Principios fundamentales del Islam

Islam
کتیبه مسجد.png

Los Principios fundamentales del Islam (árabe: أصول الدین; Usul al-Din), también conocidos como ”Pilares de la religión” son un conjunto de creencias esenciales en el Islam en los que todo musulmán debe creer. En otras palabras, si alguien niega uno de estos Principios, no es considerado un musulmán verdadero.
Según la Escuela Shia, los Principios fundamentales de la religión son cinco: El Monoteísmo (Tawhid), la Profecía divina (Nubuwwat), la Justicia de Dios (‘Adl), el Imamato y la Resurrección. Sin embargo, los sunitas no consideran los dos Principios de Justicia e Imamato entre los Principios fundamentales de la religión.
La mayoría de los Sabios Islámicos creen que los musulmanes no deben seguir e imitar a nadie en los Principios fundamentales de la religión; sino que deben estudiarlos hasta concebirlos a través de su razón. Sin embargo, para otros temas religiosos; como las leyes prácticas del Islam, sí está permitido seguir a los Sabios Islámicos y adoptar sus opiniones.

Los Principios fundamentales del Islam en el Shiísmo y el Sunnismo

En la Escuela Shi’a:

En el Sunnismo

Principios fundamentales del Islam en el Corán y la Sunna

En las fuentes islámicas existen numerosos hadices que mencionan los Principios fundamentales del Islam. Por ejemplo, se ha narrado en un hadiz que una persona le preguntó al Imam Sadiq (P) ”¿Cuáles son las creencias esenciales del Islam? y el Imam (P) respondió: ”La declaración de la creencia en la Unicidad de Dios, la Profecía del Profeta (PBD), dar fe en todo lo que se ha revelado de parte de Dios, pagar el Azaque y aceptar el Wilayat de la progenie de Muhammad (PBD).[1]
En otro hadiz, el Imam Baqir (P) dijo: ”El Islam tiene cinco pilares que son: la Oración, el Azaque, el Ayuno, el Hayy y el Wilayat.” El Imam (P) entonces continuó, que entre estos principios la creencia en el Wilayat tiene más importancia.[2]
Tales hadices, demuestran el hecho de que algunas creencias islámicas son tan importantes que el rechazo a uno de ellos implica la negación del Islam.

Certeza o conjetura acerca de los Principios fundamentales de la religión

No hay desacuerdo entre los Estudiosos Islámicos sobre la necesidad de creer en los Principios fundamentales del Islam, pero la diferencia de opinión surge en el hecho de que si creer en los Principios fundamentales del Islam necesita basarse en la certeza absoluta o si el conocimiento conjetural es suficiente; aunque la persona no tenga certeza acerca de ellos.
La mayoría de los Estudiosos Musulmanes creen que la creencia en los Principios fundamentales del Islam necesita estar basada en la certeza; ya que la fe con dudas y conjeturas no es suficiente.[3]

Investigación o imitación acerca de los Principios fundamentales de la religión

Existen diferentes opiniones entre los Sabios Islámicos sobre el hecho de que si la creencia en los Principios fundamentales del Islam debe ser obtenida a través del razonamiento o si la adopción de las opiniones de otros es suficiente.
La mayoría de los estudiosos creen que la adopción de las opiniones de los demás no es permisible con respecto a la creencia en los Principios fundamentales del Islam; ya que esta creencia debe ser obtenida a través del estudio e investigación hasta que cada persona alcance certeza acerca de ellos. [4]

Los Principios fundamentales del Islam desde el punto de vista de la Escuela Shi’a

Monoteísmo

El Monoteísmo es la creencia primordial del Islam.[5] Este Principio significa que Dios tiene una esencia única; y no hay ningún ser semejante a Él. Él no necesita de ninguna otra persona; mientras que otros seres necesitan de Él. Dios es el único que es digno de adoración. Según la Doctrina Shia, la Esencia de Dios no necesita de ningún componente; incluso los Atributos de Dios no son algo fuera de Su esencia.

Justicia Divina

La Justicia Divina consiste en creer en el hecho de que Dios es justo y cada criatura recibe sus derechos en proporción con sus habilidades y cualificaciones. Según este Principio, Dios no remueve los derechos de nadie; ni da los derechos de una persona a otra; ni discrimina entre las personas. Él nunca castiga a aquellos que hacen el bien; ni alienta a aquellos que hacen el mal.[6] Es de hacer notar; que algunas Escuelas Sunitas como los Ash’aritas no creen en este Principio.

Profecía

El Principio de la Profecía se refiere a la creencia en los Profetas (P) divinos y los mensajes que han traído de parte de Dios para guiar a los seres humanos. La misión de la Profecía comenzó desde el Profeta Adán (P) y llegó a su fin tras la Profecía del Profeta Muhammad (PBD). De acuerdo con algunas narraciones islámicas, a lo largo de la historia han sido enviados ciento veinticuatro mil Profetas. Con el fin de preservar y predicar la religión de Dios.

Imamato

El Imamato es la creencia en el hecho de que después del Profeta Muhammad (PBD), sus verdaderos Sucesores, es decir; los Imames Infalibles (P) están a cargo de preservar y predicar la religión y que ellos tienen el liderazgo de la Sociedad Islámica; tanto en los asuntos religiosos como en los asuntos mundanos. Los Imames Infalibles (P) son doce hombres de la familia del Profeta Muhammad (PBD) que de acuerdo con la Escuela Shiíta, el primeo de ellos, es el Imam Alí (P) y el último es el Imam Mahdi (P) quien se levantará en los últimos tiempos.

Resurrección

El Principio de la Resurrección es la creencia en que Dios resucitará a los seres humanos en el más allá. Según este Principio, todos los seres humanos serán resucitados en el día del Juicio y recibirán las recompensas y los castigos de sus obras. De acuerdo con las aleyas del Sagrado Corán y las narraciones islámicas, la Resurrección tomará lugar en los dos aspectos; en la forma espiritual y en la forma física.

Notas

  1. Kulayni, tomo 2, págs. 19-20
  2. Kulayni, tomo 2, pág. 18
  3. Haqa’iq al-Iman, pág. 56
  4. Sayyed Murtaza, págs. 164-165
  5. Motahhari, Ashnai ba Qor’an, tomo 2, pág. 98
  6. Motahhari, Maymu’e Asar, tomo 3, pág. 99

Bibliografía

  • Kulayni, Muhammad, al-Kafi, Teherán, 1388 hégira solar.
  • Motahhari, Mortaza, Maymu’e Asar, Teherán, 1375 hégira solar
  • Sayyed Murtaza, Ali, al-Zajira, Qom, 1411 hégira lunar.
  • Shahid Sani, Zain al-Din, Haqa’iq al-Iman, Qom, 1304 hégira lunar.
Leer en otro idioma