Islam
کتیبه مسجد.png

Tawal-li (en árabe: تولّی) es una expresión común en la fe Shia que significa amar a los amigos de Allah como el Profeta (PBD), Ahlul-Bait (P) y sus seguidores.
La palabra Tawal-li es el antónimo de Tabarri (otra expresión común en la fe Shia que significa aborrecer a los enemigos de Allah). En las narraciones islámicas, Tawal-li es mencionado como una de las obligaciones más importantes de todo musulmán(a),[1] la cual se considera uno de los pilares de la fe. [2]
Según la doctrina shiíta, Tawal-li y Tabarri son dos condiciones esenciales para la aceptación de las obras y súplicas ante Dios. Según las narraciones, las acciones de la gente no serán aceptadas sin tener Tawal-li y Tabarri. La Ziarat de Ashûra es una muestra y un buen ejemplo donde se vislumbra fácilmente la obra de Tawal-li (la amistad con los amigos de Allah) y Tabarri (la enemistad con los enemigos de Allah).
Tawal-li y Tabarri son dos de las diez ramas de la religión del Islam Shia.

Contenido

Terminología

El término Tawal-li en árabe es derivado de la raíz “Wali” que tiene diferentes significados como amigo, ayudante y tutor. Entonces, Tawal-li podría tener dos significados: aceptar la amistad o aceptar la tutoría.
En las enseñanzas de la fe Shia, Tawal-li significa confirmar y aceptar el Wilayat de Allah, del Profeta (PBD) y de los Imames infalibles (P).

Tawal-li desde la perspectiva del Corán y las narraciones

En el Sagrado Corán

El amor por el Profeta (PBD), por Ahlul-Bait (P) y por otros creyentes es una de las cuestiones en las cuales se ha hecho mucho hincapié en el Sagrado Corán. Por ejemplo, las aleyas siguientes aluden al respecto:
1- «Di: No os pido recompensa por ello, excepto el amor a los familiares.»[3] (Corán: 42: 23)
En esta aleya, el amor por los familiares (Ahlul-Bait) del Profeta (PBD) es presentado como la recompensa de su profecía.
2-«En verdad, vuestros amigos y protectores son solamente Dios y Su Mensajero, y aquellos que tienen fe, que hacen la oración y dan limosna mientras están inclinados rezando.»[4] (Corán: 5: 55)
Esta aleya alude al Wilayat de Allah, del Profeta (PBD) y de los creyentes verdaderos como los Imames (P).
3- «¡Oh, creyentes! No toméis por amigos a una gente con la que Dios está disgustado. Ciertamente, ellos han desesperado de la otra vida igual que los que no creen han desesperado de la gente de las tumbas.»[5] (Corán: 60: 13)
Esta aleya impide a los creyentes hacer amistad con los enemigos de Allah.
4-«Y entre la gente, hay quienes toman a otros, aparte de Dios, y les aman como sólo se ama a Dios. Pero los creyentes a quien más aman es a Dios.»[6] (Corán: 2: 165)
Se ha hecho hincapié en esta aleya que el Wilayat es exclusivamente para Dios.
5-«¡Oh, los que sois creyentes! No toméis a vuestros padres y hermanos por amigos si ellos prefieren la incredulidad a la fe, y quienes de vosotros les tomen por amigos, esos serán (también) opresores.»[7](Corán: 9: 23)
De estas aleyas, se concluye, que los creyentes deben amar por la causa de Dios y aborrecer por Él.

En las narraciones

En muchas narraciones islámicas, se menciona cómo el amor por Ahlul-Bait (P) y especialmente por el Imam Alí (P) es considerado obligatorio para los musulmanes. Por ejemplo, el Sayyed Hashim Bahrani ha trasmitido 95 narraciones de las fuentes sunnitas[8] y 52 narraciones de las fuentes shiítas[9] a este respecto. También, Fazl Ibn Ruzbahan menciona que incluso los sunnitas creen que es obligatorio para cualquier creyente amar al Profeta (PBD) y a su familia, y también es obligatorio aborrecer a sus enemigos. Él añade que quien no acepta el Wilayat de ellos y tampoco aborrece a sus enemigos, no es creyente. [10]
El Imam Rida (P) dijo en una narración:
“La perfección de la religión es tener nuestro Wilayat y aborrecer a nuestros enemigos." [11] [12]
Según las narraciones, Tawal-li tiene efectos positivos para el hombre en esta vida y en la otra. Se consideran sus efectos en la vida mundanal: la piedad, la motivación desmedida por las buenas obras, el arrepentimiento antes de la muerte, la generosidad y cumplir con los mandatos de Dios. Se consideran sus efectos en la otra vida: la salvación de la persona del fuego infernal, su “libro de obras” entregado en la mano derecha, un rostro brillante y la entrada al Paraíso sin demoras.[13]

La filosofía de Tawal-li y Tabarri

Al respecto, Murtaza Mutahari escribe sobre la filosofía de Tawal-li y Tabarri:
El creyente debe poseer dos características importantes: tener atracción y repulsión; debe observar claramente cuáles son los límites que lo distinguen de los hipócritas, infieles y politeístas. En esto, la filosofía de Tawal-li y Tabarri es una guía para determinar nuestra posición respecto a los creyentes e infieles. Esto significa que el creyente no debe ser indiferente a la verdad y a la falsedad. No se puede aceptar de parte del creyente que diga creemos en Dios y actuamos según los principios religiosos, pero simultáneamente tenga un mismo tipo de comportamiento con toda la gente (ya sea fiel o infiel).[14]

Tawal-li y Tabarri, dos asuntos inherentes entre sí

Según la filosofía de Tawal-li, este concepto siempre está interrelacionado con el asunto de Tabarri, de no ser así, no sería efectivo. En otras palabras, seguir un camino significa necesariamente evitar tomar los desvíos.

Tawal-li y Tabarri en la doctrina shiíta

Tawal-li es un tema que ha sido estudiado, analizado y explicado en varias ramas de los estudios islámicos como la jurisprudencia, la ciencia de Kalam y la ética islámica. Especialmente, en la cultura shiíta, se hace hincapié en que Tawal-li y Tabarri son dos condiciones esenciales para la aceptación de las obras y súplicas a Dios.
En la jurisprudencia shiíta, Tawal-li y Tabarri se consideran ramas de la religión.[15]
En la ética islámica, se ha hecho mucho énfasis en estos dos asuntos. Al respecto, Jaye Nasirud-Din Tusi en su libro “Ajlag Muhtashami” (un libro de ética islámica) ha dedicado un capítulo a los asuntos de Tawal-li y Tabarri.

Tawal-li en la práctica

Sheij Yusof Bahrani menciona: “Desde que el asunto de Tawal-li tiene un grado de importancia muy alto en las narraciones islámicas, se concluye que el amor por Ahlul-Bait (P) en verdad se refleja en la aceptación de su Imamato y liderazgo.”[16]
El amor por los amigos de Allah tiene diferentes niveles; y queda claro que en su nivel más alto, el resultado de la obra con Dios por el amor a ellos será la obediencia a ellos.
En el caso del amor puro y verdadero por los Imames (P), se confirma cuando se ve reflejado en la aceptación de todos sus mandatos; especialmente, cuando se cumple su liderazgo en todos los aspectos. Quien los ama, debe aceptar que ellos son infalibles y que son asignados de parte de Dios y Su profeta (PBD) en esta posición; y por lo tanto, es obligatorio obedecer sus mandatos. De allí se desprende la importancia que en algunas narraciones, el Wilayat se ha presentado como una de los pilares más importantes del Islam junto a la oración, el Azaque, la peregrinación y el ayuno. [17]

Niveles de Tawal-li

El concepto de Tawal-li consta de tres etapas y niveles:
Aceptar el Wilayat (la jefatura) de Dios, del Profeta (PBD) y de Ahlul-Bait (P).
Amar a Dios, a todos los profetas (P) y a los Catorce Infalibles (P).
Amar a los creyentes y amigos de Allah.
Sobre este asunto, dijo el Imam Baqir (P): “Si quisieras saber si eres una buena persona, tienes que mirar en tu corazón. Si amas a las personas obedientes a Dios y aborreces a los pecadores, sabe que eres bueno y que Dios te ama. Pero si odias a las personas obedientes a Dios y amas a los pecadores, no valdrás nada y Dios te aborrecerá.”[18]

L a presencia de Tawal-li y Tabarri en la Ziarat de Ashûra

La Ziarat de Ashûra es una súplica que tiene un sentido muy especial. Y en nuestro caso en cuestión, es un buen ejemplo para expresar la presencia de Tawal-li y Tabarri en los textos shiítas. En esta súplica se evidencian varias frases acerca de la aceptación del Wilayat de Ahlul-Bait (P) y el amor a ellos. Al mismo tiempo, se evidencian frases que rechazan cualquiera amistad con los enemigos de Ahlul-Bait (P). A continuación se mencionan algunas de ellas:
¡Oh Aba Abdil-lah! Ciertamente estoy en paz con quienes son pacíficos con vosotros, y estoy en guerra contra quienes os combaten, hasta el Día de la Resurrección. [19]
¡Oh, Aba Abdil-lah! Ciertamente me aproximo a Dios, a Su Mensajero, al Príncipe de los Creyentes, a Fátima, a Hasan y a ti, a través del leal apego hacia ti. Y a través de desentenderme de quien te combatió y dispuso la guerra contra ti.[20]

Notas

  1. Nuri, Wasa’il a-Shia, tomo 16, pág. 176
  2. Al-Hada’iq Al-Nazira, tomo 18, pág. 423
  3. قُل لَّا أَسْأَلُکمْ عَلَیهِ أَجْرًا إِلَّا الْمَوَدَّةَ فِی الْقُرْبَیٰ
  4. إِنَّمَا وَلِیکمُ اللَّـهُ وَرَسُولُهُ وَالَّذِینَ آمَنُوا الَّذِینَ یقِیمُونَ الصَّلَاةَ وَیؤْتُونَ الزَّکاةَ وَهُمْ رَاکعُونَ
  5. یا أَیهَا الَّذِینَ آمَنُوا لَا تَتَوَلَّوْا قَوْمًا غَضِبَ اللَّـهُ عَلَیهِمْ قَدْ یئِسُوا مِنَ الْآخِرَةِ کمَا یئِسَ الْکفَّارُ مِنْ أَصْحَابِ الْقُبُورِ
  6. وَمِنَ النَّاسِ مَن یتَّخِذُ مِن دُونِ اللَّـه‌اندادًا یحِبُّونَهُمْ کحُبِّ اللَّـهِ ۖ وَالَّذِینَ آمَنُوا أَشَدُّ حُبًّا لِّلَّـهِ ۗ
  7. یا أَیهَا الَّذِینَ آمَنُوا لَا تَتَّخِذُوا آبَاءَکمْ وَإِخْوَانَکمْ أَوْلِیاءَ إِنِ اسْتَحَبُّوا الْکفْرَ عَلَی الْإِیمَانِ ۚ وَمَن یتَوَلَّهُم مِّنکمْ فَأُولَـٰئِک هُمُ الظَّالِمُونَ
  8. Bahrani, Qaiat al-Maram, tomo 6, págs. 46-71
  9. Ibíd, págs. 72-91
  10. Fazl Ibn Ruzbahan, pág. 300
  11. ‌کمالُ الدّینِ وَلایتُنا وَالبَراءَةُ مِن عَدُوِّنا‌
  12. Maylisi, Biharul Anwar, tomo 27, pág. 58
  13. Maylisi, Biharul Anwar, tomo 27, págs. 78-79
  14. Mutahari, pág. 145
  15. Wasa’il sl-Shiah, tomo 16, pág. 176
  16. Bahrani, Shahab, al-Saqib, pág. 144
  17. Barqi, Mahasin, tomo 1, pág. 286
  18. Kuleini, al-Kafi, tomo 2, pág. 127
  19. یا اَباعَبْدِاللهِ اِنّی سِلْمٌ لِمَنْ سالَمَکمْ وَحَرْبٌ لِمَنْ حارَبَکمْ اِلی یوْمِ الْقِیامَةِ
  20. یا اَبا عَبْدِاللهِ اِنّی اَتَقَرَّبُ اِلی اللهِ وَ اِلیٰ رَسُولِهِ، وَاِلیٰ امیرِالْمُؤْمِنینَ وَ اِلیٰ فاطِمَةَ، وَاِلَی الْحَسَنِ وَ اِلَیک بِمُوالاتِک، وَبِالْبَرائَةِ مِمَّنْ قاتَلَک وَ نَصَبَ لَک الْحَرْبَ؛

Bibliografía

  • El Sagrado Corán.
  • Bahrani, Hashim, Qaiat al-Maram, Beirut, 2001.
  • Bahrani, Yusof, al-Shahab al-Saqib, Qom, 1377 hégira solar.
  • Barqi, Ahmad, al-Mahasin, Qom, 1331 hégira solar.
  • Fazl ibn Ruzbahan, Wasilat al-Jadim, Qom, 1375 hégira solar.
  • Kuleini, Al-Kafi.
  • Mafatih al-Yinan.
  • Maylisi, Biharul Anwar.