento de (saber) que tú te encuentras en la misma posición (manzilah) ante mí que Aarón ante Moisés?, excepto que después de mí no habrá otro profeta.”[42]

Pruebas de su Imamato

Muchos versículos y hadices prueban que el Imamato y el legítimo califato pertenecen a Alí Ibn Abi Talib (P) después del fallecimiento del Profeta (PBD). Entre estas pruebas se destacan las siguientes:

Aleya de Uli al-Amr

“¡Oh los que creéis! ¡Obedeced a Dios y obedeced al Mensajero y a los que de vosotros tienen autoridad! Y si discutís sobre algo, remitidlo a Dios y al Mensajero si creéis en Dios y en el Último Día. Eso es un bien y la mejor solución” (Corán: 4: 59)

Según todos los eruditos shiítas y muchos eruditos sunitas, la aleya de Uli al-Amr se reveló con referencia a Alí (P) y los otros Imames (P), y afirma la necesidad de obedecerlos. [43]

Aleya del Wilayat

“En verdad, vuestro Wali (protector) es solamente Dios y Su Mensajero y aquellos que tienen fe, que hacen la oración y dan limosna mientras están inclinados rezando.” (Corán: 5: 55)

La aleya del Wilayat prueba el Imamato de Alí (P) y su liderazgo en la comunidad musulmana. Los eruditos de la exégesis coránica consideran que este versículo fue revelado acerca del Imam Alí (P) cuando le dio su anillo a un hombre pobre mientras realizaba la inclinación en la oración. [44]

La palabra "Wali" (en árabe: ولي) se deriva de Wilayat es decir, liderazgo, jefatura y tutoría. El verso comienza con el artículo de exclusión "Innama" (en árabe: إنما) donde según los filólogos, en esta aleya, se limita la denominación de Wali (protector) para ciertas personas, es decir Allah, el Profeta (PBD) y el Imam Alí (P).

Hadiz al-Manzilat

En el Hadiz de Manzilat, el Profeta (PBD) le dijo al Imam Alí (P):

“Tú eres para mí como Aarón para Moisés, salvo que no habrá profeta después de mí.”[45]

Hadiz Yawm al-Dar

Cuando el Profeta (PBD) informó a sus parientes cercanos sobre su misión y los invitó al Islam, solo Alí (P) aceptó su invitación y declaró su apoyo al Profeta (PBD). El Profeta (PBD) le dijo entonces:

"Este (Alí) es mi hermano, mi albacea y mi califa entre vosotros. Pues, escuchadlo y obedeced sus órdenes.”[46]

Evento de Gadir

En el décimo año de la hégira, el Profeta del Islam (PBD) realizó su último viaje del Hayy conocido como Hayyat al-Wida’ (El Hayy de la despedida). En este viaje, no solo la gente de Medina; sino también miles de los musulmanes de otros lugares de la Península Arábiga acompañaron al Profeta Muhammad (PBD). Después de que el Profeta (PBD) partió de La Meca a Medina, cuando la caravana de los musulmanes llegó a una zona cerca de Yuhfa, el Arcángel Gabriel descendió en un lugar llamado Gadir Jum trayendo la siguiente aleya para el Profeta (PBD):

“¡Oh, Mensajero! ¡Transmite lo que ha descendido a ti procedente de tu Señor! Y, si no lo haces, será como si no hubieses transmitido nada de Su mensaje y Dios te protegerá de la gente.” (Corán, 5: 67)

Esta aleya era un mandato divino en relación con la asignación del Imam Alí (P) como el Califa y el Sucesor del Profeta (PBD). Este mandato tuvo tanta importancia que el Profeta Muhammad (PBD) tuvo que cumplirlo frente a los ojos de cientos de miles de personas. [47]

El Profeta (PBD) se reunió con todos aquellos que lo acompañaban en este viaje, se subió en un púlpito que estaba hecho con varias monturas de camello, y después de alabar y agradecer a Dios por Sus bendiciones, se dirigió al pueblo y dio un sermón muy importante que se conoce como el Sermón de Gadir.

En este instante, tomó el brazo de Alí (P) levantándolo hasta que llegaron a verse las axilas de ambos. Lo presentó a la multitud, y exclamó:

"¿Quién es el más merecedor entre los musulmanes más que ellos mismos?”

Todos respondieron: “Dios y Su Enviado”. El Profeta (PBD) dijo entonces:

“Dios es mi Líder y mi Señor, y yo soy el Líder y el Señor de los creyentes, y merezco entre ellos más que ellos mismos." Luego agregó:
“Aquél de quien yo fuera su Señor (Maula) Alí también es su Señor.”

El Profeta (PBD) continuó:

“¡Dios mío! Ama a quien lo ame, sé enemigo de su enemigo y amigo de su amigo. Trata con Tu ira a quien lo odia, ayuda a quien lo ayude y humilla a quien lo humille, y conviértelo en el eje de la verdad”. [48]

También, ordenó a los presentes que trasmitiesen este mensaje a todos los musulmanes que se encontraban ausentes en aquel evento.

El fallecimiento del Profeta (PBD) y el evento de Saqifa Bani Sa'ida

En los últimos momentos de la vida del Profeta (PBD), él le pidió a Alí (P) que se le acercara y entonces el Profeta (PBD) le dijo un largo secreto. Cuando la enfermedad del Profeta (PBD) empeoró, le dijo a Alí (P):

"Pon mi cabeza en tu regazo, ya que un mandato divino ha venido y dice que cuando mi alma abandone mi cuerpo, debes tomarla con tu mano y pasarla sobre tu cara, y luego dirige mi cuerpo hacia la Qibla, prepárame para el entierro, y realiza mi oración fúnebre delante de los demás. No te vayas de mi lado hasta que me hayas enterrado en la tierra, y pide ayuda a Dios, el Exaltado," [49]

Mientras el Imam Alí (P) y otros miembros de Bani Hashim estaban ocupados preparándose para el entierro del Profeta (PBD), algunos de los árabes emigrantes y los Ansar (incluyendo a Abu Bakr, 'Umar, Abu 'Ubayda Yarrah, 'Abd al-Rahman Ibn 'Awf, Sa'd Ibn Ubada, Sabit Ibn Qays, y Uzman Ibn 'Affan), se reunieron en un lugar llamado Saqifa Bani Sa'ida para decidir acerca del futuro liderazgo de los musulmanes. Después de algunas disputas, (y sin tomar en consideración el testamento del Profeta (PBD), la opinión de otros musulmanes y el evento de Gadir), aquellos hombres eligieron a Abu Bakr como el primer califa después del Profeta (PBD). [50]

Durante el gobierno de los tres califas sunitas

Durante el gobierno de los tres califas sunitas, ocurrieron algunos eventos trágicos en la vida de Ahlul-Bait (P). Esto incluyó la invasión a la casa de Alí (P) para obligarle a jurarle lealtad a Abu Bakr, la confiscación y usurpación ilegal de Fadak, y el martirio de la Señora Fátima (P).[51]

Bajo el gobierno de los tres primeros califas sunitas, que duró 25 años, el Imam Alí (P) no se distanció de los asuntos de la comunidad musulmana. De hecho, contribuyó en muchos esfuerzos y servicios sociales para el bien del Islam. Esto incluyó actividades como la recopilación del Corán, advertir a los tres califas con respecto a sus errores en algunos asuntos religiosos y gubernamentales, dar de caridad a los pobres y huérfanos, y liberar a mil esclavos. En este período, el Imam (P) plantaba árboles, cavaba pozos y canales, construía mezquitas (en Medina, Kufa y Basora). También el Imam dedicó como waqf bienes inmuebles y lugares para causas religiosas, cuyo ingreso anual fue de 40,000 dinares.

Invasión a la casa de Alí (P) y Fátima (P)

Después del fallecimiento del Profeta (PBD), cuando el Imam Alí (P) y unos compañeros del Profeta (PBD) se negaron a jurarle lealtad a Abu Bakr y se reunieron en la casa de Fátima (P), Abu Bakr envió a ‘Umar Ibn Jattab a la casa de Alí (P) con el fin de obligarles a jurarle lealtad a él mismo.[52] Cuando ‘Umar llegó a la puerta de la casa de Alí (P), los llamó para que saliesen de la casa. Sin embargo, ellos no salieron. Entonces, ‘Umar Ibn Jattab les ordenó a sus agentes que le trajesen leña, y luego gritó: “¡Juro por Dios, que si no salen, quemaré la casa con todos aquellos que se encuentran dentro!”.

La gente le dijo: “¡Oh Aba Hafs! ¿Lo harías aun sabiendo que Fátima (P) estuviera en la casa?” Umar dijo “Lo hago, aunque ella esté en la casa”.

Mas’udi, un historiador Sunita de la Escuela Shafe’i escribe:

“Ellos invadieron la casa de Alí (P), quemaron su puerta y forzaron a Alí (P) a que saliese de la casa mientras que le perpetraron un golpe a Fátima (P) detrás de la puerta, el cual le causó el abortó de su bebé, Muhsin Ibn Alí.”

Según algunas fuentes históricas, primero uno de los agentes de Abu Bakr llamado Gunfuz fue enviado a la casa del Imam Alí para obligarle a jurarle lealtad a Abu Bakr. Sin embargo, el Imam Alí (P) se negó y entonces, Abu Bakr, Umar, Uzman, Jalid Ibn Walid, Muqira Ibn Shu'ba, Abu 'Ubayda al-Yarrah y Gunfuz fueron a la casa del Imam' Alí (P).

Cuando llegaron a su casa, insultaron a la Señora Fátima (P) y tumbaron la puerta de su casa de tal manera que ella quedó atrapada entre la puerta y la pared (lo que le causó una grave herida que más tarde le condujo a su martirio). Cuando ella salió de la casa, la azotaron y ataron las manos del Imam Alí (P), llevándolo por la fuerza hacia Saqifa Bani Sa'ida. [53]

Cuando lo llevaron hacia Saqifa Bani Sa'ida, le pidieron que le jurara lealtad a Abu Bakr. El Imam Alí (P) respondió:

"No lo hago porque yo soy más digno que tú con respecto al califato. Más bien, tú debes jurarme lealtad a mí, ya que tu asumiste el califato por tu relación con el Profeta (PBD) (mientras mi relación está más cerca), y de hecho me lo has usurpado a mí.” [54]


Recopilación del Corán

Tanto los estudiosos shiítas como los sunitas están de acuerdo en que el Imam Alí (P) fue el pionero en la recopilación del Corán de acuerdo con la voluntad y la recomendación del Profeta (PBD).[55] Se ha narrado en un hadiz que el Imam Alí (P) juró no usar su túnica (para salir de su casa) hasta que hubiera terminado de recopilar el Corán.[56] También se dice que el Imam Alí (P) recopiló el Corán dentro de los seis meses posteriores al fallecimiento del Profeta (PBD). [57]

Guerra contra los Romanos

Cuando Abu Bakr se convirtió en califa, consultó con los compañeros del Profeta (PBD) acerca de la guerra contra los romanos. Cada uno de los compañeros aconsejó de forma diferente, pero ninguno de ellos pudo convencer a Abu Bakr. Finalmente, Abu Bakr consultó con el Imam Alí (P) quien lo instó a actuar de acuerdo con las órdenes del Profeta (PBD) y dijo: "Si luchas (contra los romanos), triunfarás". [58]

Establecer el principio del calendario islámico

El Imam Alí (P) fue quien sugirió a ‘Umar a que estableciera la fecha de la Emigración del Profeta (PBD) desde la Meca a Medina como el comienzo del calendario islámico. [59]

Su Califato

En el año 35 de la hégira, después del asesinato de Uzman, un grupo de los Compañeros del Profeta (PBD) llegó ante el Imam Alí (P) y dijo: "No conocemos a nadie mejor que usted para el califato". Ellos dijeron que no aceptarían nada menos que jurarle lealtad al Imam Alí (P) como el próximo califa. El Imam (P) finalmente aceptó esta propuesta, a condición de que el juramento de lealtad se le diera públicamente en la mezquita, no en secreto.[60] Es de hacer notar que el Imam (P) no aceptó la propuesta del califato al principio, ya que sabía que la comunidad era demasiado corrupta para ser dirigida por él y para cumplir con sus normas morales inflexibles.
El Imam (P) dice a este respecto:

“¡Por Dios! Nunca anhelé un Reino o el Califato por sí mismos. Todos vosotros me invitasteis a aceptarlo y yo lo acepté. Y cuando lo hice, me convertí en gobernante, comencé a dirigir de acuerdo con los dictámenes del Corán y las tradiciones del Profeta (PBD).”[61]

Excepto por unos pocos, todos juraron lealtad al Imam Alí (P). Como el Imam (P) no había obligado a nadie a que le jurase lealtad, algunos hombres se atrevieron a negarse a jurarle lealtad, entre ellos:

Derechos mutuos entre la gente y el gobernante

Desde el punto de vista del Imam Alí (P), existen derechos mutuos divinamente establecidos entre el gobernante y la gente. El Imam Alí (P) dijo a este respecto:

"De la misma manera que uno tiene derechos sobre el otro, este último también tiene derechos sobre el primero. El único que tiene derechos sobre todos, mientras que ninguno tiene derechos sobre él, es Dios. Este hecho no se aplica a ninguno de sus siervos." [63]

De acuerdo con el Imam Alí (P), respetar estos derechos mutuos tiene grandes beneficios. Dijo el Imam (P) en uno de sus sermones:

"Si las personas cumplen con los derechos del gobernante y el gobernante cumple con los derechos de las personas, entonces los derechos alcanzan una posición de honor entre ellos, se fortalecen los pilares de la religión, se manifiestan los signos de justicia y la Sunna del Profeta (PBD) se aplica en la manera debida. " [64]

También dice al respecto:

"Cuando los gobernados se rebelen contra su gobernante sin ninguna causa justificada e intenten derrocar su autoridad, o cuando el gobernante oprima, tiranice, explote y prive a sus gobernados de sus derechos naturales o adquiridos, entonces, las diferencias se deslizarán en todas las fases de sus relaciones y recibirán un revés, la Ley y el Orden. El despotismo o totalitarismo estarán a la orden del día, se abandonarán el sincero y fiel seguimiento de la religión, la que de hecho, será abandonada. Los desordenados deseos gobernarán las mentes humanas, los cánones de la religión serán desdeñados y despreciados, las mentes se tornarán anormalmente pervertidas y nadie dudará de emprender las más sucias acciones, desatender las sagradas obligaciones, tratándolas con desprecio y menoscabo.”[65]

Alí (P) respetaba mucho los derechos de las personas y esto es evidente a partir de las cartas que envió a sus agentes oficiales. En una carta a uno de sus agentes, él (P) escribió:

“Traten a los contribuyentes con equidad y justicia y examinen sus deseos con paciencia y amabilidad porque ustedes son los tesoreros de los súbditos, representantes de la gente y funcionarios en nombre de la más alta autoridad.”[66]

Además, en una carta en donde aconseja a los agentes sobre el Azaque, escribió:

“No renuncies al temor a Dios. No permitas que los musulmanes se quejen y aflijan -por sus bienes teniéndote como Gobernador- no les hables de forma que tus proposiciones se hagan odiosas para ellos. No les impongas más tributos de los que realmente deben a Dios. Cuando llegues con un grupo de gente -tribu o pueblo- para evaluar un impuesto y cobrárselo, permanece solamente en su aguada (manantial o reserva de agua que tiene el lugar para proveer convenientemente a una región desértica) y no te quedes en sus casas. Luego ve a ellos manteniendo tu dignidad y prestigio y cuando les des la mano, deséales la paz y las bendiciones de Dios, mostrándoles el debido respeto. Diles que el Califa de Dios te ha enviado para recolectar las obligaciones sagradas. Pregúntales si poseen medios suficientes para pagar dichas obligaciones, que ojalá puedas juntarlas y entregarlas a tu Califa. Si alguno te dice que no posee suficientes bienes para hacerlo, exceptúalo del pago y luego no le molestes, aceptando sus disculpas. Si algún otro te dice que sólo puede pagar un impuesto pequeño, entonces vete con él a su casa, campo o cultivo, pero no les asustes o les pongas nerviosos y no procedas con indebida dureza o tiranía.”[67]

Cuando el Imam Alí (P) nombró a Malik Ashtar como el gobernador de Egipto, le escribió:

“¡Malik! Debes ser amable, compasivo y amar a tus súbditos. No te comportes como una bestia voraz y rapaz, cuyo éxito reside en desgarrar a sus víctimas. Recuerda Malik que hay dos tipos de personas: aquellas que tienen tu misma Religión y son tus hermanos y aquellos que profesan otra Religión y que son seres humanos como tú.”[68]

Su Justicia

Al comienzo de su califato, el Imam Alí (P) puso fin a algunas de las falsas tradiciones de los tres primeros califas. Detuvo el modo en que se distribuía el Beitul-Maal (Tesorería pública de los musulmanes) ya que Umar había cambiado la manera de dividir la tesorería pública, y la distribuía entre los musulmanes en porciones diferentes, la cual dependía de la fecha de su conversión al Islam y sus servicios para el gobierno.

El Imam (P) dijo: "Traten a todos por igual cuando se distribuye el Beitul Maal y no prefieran a nadie sobre el otro.”[69]

Él nombró a 'Ammar Ibn Yasir y Abu Hayzam Ibn Taihan como los encargados de la distribución del Beitul Maal y les dio la siguiente orden por escrito:

"Los árabes, los no árabes y todos los musulmanes de todas las tribus y etnias deberán recibir una parte igual de la Tesorería pública". [70]

Además, cuando el Imam Alí (P) aceptó el califato, ordenó que los terrenos que' Uzman había dado a sus amigos y cercanos fueran devueltos a la Tesorería pública de los musulmanes.[71]

El Imam Alí (P) fue muy riguroso en la observación de la justicia y la equidad con respecto a la Tesorería pública. Incluso cuando su hija solo pidió prestado un collar de perlas de 'Alí Ibn Abi Rafi', el guardián de la Tesorería pública, el Imam (P) expresó su negativa.[72]

En otra ocasión, el Imam Alí (P), en respuesta a una solicitud financiera de uno de sus compañeros, dijo:

"Esta propiedad no es ni mía ni tuya. Más bien es un botín de guerra que pertenece a los musulmanes que lo obtuvieron con sus espadas. Si tu hubieras participado en la guerra junto a ellos, habrías recibido una parte igual de esta propiedad.”[73]

Implementación estricta de la ley y la religión

Él fue inflexible al implementar las leyes del Islam, y esto fue intolerable para los delincuentes e infractores.
Una vez, Alí (P) ordenó a su compañero Qanbar a que realizara el castigo penal de un delincuente con unos latigazos. Superado por la emoción, Qanbar agregó tres latigazos más que lo definido en las leyes penales del Islam. Por lo tanto, el Imam Alí (P) hizo que el hombre se levantara y que azotara a Qanbar tres veces por aquellos latigazos adicionales. [74]
Una noche, un hombre rico de Basora invitó a Uzman Ibn Hunaif (el gobernador de Basora) a una reunión. Alí (P) se enteró de la reunión y al instante escribió una carta a Uzman Ibn Hunaif, diciendo:

“¡Ibn Hunaif! He recibido noticias de que una persona de Basora te invitó a cenar y de que inmediatamente aceptaste; que fueron servidas allí comidas muy suntuosas y finas, puestas delante de ti en platos muy grandes y que tú disfrutaste de ellos. Estoy apenado de escuchar esto. Nunca esperé que aceptaras la invitación de una persona que invita a funcionarios importantes y a personas ricas, mientras que desde su puerta son echadas rudamente las personas pobres y hambrientas. Observa cuidadosamente las cosas que vas a comer. Si hay en ello siquiera una sombra de que han sido obtenidas ilícitamente, abstente de ellas. Solamente come de aquellas cosas de las que estés perfectamente seguro que fueron obtenidas de forma honesta, virtuosa y lícita. Mira a tu Imam en este mundo. Él se ha autosatisfecho y está contento con dos prendas de vestir viejas, toscas, desgarradas y dos pedazos de pan, uno por la mañana y otro por la tarde.”[75]

Reprochar a los aduladores

El Imam Alí (P) odiaba los halagos de los aduladores y prohibió a los musulmanes que lo hicieran.
Al regresar de la Batalla de Siffin, un hombre llamado Harb Ibn Shurahabil caminaba con el Imam Alí (P) quien estaba montado en su caballo. El Imam Alí (P) lo detuvo y le dijo a Harb: “¡Vuelve!” Cuando Harb se negó, él le dijo: "Vuelve, ya que una persona como tú que va a pie acompañando a una persona como yo trae problemas para el gobernador. Este acto es una humillación y desgracia para un creyente". [76]
Una vez, uno de los compañeros elogió al Imam Alí (P). El Imam (P) condenó la adulación del hombre y dijo:

“A la gente, a menudo le gusta ser alabada después de hacer buenas acciones o de realizar grandes cosas, pero yo no deseo que me alabéis por obedecer fiel y sinceramente a Dios y por haber realizado mi deber hacia vosotros, porque todavía me siento nervioso respecto a aquellas otras obligaciones que debo realizar, y de la responsabilidad de enseñaros a daros cuenta de la responsabilidad e importancia de los deberes y, de persuadiros de realizaros así, por favor no me halaguéis y no halléis en la manera que la gente habitualmente adopta hacia los tiranos, déspotas y arrogantes gobernantes, con el deseo de mantenerles contentos y bajo la falsa impresión de estar protegidos con ese tipo de gobernantes.”[77]

Cuando el Imam Alí (P) condujo su ejército hacia Siria, y se acercaron a la ciudad de al-Anbar, los campesinos locales, al ver al Imam (P), bajaron de sus caballos, y corrieron a darle la bienvenida. El Imam Alí (P) preguntó sobre la razón de ese extraño proceder y le respondieron que esa era su costumbre para mostrar cariño, fidelidad y respeto hacia sus gobernantes, y que siempre hacían eso.
El Imam Alí (P): les respondió:

“¡Por Dios! Con su proceder ustedes no hacen un bien a su gobernador -quienquiera que sea- porque se cansan y se fatigan en este mundo y se crean problemas para el otro. Cuán desdichado es ese esfuerzo que perjudica aquí y en el más allá y cuan provechosas son las acciones que les conservarán alegres en este mundo y lejos del infierno en el otro”.[78]

Sistema Militar

El Imam Alí (P) sabía que el ejército era un refugio para el pueblo, dignidad para los gobernadores, gloria para la religión y seguridad para el estado. El éxito del ejército dependía de la situación económica del estado y los impuestos dados por las personas, los agentes del gobierno, los comerciantes y los propietarios de las industrias.
Con respecto a la contratación de miembros del ejército, el Imam (P) dijo:

“Cuando selecciones a tus funcionarios, ten cuidado de elegir a personas honorables y con experiencia, miembros de familias respetables o que hayan servido al Islam desde sus comienzos, porque éstas son generalmente de una noble personalidad y buena reputación. No son codiciosos ni pueden ser corrompidos fácilmente. Tienen generalmente ante ellos los resultados de sus pensamientos y actos fundamentales. Págales bien para que no se vean tentados a disminuir su nivel de moralidad o a distraer los fondos del Estado que se les ha confiado.”[79]

Según las opiniones del Imam Alí (P), el pueblo se considera como el mecanismo de defensa más importante para un gobierno, y si su apoyo se desvanece, esto daría lugar a la completa destrucción de las fuerzas armadas en una guerra prolongada y pueden ser seguidos por el derrocamiento del gobierno. Como tal, él declaró:

“Las élites de la comunidad siempre imponen un cargo muy pesado al gobierno, ya que ofrecen menos apoyo durante los días de dificultad, se quejan frente a la implementación de la justicia y tienen menos paciencia durante los problemas, mientras que deben ser los pilares firmes de la religión, de las asambleas de los musulmanes, de la comunidad musulmana, y deben ser la fuerza reservada para defender al pueblo.”[80]

Sus Gobernadores

Durante su gobierno, el Imam Alí (P) nombró y sustituyó gobernadores en algunas ciudades, incluyendo:

De entre los gobernadores de Alí (P), algunos fueron asesinados, como Malik al-Ashtar, Muhammad Ibn Abi Bakr, 'Abd Allah Ibn Jabbab, y Muhammad Ibn Abi Huzayfa. Algunos también murieron de vejez en la época de Alí (P), como Sahl Ibn Hunaif, Abu Qutada y Huzayfa Ibn Yaman.[82]

Batallas

Batalla de Yamal

La primera batalla que ocurrió durante el califato del Imam Alí (P) fue la batalla de Yamal. Esta batalla se produjo entre el Imam (P) y aquellos que habían roto su juramento de lealtad y se rebelaron contra el califato. Talha y Zubayr y sus seguidores primero le prometieron lealtad al Imam Alí (P) pero luego rompieron su juramento y comenzaron a rebelarse. Fue por lo tanto que llegaron a ser conocidos como Nakisun, es decir, "los que rompieron su juramento". Esta batalla tuvo lugar en el mes de Yumada al-Zani del año 35 de la hégira. [83]

Después de la muerte de Uzman, Talha y Zubayr esperaban ser elegidos como califa, pero como no lo lograron, exigían que el Imam Alí (P) le diera un puesto importante en su gobierno. Como tal, le pidieron al Imam Alí (P) que los nombrara como gobernantes de Basora y Kufa. Sin embargo, el Imam (P) no los consideró calificados para eso. Por lo tanto, a pesar de que ellos mismos fueron sospechosos de haber participado en el asesinato de Uzman, y Talha había planeado matar a Uzman, se aliaron con 'Aisha en un movimiento para vengar el asesinato de Uzman. [84]

Es de hacer notar que durante el asedio de la casa de Uzman, 'Aisha no hizo nada para ayudarlo, e incluso describió a aquellos que habían rodeado la casa de Uzman como "los buscadores de la verdad". Sin embargo, cuando 'Aisha escuchó que después de su asesinato, la gente prometía lealtad al Imam Alí (P), ella decidió sembrar la duda entre la gente de que Uzman había sido asesinado injustamente y buscó su venganza. 'Aisha sentía mucho rencor hacia el Imam Alí (P) y por lo tanto se alió con Talha y Zubayr en contra de él. Ellos movilizaron un ejército de 3.000 soldados y se movieron hacia Basora. En esta batalla, 'Aisha montó un camello llamado Askar, y así la batalla fue llamada como la batalla de “Yamal” que significa “camello”. [85]

Según la orden del Imam Alí (P), Uzman Ibn Hunaif (el gobernador de Basora) invitó a los rebeldes a rendirse y seguir la verdad, sin embargo, cuando ellos se negaron a aceptar Uzman combatió con ellos y resistió hasta que el Imam Alí (P) llegó con su ejército.[86]

A su llegada a Basora, el Imam Alí (P) instó a aquellos que rompieron su lealtad a evitar la batalla. Sin embargo, no tuvo éxito. Los rebeldes comenzaron la batalla matando a uno de los compañeros del Imam Alí (P) pero Zubayr se retiró del ejército antes de que comenzara la batalla debido a un hadiz que el Imam Alí (P) le había recordado, un hadiz en el que el Profeta (PBD) le había dicho a Zubayr:

"Te levantarás en una batalla contra Alí (P)".

Zubayr fue asesinado en las afueras de Basora por 'Amr Ibn Yurmuz.[87]

Después de varias horas de luchar y muchas pérdidas, el ejército de Yamal fue derrotado. En esta batalla, Talha fue asesinado y después 'Aisha, a pesar de que fue una de los líderes de los rebeldes, por la orden del Imam Alí (P) fue enviada de regreso a Medina de una manera respetuosa. [88]

Batalla de Siffin

Cuando Uzman estaba bajo asedio, Mu'awiya no hizo nada para ayudarlo, aunque era capaz de esto. Después del asesinato de Uzman, Mu'awiya intentó propagar entre el pueblo de Siria el rumor de que Alí (P) era el asesino de Uzman.

Al comienzo de su califato, el Imam Alí (P) le escribió una carta a Mu'awiya, pidiéndole que le jurara lealtad. Sin embargo, él lo rechazó con la excusa de que Alí (P) primero tuvo que entregar a los asesinos de Uzman y castigarlos. Después de varias cartas y enviar algunos delegados a Mu'awiya, el Imam Alí (P) se percató de que Mu'awiya estaba comenzando una guerra, y entonces, el Imam (P) movió su ejército hacia Siria. Los dos ejércitos acamparon en Siria cerca del Éufrates en un lugar llamado Siffin. Como Imam Alí (P) deseaba evitar la guerra siempre que fuera posible, envió algunas cartas a Mu'awiya. Sin embargo, sus intentos fueron inútiles, y la batalla comenzó en el mes de Safar del año 37 de la hégira. [89]

En la última confrontación de la batalla, cuando las tropas del Imam Alí (P) estaban a punto de triunfar, Mu'awiya, siguiendo el consejo de 'Amr Ibn 'As, ordenó a sus soldados clavar las hojas del Corán en sus lanzas y avanzar hacia el frente del ejército de Ali (P), pidiéndoles que aceptasen el decreto del Corán. El truco funcionó y algunos de los soldados y comandantes del ejército del Imam Alí (P) dijeron que no estaban dispuestos a luchar contra aquellos que se someten ante el Corán, aunque el Imam (P) se oponía a ellos y les decía que esto era un truco anunciado por las tropas de Mu’awiya para cesar la guerra y evitar su derrota.[90]

Finalmente, el Imam Alí (P) se vio obligado a aceptar el arbitraje a través de una carta a Mu'awiya, pero dijo: "Sabemos que ustedes no son gente del Corán". [91]

Se acordó que un árbitro de cada uno de los ejércitos de Siria e Irak juzgase la situación. El ejército de Siria nombró a 'Amr Ibn ‘As. Ash’az Ibn Qays y un grupo de los kufanos (que luego se convirtieron en miembros de los Jariyitas) propusieron a Abu Musa Ash'ari como el árbitro del ejército del Imam (P). Sin embargo, el Imam Alí (P) recomendó a Ibn' Abbas o Malik al-Ashtar, pero Ash’az y sus compañeros rechazaron el arbitraje de estas personas. [92]

Finalmente, 'Amr Ibn 'As logró engañar a Abu Musa y terminó el arbitraje a favor de Mu'awiya en Ramadán del año 38 de la hégira. [93]

Batalla de Nahrawan

El arbitraje en la batalla de Siffin terminó en protesta y oposición por parte de algunos de los compañeros del Imam Alí (P), que estaban molestos con lo sucedido, y preguntaban: "¿Por qué el Imam aceptó el juicio de los árbitros sobre el veredicto divino?" Dijeron esto a pesar de que Imam Alí (P) se había opuesto al arbitraje y fueron ellos mismos quienes lo obligaron a aceptar el arbitraje. [94]

Este grupo se separó y más tarde se hizo conocido como los Jariyitas o Mariqun (es decir, aquellos que han abandonado la fe). Ellos empezaron sus actividades con terror y asesinato, y mataron a 'Abd Allah Ibn Jabbab, cuyo padre fue uno de los compañeros del Profeta (PBD) y cortaron el estómago de su esposa a pesar de que estaba embarazada, y mataron al bebé también. Debido a esto, el Imam Alí (P) se vio obligado a luchar contra ellos. Antes de que comenzara la batalla, él envió a 'Abd Allah Ibn 'Abbas para hablar con ellos, pero esto fue inútil. Finalmente, el Imam Alí (P) se dirigió a ellos y les habló. Algunos se arrepintieron, pero muchos insistieron en sus creencias. Finalmente, la batalla comenzó y ninguno sobrevivió, excepto nueve de ellos, mientras que solo siete o nueve compañeros del Imam Alí (P) fueron asesinados. [95]

Alí (P) en el Corán

En el Sagrado Corán existen varios versículos que fueron revelados en relación al Imam Alí (P) y sus virtudes. Se ha narrado por Ibn ‘Abbas que más de 300 versículos del Corán están relacionados con Alí (P). [96]

Aleya de Mubahala

“Por tanto, a quien te discuta sobre ello, después del conocimiento que ha venido a ti, dile: «¡Venid! ¡Llamemos a nuestros hijos y a los vuestros, a nuestras mujeres y a las vuestras, y a nosotros mismos y a vosotros mismos y supliquemos que la maldición de Dios caiga sobre los mentirosos!” (Corán, 3: 61)

En el décimo año de la hégira, después de un debate entre el Profeta (PBD) y los cristianos de Nayran quienes insistían en la creencia de la Trinidad y veneraban a Jesús (P), las dos partes acordaron maldecirse el uno al otro, hasta que la maldición de Dios cayera sobre aquellos que estaban en el camino equivocado. Entonces, el Profeta (PBD) llevó a Alí (P), Fátima (P), Hasan (P) y Husayn (P) para realizar la Mubahala. Cuando los cristianos vieron que el Profeta (PBD) estaba tan seguro de su éxito que solo había traído a sus parientes más cercanos, se pusieron nerviosos, dejaron la Mubahala y aceptaron las condiciones del Profeta (PBD). [97]

En este versículo el Imam Alí (P) se menciona como el alma del Profeta (PBD).

Aleya de Tathir

“Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros Ahlul-Bait la impureza y purificaros absolutamente.” (Corán: 33: 33)

Según los eruditos shiítas, este versículo fue revelado al Profeta (PBD) en la casa de su esposa Umm Salama. Durante su revelación, el Imam Alí (P), Fátima (P), el Imam Hasan (P) y el Imam Husayn (P) también estuvieron allí con él. Después de que el versículo fue revelado, el Profeta Muhammad (PBD) puso su manto sobre Alí, Fátima, Hasan y Husain (La paz sea con ellos) y luego levantó sus manos al cielo mientras oraba y decía:

“Oh Dios, estas cuatro personas son mi Ahlul-Bait (gente de mi casa).Purifícalos de toda impureza”. [98]

Aleya de Mawaddat

“Di: «No os pido recompensa por ello, excepto el amor a los familiares.» Y a quien realice una buena acción le incrementaremos la recompensa de su acción. En verdad, Dios es perdonador, agradecido.” (Corán: 42: 23)

Ibn 'Abbas dice: “Cuando se reveló la aleya de Mawaddat, la gente preguntó al Profeta (PBD) "¡Oh Mensajero de Dios! ¿Quiénes son los familiares, cuyo amor es obligatorio para nosotros? "y el Profeta (PBD) respondió: "Alí (P), Fátima (P), Hasan (P) y Husain (P)."[99]

Alí (P) en los Hadices

El primer musulmán

Es un hadiz bien conocido y ampliamente transmitido en las fuentes sunitas y shiítas que Alí (P) fue el primer musulmán.[100] El Profeta (PBD) dijo en una narración:

"El primero que se encontrará conmigo en la fuente de Kawzar en el Día de la Resurrección es Alí, el pionero de entre ustedes en el Islam". [101]

En otra narración, el Profeta (PBD) le dijo a su hija, Fátima (P):

"¿No te complace casarte con un hombre de mi comunidad, que creía en el Islam antes que nadie, y que es el más sabio y el más paciente de ellos?.[102]

Lailat al-Mabit

Después del fallecimiento de Abu Talib, los politeístas de Quraish intensificaron el acoso a los musulmanes con el fin de forzarlos a salir de su religión. El Profeta (PBD), al ver la vida de los musulmanes en peligro, y después de un pacto con el pueblo de Yasrib, ordenó a los musulmanes emigrar a Yasrib.[103] Así; que ellos empezaron a emigrar a Yasrib en pequeños grupos. Fue entonces, cuando los politeístas de Quraish decidieron matar al Profeta (PBD), sin embargo, antes de que ellos realizasen su plan, Gabriel descendió ante el Profeta (PBD) y le informó sobre el plan de los politeístas. Aquella noche, el Profeta salió de su casa y se dirigió a Yasrib, y el Imam Alí (P) durmió en la cama del Profeta (PBD) para que los asesinos no notasen su ausencia.[104] Aquella noche llegó a ser conocida como Lailat al-Mabit (la noche de pernoctación). El versículo 207 de la sura al-Baqara fue revelado acerca de esta abnegación del Imam Alí (P): [105]

“Y, entre la gente, hay quien se sacrifica a sí mismo buscando satisfacer a Dios. Y Dios es benévolo con los siervos.” (Corán, 2: 207).

Hermandad con el Profeta (PBD)

El Profeta (PBD), cuando estaba en La Meca, estableció pactos de hermandad entre sus compañeros, y después de su emigración a Medina, estableció vínculos de hermandad entre los Muhayirin y los Ansar. En ambas ocasiones, el Profeta (PBD) le dijo a Alí (P): "Tú eres mi hermano en este mundo y en el más allá", y así estableció un vínculo de hermandad con Alí (P). [106]

Radd al-Shams

En el séptimo año de la hégira, un día el Profeta Muhammad (PBD) envió al Imam Alí (P) para un trabajo y cuando regresó, era el momento de la oración de Asr (tarde). Entonces, el Profeta (PBD) puso su cabeza sobre las rodillas del Imam Ali (P) y descansó y al mismo tiempo, la revelación divina fue enviada al Profeta (PBD) y continuó hasta la puesta del sol. El Imam Alí (P), a pesar de que no había realizado la oración del Asr, no se movió de su posición para que el Profeta (PBD) estuviera cómodo y que no interrumpiera la llegada de la revelación. Cuando el Profeta (PBD) terminó de recibir la revelación, le preguntó al Imam 'Ali (P) si había realizado su oración o no. El Imam (P) le dijo: "Como su bendita cabeza estaba en mis rodillas y estaba descansando, no pude despertarlo". Entonces el Profeta (PBD) le pidió a Dios que devolviera el sol para que el Imam 'Alí (P) pudiera rezar la oración del Asr en su tiempo. En ese momento, el sol regresó al cielo en la medida en que era el momento específico para la oración del ‘Asr y el Imam Alí (P) pudo realizar su oración a tiempo.[107]

Anunciar las aleyas de la Sura al-Bara'a (al-Tawba)

Los primeros versículos de la Sura al-Tawba en los que se declaró que los politeístas tenían cuatro meses para aceptar el monoteísmo y convertirse en musulmanes, fueron revelados al Profeta (PBD) en un tiempo cuando él no planeaba asistir al Hayy y por lo tanto no podía difundir este mensaje en persona. De acuerdo con un decreto divino tales mensajes deberían ser entregados por el mismo Profeta, o por alguien que es de él y nadie más era cualificado para hacerlo". Debido a esta razón, el Profeta (PBD) llamó a Alí (P) le ordenó ir a la Meca para que en el Eid al-Adha pudiera entregar el mensaje de estos versículos a los politeístas de la Meca. [108]

El hadiz de la verdad

El Profeta (PBD) dijo:

"Ali (P) está con la verdad, y la verdad está con Alí (P)". [109]

El hadiz del Sadd al-Abwab

El Profeta (PBD) ordenó a que se cerraran para siempre todas las puertas que se abrían en el Masyid al-Nabi, excepto la puerta que daba a la casa de Alí (P). Cuando al Profeta (PBD) se le preguntó la razón, el Profeta (PBD) dijo: "Me han ordenado cerrar las puertas excepto la de Alí (P). Juro por Dios que nunca cerré ni abrí ninguna puerta, sin que me lo hubieran ordenado (divinamente)”.[110]

Su conocimiento

Ibn Abi al-Hadid, un erudito sunita del séptimo siglo de hégira, dice: "¿Qué puedo decir sobre el hombre cuyos enemigos reconocieron sus virtudes y no podían negarlas u ocultarlas? Todos saben que los omeyas alcanzaron el poder en el este y en el oeste de los estados islámicos, y trataron de apagar la luz de la gloria de Alí (P), usando cualquier medio y engaño. Fabricaron muchos hadices para maldecirlo y lo maldijeron en todos los púlpitos. No solo amenazaron a los admiradores de Alí (P), sino que los encarcelaron y mataron. Prohibieron citar cualquier hadiz que implicase sus virtudes. Incluso prohibieron usar el nombre de “Ali” para nombrar a los niños después de él. Sin embargo, todos estos intentos no tuvieron resultado. ¿Qué puedo decir sobre un hombre que es el origen de toda virtud humana y excelencia? Él es el origen de todas las excelencias y supera a otros y es el pionero de todos los campos". [111]

Teología

La teología y el conocimiento de los atributos divinos, el más noble de los conocimientos, y fue elaborado por primera vez por Alí (P) y los más grandes eruditos de este campo fueron todos sus discípulos. [112]

Fiqh

El Imam Alí (P) estableció los principios básicos de la jurisprudencia islámica y cada sabio jurisprudente ha aprendido de él. Incluso los fundadores de la jurisprudencia sunita como Abu Hanifa, Ahmad Ibn Hanbal y Shafi'i, por medio de Abu Hanifa que eran discípulos del Imam Sadiq (P) quien había aprendido de su padre, el Imam Baqir (P), y así la fuente de su conocimiento finalmente alcanza a Alí (P).

Malik Ibn Anas aprendió la jurisprudencia de Rabi'at al-Ra'y, que era un estudiante de 'Ikrima que era un estudiante de 'Abd Allah Ibn 'Abbas que era un estudiante de Alí (P). Como Shafi'i era un estudiante de Malik, también se le puede llamar un estudiante de Alí (P). En consecuencia, los cuatro juristas sunitas se remontan a los estudiantes de Alí (P).

Los compañeros del Profeta (PBD) como 'Abd Allah Ibn 'Abbas y los califas sunitas como 'Umar Ibn Jattab también han aprendido de Alí (P). Es un hecho bien aceptado que Ibn 'Abbas fue un discípulo de Alí (P). Además, según los informes históricos, ‘Umar se refería a Alí en cuestiones difíciles y más de una vez se dijo:

"Si no fuera por Alí, Umar se habría aniquilado".

Se ha narrado en las fuentes sunitas y shiítas que el Profeta (PBD) dijo: "El mejor juez entre ustedes es Alí (P)". [113]

Exégesis del Corán

Alí (P) fue el fundador de la exégesis coránica. La interpretación de algunas aleyas se ha citado directamente por él o se ha narrado a través de Ibn 'Abbas que lo había adquirido de' Alí (P). Una vez le preguntaron a Ibn 'Abbas: "¿Cuál es la relación entre tu conocimiento y el de tu primo (Alí)? Él respondió: "Es como la diferencia entre unas pocas gotas de agua y el mar infinito".[114]

Literatura árabe

Alí (P) inventó el conocimiento de la sintaxis árabe (Nahw) y la literatura y dictó las primeras leyes de la gramática árabe a Abu al-Aswad al-Du’alí. Por ejemplo, él enseñó las siguientes reglas a Abu al-Aswad: Las palabras se dividen en tres categorías: sustantivos, verbos y preposiciones; los sustantivos son definidos o indefinidos, y hay cuatro estados para los sustantivos: Raf ', Nasb, Yarr y Yazm. [115]

Elocuencia

El Imam Alí (P) era el maestro de los oradores elocuentes y escritores. En cuanto a su elocuencia, se ha dicho: "Sus palabras son inferiores a las palabras de Dios y superiores a las palabras de otros seres vivos".[116]

El libro de Nahyul Balaga es la mejor evidencia que prueba el nivel de la elocuencia del Imam Alí (P).

Características morales

Refugio, pintado por Mahmud Farshchian, sobre el cuidado de los huérfanos por el Imam ʿAli (P)

Generosidad y caridad

El Imam Alí (P) ayunaba y daba su comida de iftar a los pobres. El siguiente versículo fue revelado acerca de él:

“Y alimentaron, por amor a Él, al necesitado, al huérfano y al preso” (Corán, 76: 8)

Los exegetas del Corán han dicho que un día, Alí (P) tenía solo cuatro dírhams. Él dio uno de ellos como caridad por la noche, otro como caridad durante el día, el tercero en secreto como caridad, y el cuarto abiertamente lo dio como Sadaqa. Entonces, el siguiente versículo fue revelado con respecto a esto:

“Aquellos que reparten sus bienes de noche y de día, en secreto y abiertamente, tendrán su recompensa junto a su Señor y no tendrán que temer y no estarán tristes.” (Corán, 2: 274)

Se ha narrado que el Imam (P) regaba los jardines de los judíos de Medina con sus propias manos y repartía todas sus ganancias (lo que le pagaban por regar) a los pobres.
A veces, como no tenía nada para comer, ataba piedras a su estómago (para poder tolerar los dolores de su hambre). Se dice que nunca dijo "no" a un mendigo.
Una vez, Mahfan Ibn Abi Mahfan fue a ver a Mu'awiya quien le preguntó: "¿De dónde vienes?" Para halagar a Mu'awiah, respondió: "De la compañía de la más tacaña persona (es decir, Alí.)" Mu'awiya le dijo: "¡Ay de ti! ¿Cómo puedes decir esto sobre Alí? Él es quien si tuviera dos almacenes, uno lleno de oro y otro lleno de paja, daría todo el oro a los pobres antes que el de paja.[117]

Paciencia y misericordia

Ibn Abi al-Hadid dice: "Alí (P) fue más grande que todos en cuanto a tolerancia, misericordia y en perdonar a un malhechor. La historia de la Batalla de Yamal es la mejor evidencia para probar su misericordia. Cuando capturó a Marwan Ibn Hakam, que era un enemigo hostil, Alí (P) lo liberó y perdonó su gran pecado. 'Abd Allah Ibn Zubayr le decía groserías en público. Por ejemplo, cuando llegó a Basora con el ejército de 'Aisha, dio un discurso sobre Alí, insultándolo tanto como pudo. Incluso dijo que Alí era el más inferior y el más innoble de la gente. Sin embargo, Alí (P) lo perdonó cuando lo capturaron, y solo le dijo: “vete, ¡así que no te vea!”“

Su comportamiento hacia ‘Aisha después de la Batalla de Yamal ha sido célebremente narrado en las fuentes históricas. Cuando el Imam ganó la batalla, trató a ‘Aisha con respeto, y la devolvió a Medina acompañada por veinte mujeres, a pesar de que ‘Aisha le decía groserías a Alí (P) a lo largo del viaje.

Después de la Batalla de Yamal, el Imam (P) concedió libertad a toda la gente de Basora quienes habían combatido contra él y habían matado a varios de sus hombres. Él no tomó prisioneros de entre ellos ni tomó ningún botín.

En la Batalla de Siffin, los hombres de Mu'awiya bloquearon la vía fluvial e impidieron que el ejército de Alí (P) obtuviera agua del río Éufrates. Los líderes del ejército de Mu'awiya querían matar al Imam Alí (P) y a sus hombres mientras estaban sedientos. Sin embargo, el ejército del Imam Alí (P) luchó y logró conquistar las fuentes de agua. A partir de entonces, sus hombres quisieron tomar represalias y no dejar que el ejército de Mu'awiya consiguiera agua, pero el Imam Alí (P) dijo: "Nunca haremos eso. Permítanles usar una parte del Éufrates”. [118]

Afabilidad

El Imam Alí (P) fue un ejemplo de afabilidad y buen comportamiento. Sa'sa'a Ibn Sawhan y otros compañeros del Imam Alí (P) decían: "Entre nosotros,' Alí (P) era como uno de nosotros que no tenía ningún privilegio especial. Aunque era humilde y modesto, aún tenía una personalidad muy impresionante.”[119]

Yihad

Tanto sus amigos como sus enemigos admiten que él era el amo de los Muyahidun (aquellos que luchan en el camino de Dios). Todos sabían que la batalla más difícil y la más pesada del Islam con los politeístas era la Batalla de Badr, en la que 70 de los politeístas fueron asesinados. La mitad de ellos fueron asesinados por Alí (P), y la otra mitad fueron asesinados por otros musulmanes con la ayuda de ángeles. Su papel en el ejército de los musulmanes en las batallas de Uhud, Ahzab, Jaybar, Hunayn y otras batallas es destacado. [120]

Valentía

La valentía de Alí (P) en las batallas fue tan eminente que lo convirtió en un ejemplo y una epopeya para siempre. Era el hombre valiente que nunca escapó del campo de batalla, nunca temió a un gran ejército, ni combatió con nadie sin vencerlo. Sus ataques fueron tan efectivos que nunca requirieron un segundo intento.

Cuando desafió a Mu'awiya a combatir para que solo uno de ellos muriera y evitase la guerra, 'Amr Ibn ‘As le dijo a Mu'awiya, “Alí (P) te está tratando con justicia”. Mu'awiya le dijo: "Desde el día que has estado conmigo, ¡nunca me has engañado así! ¿Me estás aconsejando que combata con él a sabiendas de que nadie ha logrado escapar de sus manos?”

Una vez, Mu'awiya estaba durmiendo en su trono. De repente, abrió los ojos y vio a 'Abd Allah Ibn Zubayr a su lado. Se sentó, y 'Abd Allah le dijo bromeando "¡Oh Amir al-Mu'minin! vamos a practicar lucha libre si estás de acuerdo". Mu'awiya le dijo "¿¡Como tú hablas del coraje y la valentía!?" 'Abd Allah dijo "¿Niegas mi valentía? Yo soy el hombre que fue a combatir contra Alí (en la batalla de Yamal)". Mu'awiya dijo "Eso no es verdad en absoluto. Si hubieras estado alguna vez combatiendo por un momento en contra de Alí (P), él te hubiera matado a ti y a tu padre usando solo su mano izquierda, dejando su mano derecha libre, esperando otro combate."[121]

Adoración

El Imam Alí (P) era el más devoto entre las personas, y oraba y ayunaba más que nadie. Enseñó a la gente las oraciones nocturnas, la persistencia en la recitación de los Zikrs y las oraciones recomendables. Era tan persistente en las oraciones recomendables que incluso en Lailat al-Harir en la Batalla de Siffin, puso una alfombra entre las dos líneas de los ejércitos, y realizó la oración de la medianoche sin miedo mientras las flechas volaban por sus orejas desde la izquierda y la derecha.

Su frente era como la rodilla de un camello debido a sus frecuentes y largas prosternaciones.

Alí (P) era el maestro de la modestia. Su comida y su ropa eran de los materiales más duros.'Abd Allah Ibn Abi Rafi dice: "Una vez fui a ver a Alí (P) en un día de Eid y vi que tenía una bolsa sellada. Cuando la abrió, vi que contenía trozos de pan de cebada de grano entero. Le dije: "Oh, Amir al-Mu'minin, ¿por qué has sellado esta bolsa?". Dijo: "Temo que mis hijos los mezclen con grasa o aceite de oliva".

Sus ropas a veces estaban cosidas con cuero y algunas veces con fibras de palmeras. Él siempre usaba sandalias hechas de hojas de palma. Llevaba la ropa de tela muy gruesa. Si tenía algo más que pan para comer, habría sido vinagre o sal. Si alguna vez fue más allá de esto, incluiría algún tipo de plantas, o un poco de leche de camello. No comía carne, excepto muy poco, y decía: "No conviertan sus estómagos en cementerios de animales". Sin embargo, él era el más fuerte entre las personas y el hambre no redujo su fuerza. Había abandonado el mundo mientras que tenía la autoridad sobre la riqueza de todos los territorios islámicos (excepto Siria).[122]

Sus compañeros

  • Salman Farsi estaba entre los mejores compañeros del Profeta (PBD) y Alí (P). El Profeta (PBD) y los Imames infalibles (P) han narrado muchos hadices sobre él. Por ejemplo, el Profeta (PBD) dijo, "Salman es uno de nosotros, Ahlul-Bait (P)”.[123]
  • Abu zar al-Qifari (Yundab Ibn Yunada) fue la cuarta persona que se convirtió al Islam. después del fallecimiento del Profeta (PBD), se convirtió en el defensor del Imam Alí (P).[124] Fue uno de los pocos que se negaron a jurarle lealtad a Abu Bakr.[125]
  • Miqdad Ibn 'Amr (Miqdad Ibn Aswad al-Kindi) estuvo entre las siete personas que creyeron en el Profeta (PBD) desde el comienzo de su misión y se hicieron musulmanes. Después de que el Profeta (PBD) falleció, Miqdad no juró lealtad a Abu Bakr y se puso del lado de Alí (P) durante los 25 años de su aislación.[126]
  • 'Ammar Ibn Yasir fue una de las primeras personas que creyó en el Profeta (PBD) y emigró a Etiopía con el primer grupo de los musulmanes y después de que el Profeta (PBD) emigró a Medina, se unió al Profeta (PBD). Después de que el Profeta (PBD) falleció, Ammar se puso en defensa de Ahlul-Bait (P) y Alí (P). [127]
  • 'Abd Allah Ibn 'Abbas era un primo del Profeta (PBD) y Alí (P). Él narró muchos hadices del Profeta (PBD). Durante el tiempo de los tres califas sunitas, Ibn ‘Abbas siempre fue de la opinión de que Alí (P) merecía el califato. Durante el gobierno de Alí (P), Ibn ‘Abbas lo ayudó en las batallas de Yamal, Siffin y Nahrawan y fue nombrado por Alí (P) como el gobernador de Basora. [128]
  • Malik Ashtar al-Naja'i, fue el primero en jurarle lealtad al Imam Alí (P). Fue comandante del ejército del Imam Alí (P) en la Batalla de Yamal, la Batalla de Siffin y la Batalla de Nahrawan. [129]
  • Kumayl Ibn Ziyad al-Naja'i era uno de los compañeros especiales del Imam Alí (P) y el Imam Hasan (P). Estaba entre los shiítas que juraron lealtad al Imam Alí (P) y lucharon en todas las guerras contra los enemigos del Imam (P). El Imam Alí (P) le enseñó la Súplica de Jidr, que más tarde llegó a ser conocido como la súplica de Kumayl.[130]
  • Muhammad Ibn Abi Bakr, era un hijo del primer califa sunita, pero después del fallecimiento de su padre, creció en la casa de Alí (P) y se benefició de sus enseñanzas. Estaba entre los compañeros especiales del Imam Alí (P) y creía que los califas anteriores habían ocupado injustamente la posición del califato. Se convirtió en el gobernador de Egipto, en el mes de Ramadán del año 36 de la hégira y fue asesinado por los mercenarios de Mu’awiya en el mes de Safar del año 38 de la hégira.[131]
  • Maizam al-Tammar al-Asadi al-Kufi fue uno de los compañeros especiales del Imam Alí (P), Imam Hasan (P) e Imam Husayn (P). Era un miembro de Shurtat al-Jamis, quienes eran los hombres que le prometieron al Imam Alí (P) que lo ayudarían hasta el último aliento de sus vidas.[132]
  • Uways Qarani, quien se convirtió al Islam en el tiempo del Profeta (PBD). Uways estaba entre los compañeros especiales de Alí (P) prometió defenderlo hasta los últimos momentos de su vida, y al hacerlo, nunca le dio la espalda al enemigo (es decir, no escapó del enemigo).[133]
  • Zayd Ibn Sawhan era un compañero del Imam Alí (P) que participó en diferentes batallas y finalmente fue asesinado por el ejército Nakizun en la Batalla de Yamal. [134]
  • Sa'sa'a Ibn Sawhan fue uno de los compañeros de Alí (P) quien le juró lealtad al Imam (P) después de la muerte de Uzmán. [135]

Galería

Notas

  1. Sura al-Ma’ida, aleya 67
  2. Suyuti, Tarij Julafa, p. 189
  3. Sura al-Ahzab, aleya 33
  4. Hakim Neyshaburi, tomo 3, p. 14
  5. Maylisi, tomo 42, p. 290
  6. Mufid, al-Irshad, vol. 1, p. 5
  7. Mufid, al-Irshad, vol. 1, p. 5
  8. Ibn Asir. Usd al-qaba, vol. 1, p. 15
  9. Mufid, al-Irshad, vol. 1, p. 2
  10. Maylisi, Bihar al-anwar, vol. 19, p. 57
  11. Mufid, al-Irshad, vol. 1, p. 5
  12. Amini, al-Qadir, vol. 6, p. 21-23
  13. Ibn Hisham, al-Sira al-nabawiyya, vol. 1, p.162
  14. Nahyul Balaga, Sermón 192, pág. 222
  15. Ibn Shahrashub, Manaqib al Abi talib, vol.3, p. 321-334
  16. Maylisi, Bihar al-Anwar, tomo 37, p. 334
  17. Amin, Sira-yi ma'suman, vol. 2, p. 13
  18. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 21
  19. Mufid, al-Irshad, p. 5
  20. Maylisi, Bihar al-anwar, vol. 43, p. 125
  21. Mufid, Masar al-Shi'a, p. 17
  22. Mas’udi, Isbat al-Wasiyya, p. 152
  23. Riyshahri, Muhammad. Mawsu'at al-Imam 'Ali Ibn Abi Talib, vol. 1, p. 108
  24. Sheij Mufid, al-Irshad, p. 270-271;Ya'qubi. al-Tarij al-Ya'qubi, vol. 2, p.139
  25. Sheij Mufid, al-Irshad, p. 270-271
  26. Sheij Mufid, al-Irshad, tomo 1, p. 9
  27. Maylisi, tomo 43, p. 222
  28. Sheij Mufid, al-Irshad, p. 13
  29. Nahyul Balaga, carta 47
  30. Ibn Saad. al-Tabaqat al-kubra, vol. 3, p. 24
  31. Bulazari, Ahmad Ibn Yahya. Ansab al-ashraf, vol. 1, p. 2883
  32. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 2, p.148; Ibn Hisham, al-sira al-nabawiyya, vol. 1, p.708-713
  33. Ibn Asir, al-Kamil fi l-tarij, vol. 2, p. 107
  34. Ibn Hisham, al-Sira al-nabawiyya, vol. 3, p.235; Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 2, p.573-574
  35. Maylisi, Bihar al-anwar. Vol.20, P.216
  36. Ibn Hisham, al-Sira al-nabawiyya, vol. 2, p.328
  37. Muslim. Sahih Muslim, vol. 15. P.178-179
  38. Mufid, al-Irshad, p. 590
  39. Ayati. Tarij payambar Islam, p. 459
  40. Zamajshari, Al-Kashshaf 'an haqa'iq al-tanzil, vol. 3, p. 689
  41. Ayati. Tarij payambar Islam, p. 481
  42. Mufid, al-Irshad, vol. 1. P.156; Ibn Hisham.al-Sira al-nabawiyya, vol. 4, p. 163
  43. Kulayni, al-Kafi, vol. 1, p. 189; Saduq, Kamal al-din wa tamam al-ni'ma, pág. 24;Maylisi, Bihar al-Anwar, vol. 23, p. 89
  44. Qurtubi, Tafsir al-Qurtubi, vol. 6, p. 208;Suyuti, al-Durr al-manthur, vol. 3, p. 98
  45. Qunduzi, Yanabi 'al-mawadda, p. 50
  46. Ganji, Kifayat al-talib, p. 205
  47. Ibn al-Maqazili, Manqib al-Imam 'Ali, pág.dieciséis; Kulayni, al-Kafi, vol. 1, p. 290
  48. Ibn al-Maqazili, Manqib al-Imam 'Ali, pág.24
  49. Mufid, al-Irshad, vol. 1, p. 186
  50. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.6, p. 8
  51. Tusi, Taljis al-shafi, vol. 3, p. 76;Shahristani, al-Milal wa l-nihal, vol. 2, p. 95;Ibn Qutayba, al-Imama wa l-siyasa, vol. 2, p.12
  52. Pishwa'i, Sira-yi pishwayan, vol. 2, p. 191
  53. Ibn Qutayba, al-Imama wa l-siyasa, vol. 1, p. 29-30
  54. Ibn Qutayba, al-Imama wa l-siyasa, vol. 1, p. 28
  55. Suyuti, al-Itqan, vol. 1, p. 99; Ibn al-Nadim, al-Fihrist, p. 4241
  56. Ibn al-Nadim, al-Fihrist, pág. 41-42
  57. Maylisi, Bihar al-anwar, vol. 89, p. 52
  58. Ya'qubi. Tarij Ya'qubi, vol. 2, p. 11
  59. Hakim al-Nishaburi, al-Mustadrak 'ala l-sahihayn, vol. 3, p. 14
  60. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 4, p.429
  61. Nahyul Balaga, discurso 205
  62. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 4, p.427- 431
  63. Nahyul Balaga, sermón 92
  64. Nahyul Balaga, sermón 207
  65. Nahyul Balaga, discurso 215
  66. Nahyul Balaga, carta 51
  67. Nahyul Balaga, carta 25
  68. Nahyul Balaga, carta 53
  69. Mahmudi, Nahj al-sa'adat fi mustadrak Nahyul Balaga, vol. 1, p. 224; Mufid, al-Ijtisas, p. 151
  70. Husayni Dashti, Ma'arif wa ma'arif, vol. 7, p.457
  71. Mas'udi, Ithbat al-wasiyya, p. 158
  72. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 6, p.90
  73. Zaqafi, al-Qarat, vol. 2, p. 45
  74. Qomi, Tafsir al-Qomi, vol. 2, p. 167
  75. Nahyul Balaga, carta 45
  76. Ibn Asir, al-Kamil fi l-tarij, vol. 3, p. 318
  77. Nahyul Balaga, sermón 216
  78. Nahyul Balaga, dicho 37
  79. Nahyul Balaga, carta 53
  80. Nahyul Balaga, carta 53
  81. Shahidi, Zistnama-yi Imam 'Ali, p. 26
  82. Shahidi, Zistnama-yi Imam 'Ali, p. 26
  83. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 4, p.534
  84. Tabari, tomo 6, p. 3096
  85. Tabari, Tarij al-rusul wa l-muluk, vol. 4, p.451-454 y 507
  86. Iskafi. Muhammad Ibn Abd Allah, al-Mi'yar wa al-muwazina, vol. 1, p. 60
  87. Shahidi, ' Ali az zaban-i' Ali, p. 104
  88. Shahidi, ' Ali az zaban-i' Ali, p. 108
  89. Shahidi, ' Ali az zaban-i' Ali, p. 113-121
  90. Shahidi, ' Ali az zaban-i' Ali, p. 122
  91. Nasr Ibn Muzahim. Waq'at Siffin, p. 490
  92. Ibn A’sam, al-Futuh, vol. 3, p. 163
  93. Shahidi, ' Ali az zaban-i' Ali, p. 129
  94. Shahristani, al-Milal wa l-nihal, vol. 1, p.106-107
  95. Shahidi, Zistnama-yi Imam 'Ali, pág. 132-134
  96. Ganyi Shafi’i, tomo 231
  97. Suyuti, al-Durr al-Manzur, comentario de la aleya 61 de la sura Ale Imran, Tabataba’i, al-Mizan, comentario de la aleya 61 de la sura Ale Imran
  98. Tabrisi, Majma 'al-bayan fi tafsir al-Qur'an, vol. 8, p.559
  99. Maylisi, Bihar al-anwar, vol. 23, p. 233
  100. Amini, al-Qadir, vol. 3, p. 191-213
  101. Hakim al-Nishaburi, al-Mustadrak 'ala l-sahihayn, vol. 3, p. 136
  102. Ahmad Ibn Hanbal, Fada'il Amir al-Mu'minin 'Ali, vol. 5, p. 26
  103. Ibn Hisham, al-Sira al-nabawiyya, vol. 1, p.480
  104. Ibn Asir, al-Kamil fi l-tarij, vol. 2, p. 72;Maylisi, Bihar al-Anwar, vol. 19, p. 59
  105. Fajr Razi, Tafsir al-Razi, vol. 5, p. 223;Tabataba'i, al-Mizan fi tafsir al-Qur'an, vol. 2, p. 150
  106. Amin, A'yan al-Shi'a, vol. 2, p. 27
  107. Amini, al-Qadir, vol. 3, p. 140; Shushtari, Ihqaq al-haqq, vol. 5, p. 522
  108. Ibn Hisham, al-Sira al-nabawiyya, vol. 4, p.188-190
  109. Bahrani, Qayat al-maram, Capítulo 360
  110. Muttaqi al-Hindi, Kanz al-'ummal, vol. 6, p.155
  111. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 16-17
  112. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 17
  113. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 18
  114. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 19
  115. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 20
  116. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 24
  117. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 21-22
  118. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 22-24
  119. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 25
  120. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 20-21
  121. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 20-21
  122. Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol.1, p. 26-27
  123. Saduq, Muhammad Ibn 'Ali Ibn Babawayh, ' Uyun ajbar al-Rida, vol. 1, p. 70
  124. Muhammad Ibn Sa'd, al-Tabaqat al-kubra, vol. 4, p. 224
  125. Al-Ya'qubi, Tarij al-Ya'qubi, vol. 1, p. 524
  126. Al-Ya'qubi, Tarij al-Ya'qubi, vol. 1, p. 524
  127. Kumpani, Fadl allah. ' Ali (P) kist, p. 412
  128. Mufid, al-Jamal, p. 265; Nasr Ibn Muzahim, Waqa't Siffin, p. 410; Ibn Abi l-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, vol. 2, p. 273
  129. Nahyul Balaga, p. 565
  130. Rawandi, Qutb al-Din, Minhaj al-bara'a, vol. 21, p. 219; Mufid, al-Ijtisas, p. 7
  131. Qurtubi, al-Isti’ab, tomo 3, pág. 423; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 2, pág. 403
  132. Barqi. p. 3
  133. Ibn Asir, Usd al-qaba, vol. 1, p. 179; Mufid, al-Jamal, p. 59
  134. Al-Shushtari, Qadi Nur Allah. Majalis al-Mu'minin, vol. 1, p. 289
  135. Ibn Asir, Usd al-qaba, vol. 3, p. 20: Ya'qubi, Tarij al-Ya'qubi, vol. 2, p. 179

Bibliografía

  • Ahmad Ibn Hanbal, Fada'ilu amir al-mu'minin 'ali (P). editado por: Sayyed Abd al-aziz Tabataba'i. Qom: Dar al-tafsir, 1433 h.
  • Al-Jawhari, Isma'il Ibn Himad, Al-Sihah. Beirut: Dar al-'ilm li-l-malla'in.
  • Al-Mas'udi, 'Ali Ibn Husayn, Ithbat al-wasiyya li-l-imam 'Ali. Beirut: Dar al-adwa '.
  • Al-Nuri, Husayn Ibn Muhammad Taqi. Mustadrak al-wasa'il. Beirut: Mu'ssisa al al-bayt.
  • Al-Qunduzi, Sulayman Ibn Ibrahim Yanabi 'al-Mawada. Teherán: Dar al-uswa.
  • Al-qurtubi, Muhammad ibn Ahmad Ansari, Tafsir al-Qurtubi. Beirut: Dar al-ihya 'al-Turaz.
  • Al-Qutb al-Rawandi, Minhaj al-bara'a. Qom: Mu'ssisa imam al-Mahdi (P).
  • Al-Tabari, Muhammad Ibn Jarir, Tarij al-rusul wa l-muluk. BeiruT: Mu'assisa a'lami.
  • Amin, Sayyed Muhsin al- A'yan al-Shi'a. Beirut: Dar al-Ta'arf al-matbu'at, 1998.
  • Amin, Sayyed Muhsin, Sira-yi ma'suman. Tra. 'Ali Hujati. Teherán: Surush.
  • Amini, Abd al-husayn. Al-Qadir. Beirut: Dar al-kitab al-'arabi.
  • Ayati, Muhammad Ibrahim. Tarij payambar Islam. Teherán: Danishgah Teherán, 1378 S.
  • Bahrani, Sayyed Hashim, Qayat al-maram. editado por: Sayyed 'Ali' Ashur.Beirut: mu'assisa tarij al-'arabi.
  • Bulazari, Ahmad ibn Yahya, Ansab al-ashraf. editado por: Muhammad Baqir Mahmudi. Beirut: Muasisat al-a'lami, 1974.
  • Damiri, Muhammad Rida. Kitab shinasi-yi tafsili-yi madhahib Islami. Qom.
  • Ganji Shafi'i. Kifayat al-talib. Beirut: dar ihya 'al-Turaz.
  • Hakim al-Niysaburi, Muhammad Ibn 'Abd Allah. al-Mustadrak 'ala l-sahihayn. editado por: Yusuf 'Abd al-Rahman.
  • Husayni Dashti, Mustafa. Ma'arif wa Ma'arif. Teherán: Mu'assisa-yi farhangi-yi arayeh, 1379 h.
  • Ibn A’sam. Al-Futuh. Beirut: Dar al-nudwa.
  • Ibn Abi al-Hadid, Sharh Nahyul Balaga.dar ihya 'al-kutub al-'arabiyya.
  • Ibn al-Nadim al-Baqdadi, al-Fihrist. editado por: Rida Tajadud.
  • Ibn Asir, Al-Kamil fi al-Tarij. Beirut: dar sadir.
  • Ibn Asir. Usd al-qaba. editado por: Muhammad Ibrahim Bana. El Cairo: Dar al-sha'b.
  • Ibn Hisham. Al-Sira al-nabawiyya. El Cairo: Maktaba Muhammad 'Ali Sabih.
  • Ibn Maqazili, Manaqib 'ali Ibn abi talib. Teherán: maktaba islamiyya.
  • Ibn Qutayba, 'Abd Allah ibn Muslim Dinawari. Al-Imamat wa al-siasat. editado por: 'Ali Shiri. Qum: Sharuif radi, 1371 s.
  • Ibn Shahrashub, Manaqib al Abi talib. Najaf: Maktaba hiydaryya.
  • Irbili, 'Ali Ibn 'Isa, Kashf al-Qoma fi ma'rifat al-a'ima. Beirut: Dar al-adwa '.
  • Iskafi. Muhammad Ibn Abd allah. Al-Mi'yar wa al-muwazina fi fada'il amir al-mu'minin. Beirut.
  • Ja'fariyan, Rasul. Guzidi-yi hayati siasi wa fikri Imaman shi'a. Qom: Nashr ma'arif, 1391 S.
  • Jatibi Baqdadi. Tarij Bagdad.
  • Kumpani, Fadl allah, 'Ali (P) kist. Teherán: Dar al-Kutub al-Islamiyya.
  • Mahmudi, Muhammad Baqir, Nahj al-sa'ada fi mustadrak Nahyul Balaga . Beirut: mu'assisa al-a'lami.
  • Maylisi, bihar al-anwar. Beirut: mu'assisa al-wafa.
  • Muhammad Ibn Sa'd, al-Tabaqat al-kubra. Beirut: Dar sadir.
  • Musulmanes Ibn al-Hajjaj, Sahih al-Muslim. Beirut: dar al-fikr.
  • Muttaqi al-Hindi, Kanz al-'ummal. Beirut: Mu'assisa al-risala.
  • Nasr Ibn Muzahim. Waqa't siffin, Qom: Intisharat Basirati.
  • Pishwa'i, Mahdi, Siri-y pishwayan. Qom: Tuhid.
  • Qadi Quda'i, Dastur ma'alim al-hikam. Tra: Firuz Harirchi. Qom: Danishkadi-yi 'ulum hadiz.
  • Qunduzi, Sulayman Ibn Ibrahim, Al-Yanabi 'al-Mawada. investigado por Sayyed 'Ali Jamal Ashraf. Teherán: dar al-uswah.
  • Riyshahri, Muhammad, Mawsu'at al-Imam 'Ali Ibn Abi Talib. Qom: Dar al-hadiz.
  • Saduq, Muhammad Ibn 'Ali Ibn Babawayh, 'Uyun ajbar al-rida. Teherán: Intisharat a'lami.
  • Saduq, al-Jisal. Qom: jami'a mudarrisin.
  • Sayyed Ibn Tawuus, 'Ali Ibn Musa, Farhat al-Qari.
  • Sayyed Qutb, Fi zilal al-Qur'an. Beirut: Dar al-shuruq.
  • Shahidi, 'Ali az zaban-i' Ali. Teherán: Daftar Nashr farhang Islami, 1379 S.
  • Shahidi, Zistnamay Imam 'Ali. En: Danishnamayi imam 'Ali. Teherán, 1380 S.
  • Shahristani, Muhammad ibn 'Abd al-Karim. Al-Milal wa al-nihal. editado por: Sayyed Muhammad Gilani. Beirut: Dar al-ma'rifa.
  • Sharif al-Radi. Nahyul Balaga. una colección de cartas, sermones y refranes del Imam 'Ali. Teherán: Ilmi farhangi, 1378 S.
  • Shaybani, Ahmad Ibn Hanbal, Musnad ahmad Ibn hanbal Beirut: Dar ihya 'al-Turaz al-'arabi.
  • Sheij Al Mufid, Al Irshad. Qom: mu'assisa al al-bayt.
  • Sheij al-Mufid, al-Ijtisas. editado por: 'Ali Akbar Qaffari. Beirut: Dar al-mufid.
  • Shushtari, Qadi Nur Allah. Majalis al-Mu'minin. Teherán: Kitab furushi islamiyya.
  • Shushtari, Qadi Nur Allah. Qamus al-rijal. Teherán: Markazi nashri Kitab.
  • Suyuti, Jalal al-din, Abd al-Rahman Ibn Abi Bakr, Al-Durr al-manthur. Beirut: Dar al-ma'rifa.
  • Suyuti, Jalal al-din, Abd al-Rahman Ibn Abi Bakr, Tarij al-julafa. La Meca.
  • Tabataba'i, Al-Mizan fi tafsir al-Qur'an. Qom: Jami'a-yi mudarrisin.
  • Tabrisi, Fadl Ibn Hasan, Majma 'al-Bayan fi Tafsir al-Corán. Beirut: mu'assisa al-a'lami.
  • Ya'qubi, Ahmad, Tarij ya'qubi. Teherán, 1378 s.
  • Zaqafi, Ibrahim Ibn Muhammad, al-Qarat. editado por: Muhaddith Urmawi.
  • Zubaydi, Muhammad Ibn Muhammad Murtada, Taj al-arus. editado por: 'Ali Shiri. Beirut: Dar al-fikr.